Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 12 4 2005 Sociedad 51 SEDE VACANTE EN EL VATICANO La Santa Sede abrió ayer las puertas de la Casa Santa Marta. Unas modernas instalaciones que, en tiempos, sirvieron de albergue para enfermos y perseguidos por el fascismo El hotel de los cónclaves JESÚS BASTANTE ENVIADO. ESPECIAL La canonización de Juan Pablo II por aclamación podría ser válida EFE ROMA. El secretario de la Congregación para las Causas de los Santos, el arzobispo Edward Nowak, considera verosímil que el nuevo Papa pueda canonizar a Juan Pablo II este mismo año y aventura como marco ideal el Sínodo de Obispos previsto para el mes de octubre. En declaraciones al periódico Corriere della Sera Novak señala que el Pontífice que saldrá del cónclave que comienza el próximo lunes podría reconocer como válida la aclamación popular, al grito de ¡Santo, ya! durante sus funerales, pese a que se trata de una regla de la antigua Iglesia hoy en desuso. No obstante, precisa que no es la Iglesia la que canoniza, ni ayer ni hoy, sino el pueblo que reconoce y confirma la santidad de una persona. La primera iniciativa es siempre popular, lo que se llama fama de santidad Edward Nowak añade que el procedimiento en vigor lo han establecido los papas y es el nuevo Papa el que tiene la plena autoridad de derogarlo. No es necesario que espere al juicio de la Congregación para las Causas de los Santos, con todas sus etapas El proceso habitual pasa primero por la beatificación, que sólo se puede abrir cinco años después de la muerte, y prosigue con la canonización, pero el Papa tiene la potestad de proclamar santos directamente, en casos excepcionales. Es necesario documentar al menos un milagro acaecido tras la muerte de Juan Pablo II, pero considera que los señalados hasta ahora son tantos, casi diarios, que no será difícil que surjan nuevos ROMA. 106 suites y 22 habitaciones simples. Ésta es la distribución de la Casa Santa Marta, residencia reconstruida por Juan Pablo II para albergar a los cardenales que habrán de participar en el Cónclave para elegir a su sucesor al frente de la Iglesia. La mayor parte de los cardenales llegados al Vaticano tras la muerte del Pontífice ya se encuentran alojados en la Domus Sanctae Marthae administrada por las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl. A partir del próximo lunes, este moderno hotel en pleno centro del Vaticano será, junto a la capilla Sixtina, el centro de las miradas de todo el mundo. En la Casa Santa Marta, los 115 cardenales electores. Ayer, la oficina de información de la Santa Sede mostró a los periodistas acreditados en el Vaticano un completo vídeo de las instalaciones de la residencia de los príncipes de la Iglesia durante el Cónclave, así como el recorrido, de apenas un kilómetro, que dos veces al día habrán de recorrer los cardenales para llegar a la capilla Sixtina, donde se realizarán las elecciones. Según se informó en la filmación, los purpurados serán trasladados en un minibús, que pasará por la Iglesia de Santo Stefano de los abisinios y la Vía delle Fondamenta. Una de las habitaciones de la Residencia Santa Marta adscritas a los servicios de comedor y de limpieza Todas deberán recibir la aprobación previa del Camarlengo. Junto a estos detalles, la Santa Sede mostró las nuevas urnas en las que los cardenales depositarán su voto, siguiendo las directrices marcadas por Juan Pablo II en la constitución Universi Dominici Gregis Dichas urnas, realizadas por el escultor Cecco Bonanotte (autor de las puertas de los Mu- POOL Asistencia de enfermos Antes de convertirse en el alojamiento de los purpurados durante el Cónclave, la Casa Santa Marta había sido una Fundación, constituida por el Papa León XIII, quien en 1891 decidió destinar un espacio en el interior del Vaticano para la asistencia a los enfermos de la epidemia de cólera que durante aquellos días atacaba a varias ciudades italianas. Durante la Segunda Guerra Mundial, en Santa Marta fueron acogidos prófugos judíos, así como embajadores de países que habían roto relaciones diplomáticas con la Italia de Mussolini. Según informó ayer la Santa Sede, en 1996 Juan Pablo II publicó un chirógrafo texto escrito a mano por el Pontífice, en el que suprimía la obra de su antecesor, instituyendo otra fundación que habría de dedicarse a ofrecer hospitalidad, en espíritu de auténtica fraternidad sacerdotal, al personal eclesiástico en servicio a la Secretaría de Estado y, en los límites de lo posible, a los otros Dicasterios de la Curia Romana, así como a los Cardenales y a los Obispos de paso por la Ciudad el Vaticano Durante el Cónclave, junto a los cardenales electores también podrán permanecer en la Casa Santa Marta algunos religiosos de varias lenguas para las confesiones, y dos médicos para eventuales emergencias. Del mismo modo, también se permitirá la entrada de un número suficiente de personas, seos Vaticanos) reemplazan a los tradicionales cálices, y están confeccionadas con plata y bronce con incisiones de símbolos bíblicos, en particular el pastor y un rebaño. Finalmente, el vídeo también muestra la vieja estufa donde se quemarán las papeletas de votación y que darán origen a la fumata que, en caso de ser de humo blanco, indicará a los fieles la elección del nuevo Pontífice. Los obispos españoles dicen que el Papa murió con fama de santo ABC MADRID. La Conferencia Episcopal Española hizo ayer público un comunicado en el que los obispos reflejan sus impresiones de lo acontecido en Roma tras el fallecimiento del Santo Padre y sobre su figura y sus años de Pontificado. Tras asistir a los funerales en el Vaticano, los miembros del Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal manifiestan haberse unido así al dolor y a la esperanza de la Iglesia y de la Humanidad, que se hicieron presentes en la Plaza de San Pedro de un modo nunca visto hasta ahora a través de numerosísimas representaciones oficiales y de millones de peregrinos, sobre todo jóvenes Lo que allí vivieron les conmovió: Hemos vuelto humanamente impresionados y espiritualmente confortados; con el alma llena de gratitud a Dios por el inmenso regalo que han sido la persona y el servicio de Juan Pablo II afirman. Sobre su figura, aseguran que el Papa ha muerto con fama de santo y destacan los esfuerzos del Santo Padre en los últimos meses: Hemos visto cómo el hombre que había comenzado su pontificado con una vitalidad extraordinaria había ido perdiendo las fuerzas físicas y cómo el pregonero universal del Evangelio se había quedado incluso sin aquella voz fuerte y bella con la que durante años había hecho resonar por todo el mundo las palabras mismas de Jesucristo: ¡No tengáis miedo! Juan Pablo II murió anunciando el Evangelio de la Vida con la elocuencia suprema de la propia vida entregada hasta su último aliento al Señor y a su Iglesia. Fue su último gran servicio a la Humanidad. Fue la última verificación de su fama de hombre de Dios En lo que a sus 26 años de ministerio se refiere, la Conferencia Episcopal destaca su inmensa actividad apostólica y la aplicación del Concilio Vaticano II, y no pasan por alto sus cinco visitas a España que han supuesto para nuestras Iglesias un impulso decisivo en la verdadera renovación conciliar Y añaden: España evangelizada podrá ser así también evangelizadora, como el Papa deseaba Recogemos el desafío Tras recordar a tantos santos y beatos que proclamó Juan Pablo II, la nota afirma que el mundo necesita santos. Podemos decir que lo hemos visto estos días de manera especial. Recogemos el desafío y la invitación que para todos supone la palabra y la vida de Juan Pablo II Sobre el Cónclave, los obispos dicen que encomiendan a la Iglesia y en particular la elección del nuevo Papa a la intercesión de María. Bajo su protección materna, miramos con confianza el futuro