Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional MARTES 12 4 2005 ABC El Gobierno abre la puerta a que los expedientes y órdenes de expulsión sirvan para lograr los papeles Los inmigrantes podrán empadronarse si presentan documentos públicos fehacientes b La figura del empadronamien- to por omisión ya existía. Ahora se traslada la patata caliente a los ayuntamientos, que en un mes deberán resolver las peticiones CRUZ MORCILLO, PABLO MUÑOZ MADRID. El Gobierno ha decidido flexibilizar los trámites para el acceso al proceso de regularización de sin papeles al permitir la figura del empadronamiento por omisión Se trata de que aquellos inmigrantes irregulares que residían en España antes del 8 de agosto del pasado año, y que sin embargo no estaban inscritos en el padrón bien por miedo a ser localizados por la Policía o porque algunos ayuntamientos se lo impedían, puedan obtener el certificado correspondiente si presentan documentos públicos fehacientes En ese caso, y si cumplen con el resto de requisitos- -tener un contrato de trabajo y carecer de antecedentes penales- podrán obtener los papeles. Paradójicamente, con esta medida, acordada ayer en una reunión de más de dos horas celebrada por el Ministerio de Trabajo y los agentes sociales- -UGT, CC. OO y CEOE- se abre la puerta a que los expedientes administrativos y las órdenes de expulsión sirvan para acogerse al empadronamiento por omisión y, por tanto, para obtener los papeles. Según las fuentes consultadas, ya en las regularizaciones de 2000 y 2001 muchos ilegales acudieron a la Policía para pedir sus expedientes y demostrar así el tiempo de estancia en España. En realidad, no hay un documento más seguro que ese afirman las mismas fuentes, aunque en el Ministerio de Trabajo un portavoz aseguraba ayer por la tarde que no se había decidido nada al respecto. Un inmigrante marroquí realiza sus oraciones mientras hace cola en el consulado de Valencia ta caliente a los ayuntamientos, que tendrán que decidir en apenas un mes sobre las peticiones, una vez que se conozcan los documentos que serán válidos para beneficiarse del empadronamiento por omisión No hay que olvidar que el proceso de regularización finaliza el próximo mes, por lo que quizá haya que hacer alguna ampliación del plazo, aunque no hay decisión en este sentido. En cualquier caso, la iniciativa responde a las reiteradas peticiones de asociaciones de inmigrantes y sindicatos, del Defensor del Pueblo y del Consejo General de la Abogacía, en el sentido de poder aportar un documento distinto al certificado de empadronamiento para probar la estancia en España antes del 8 de agosto de 2004. Jesús Caldera, que leyó el acuerdo alcanzado con los agentes sociales, su- MIKEL PONCE Reacciones El portavoz de la Asociación HispanoEcuatoriana Rumiñahui, Raúl Jiménez, consideró ayer penoso que el Gobierno no haya escuchado antes a las organizaciones sociales, cuando le advertían de los riesgos y debilidades del proceso de regularización de inmigrantes y que haya esperado hasta ahora para emprender una flexibilización que permita la normalización de los no empadronados. El presidente de ATIME, Mustafá Mrabet, lamentó que el Gobierno haya adoptado tan tarde la medida. Según Mrabet, esta flexibilización llega un poco tarde porque queda muy poco tiempo para que finalice el plazo de normalización (el próximo 7 de mayo) En cualquier caso, puntualizó, es positivo que la decisión haya llegado: Mejor tarde que nunca Ya existe la figura El mecanismo de empadronamiento por omisión ya existe en el ordenamiento jurídico. Ahora lo que se va a hacer es regular qué documentos servirán para acceder a él y, por tanto, al proceso de regularización. El ministro Caldera aseguró que para que se aplique de forma homogénea y con suficientes garantías la propuesta se trasladará al Consejo de Empadronamiento, que será el que finalmente determine los que pueden utilizarse. El Consejo de Empadronamiento es un organismo colegiado en el que participa el Instituto Nacional de Estadística y la Federación Española de Municipios y Provincias, junto a los ministerios de Administraciones Públicas y Exteriores. Además de, en su caso, los ya citados expedientes y órdenes de expulsión, es probable que sirvan las tarjetas sanitarias, los visados de entrada o los contratos de alquiler. Las fuentes consultadas afirman que el Gobierno ha trasladado la pata- brayó que la aplicación del empadronamiento por omisión siempre será sobre la base de considerar que el certificado del padrón es requisito imprescindible para obtener los papeles. La Mesa de Diálogo Social valoró además muy positivamente el desarrollo en sus dos primeros meses del proceso de normalización a nivel organizativo y de resultados: más de 300.000 solicitudes presentadas, acompañadas de sus contratos de trabajo, lo que supone multiplicar por tres el número de peticiones del primer mes. Sin embargo, las fuentes consultadas creen que la figura del arraigo laboral no funciona como se preveía, porque algunos empresarios prefieren desvincular la regularización del contrato de trabajo; es decir, quieren que haya muchas personas en situación legal y luego emplearlas. Caldera provoca un efecto llamada, de alarma y de fraude Ana Pastor, secretaria de Política Social y Bienestar del PP, aseguró ayer a ABC que de nuevo el ministro Caldera ha generado, con la iniciativa del empadronamiento por omisión, una enorme incertidumbre entre los inmigrantes. Hay que recordar que esa figura ya existía en nuestro ordenamiento jurídico, por lo que cabe preguntarle: ¿qué documentos van a ser necesarios para acceder a ese empadronamiento? ¿de qué se trata eso de documentos públicos fehacientes y, finalmente, ¿se va a replantear esa figura? Para Ana Pastor, se trata de una decisión lamentable. Intentan llegar de la forma que sea a la cifra de 800.000 regularizados, pero eso va a acabar igual que los 800.000 puestos de trabajo prometidos en su día por Felipe González. Familias enteras están llegando a España porque creen que aquí se les va a dar trabajo y luego no es así. El Gobierno va a terminar la legislatura con una cifra récord de inmigrantes en situación ilegal Por su parte, el portavoz de Trabajo y Asuntos Sociales de CiU, Carlos Campuzano, aseguró que hay que concretar de la forma más rigurosa el acuerdo sobre empadronamiento para evitar fraudes Campuzano subrayó que como queda menos de un mes para que acabe el plazo de regularización de los trabajadores extranjeros que están en España desde antes de agosto del pasado año, hay que exigir al Gobierno la máxima movilización de recursos para que el proceso sea un éxito