Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 12 4 2005 Internacional 25 Gran Bretaña abre su campaña electoral con los límites tories a la inmigración Los conservadores propugnan el no a la Constitución europea EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. La campaña electoral para las elecciones británicas del próximo 5 de mayo comenzó ayer en medio de la discusión, entre la ciudadanía y la propia clase política, sobre los rígidos límites a la inmigración que defienden los conservadores. Ha habido demasiados temas tabú para los políticos. No es racista hablar de inmigración. No es racista querer poner un límite fueron las palabras repetidas durante el fin de semana por el candidato tory Michael Howard, que ayer se vio atacado por estas declaraciones tan directas desde los demás partidos. Pero Howard volvió a llevar ayer la voz cantante, en el primer día de la campaña electoral, al adelantarse a los demás candidatos en la presentación de su programa para estos comicios. Los puntos más relevantes proponen de mayor independencia del Reino Unido con respecto a Bruselas, más disciplina en los colegios británicos y en la limpieza de los hospitales, así como la implantación de una cuota anual para la admisión de inmigrantes. Estas son las ideas centrales de los conservadores, convencidos de que esos son los campos en los que se encuentran en ventaja sobre los laboristas, y convencidos también de que el electorado sabrá apreciarlo. los conservadores en las últimas semanas, no lo es predecir que estas elecciones serán más disputadas que las dos últimas ediciones, celebradas en 1997 y 2001, que constituyeron poco menos que un paseo para Blair. El primer ministro, por su parte, comenzó ayer la campaña electoral en compañía del canciller del Tesoro, Gor- don Brown, con el que durante dos días comparecerá en todos los actos programados, con el fin de reforzar la imagen de unidad interna del partido laborista. Para los laboristas, las encuestas no constituyen todavía una gran preocupación, ya que el desgaste experimentado a causa del conflicto de Irak parece menor de lo esperado. Michael Howard AFP Referéndum antes de octubre En su intervención, Howard reiteró el compromiso de su partido a promover el no en el referéndum británico sobre la Constitución europea, que se celebraría en un plazo de seis meses tras las elecciones- -antes del 5 de octubre próximo- -si los conservadores ganan las elecciones. El Gobierno, por su parte, aún no ha fijado una fecha para la consulta anunciada por Tony Blair, pero se estima que se convocaría para dentro de un año, con el fin de tener tiempo para cambiar la actual actitud mayoritaria de los británicos en contra de la Constitución. En contraposición a Howard, Blair expresó su fe europeísta y mantuvo su defensa de entrada en el euro, aunque dio a entender que esto aún queda lejos. En relación a la moneda común europea, Howard reclamó el mantenimiento de la libra esterlina como moneda propia y de la independencia del Banco de Inglaterra respecto al Banco Central europeo, en un discurso ajustado al mayoritario euroescepticismo de los tories Howard se vio animado en su intervención por las últimas encuestas, que detectan una aproximación en la intención de voto entre los dos principales partidos; incluso el sondeo del conservador The Daily Telegraph los sitúa a la par. Si el empate parece exagerado aun admitiendo la franca recuperación de