Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 11 4 2005 Deportes 101 DAVID FERRER La nueva sensación del tenis español Un Grosjean pero agresivo y moderno Nadie conoce mejor a David que Javier Siles, su entrenador de toda la vida, casi un segundo padre para el tenista. Así que nadie mejor que él para presentar a la nueva perla del tenis español: Podría decirse que es un Grosjean, pero en moderno. Físicamente se parece al jugador francés porque no es muy grande (1,77) pero, sin embargo, su juego no es defensivo como el del galo. Tiene mucha aceleración. Es un jugador con muy buenas piernas y de ataque. Siempre toma la iniciativa. Es muy agresivo, resta muy delante y golpea muy rápido. El top 30 nos ha caído del cielo, porque no lo esperábamos en pistas rápidas, pero no es ninguna sorpresa porque él se adapta bien a todas las superficies y tiene buenos resultados tanto en indoor como en duras. Además, si se encuentra bien física, mental y sentimentalmente- -sobre todo en este aspecto, porque es muy familiar y le cuesta estar lejos de los suyos- -puede ganar a cualquiera porque le sobra tenis Alguna vez sí que he pensado que podría haber estado en la Davis Semifinalista en el Masters Series de Miami en superficie dura, que no es su favorita, y finalista en Valencia sobre tierra batida. Este joven (23 años) alicantino (Jávea) ha vivido dos semanas mágicas y se ha confirmado como una de las nuevas perlas del tenis mundial TEXTO: DOMINGO PÉREZ MADRID. Su principio de temporada le ha confirmado como otra baza de presente y futuro para la Armada -Ha sorprendido al mundo con esta semana mágica: semifinal en Miami y finalista en Valencia- -Lo de Miami para mí también fue una sorpresa. Si alguien me llega a decir que haría semifinales le hubiera tomado por loco. No me lo esperaba y menos en pistas rápidas. Fue una semana en la que me sentí muy cómodo. Lo de Valencia es más normal, aunque también muy especial porque llegar a la final en mi casa es muy bonito. Me queda el punto amargo de perder ante mis amigos y mi familia. ¿Su experiencia en Miami le anima a especializarse en pista dura? -A todos los efectos me sigo considerando un jugador de tierra. Es en la superficie en la que me encuentro más cómodo, pero tanto yo como los demás españoles cada día lo hacemos mejor en otras pistas. ¿No da un poco de rabia ser español, porque en cualquier otro sitio usted sería el número uno del país? -La verdad es que tenemos muchos jugadores muy buenos entre los 20 mejores del mundo o que lo han estado. Esto no es el fútbol y es normal que la atención se la lleven los Ferrero, Nadal, Moyá, Robredo... La gente conoce más a los que van a la Davis y es lógico que los que estamos del 20 para atrás lo tengamos un poco más difícil. ¿Preséntese como tenista? -Soy un jugador más de fondo de la pista. Mis puntos fuertes son la coordinación y la rapidez de piernas. Soy duro y meto muchas bolas. ¿Y como persona? -Muy normal. Muy de mi gente. Sigo teniendo los mismos amigos que cuando era pequeño. Soy de un pueblo (Jávea) y muy familiar. Me gusta mucho estar en casa, con los míos. ¿Sus aficiones? -Soy muy futbolero. Toda la familia es muy de fútbol. Siempre estamos hablando de fútbol, mucho más que de tenis. Mi padre es del Valencia, mi hermano (Javier) del Madrid, y yo del Barcelona, aunque también simpatizó con el Valencia. Pero me hice azulgrana de pequeño y lo he mantenido. Total, no vea la que liamos los tres. No paramos de discutir de fútbol. Cuando estoy fuera me gusta leer novelas. Dejé de estudiar cuando empecé en serio con el te- nis. Esto es un trabajo. Aquí también se ficha cada día. Me entreno de nueve de la mañana a dos de la tarde. Como a las dos y media. Una siesta y otra vez a entrenar de cuatro a seis. ¿Cómo empezó a jugar al tenis? -Mi padre (Jaime) empezó en el C. T. Jávea en categoría social. Mi hermano y yo empezamos a ir con él. Nos fue yendo cada vez mejor y hasta ahora. -Y tanto, se ha situado en el top 30 del mundo, la mejor clasificación de su carrera. ¿Se lo cree? -El objetivo que nos fijamos al empezar la temporada era acabar en torno al 30 (hoy podría ser el 28 o el 29 del ranking de entradas) Pero ni me lo creo ni me lo dejo de creer. Lo que importa es el puesto que tienes al finalizar la temporada. En ese sentido prefiero no cambiar de objetivos. Ahora viene la tierra europea y defiendo bastantes puntos (cuartos en Valencia y Hamburgo y tercera ronda en Roma) y lo mismo después de Roland Garros estoy el 40. Prefiero ir partido a partido y ya reajustaré mis objetivos después de París. Pero no descarto nada. -Ha hablado de la Copa Davis ¿Cree que podría haber estado en alguna convocatoria? -Es difícil decirlo. Alguna vez sí he pensado que podría haber ido, pero lo mismo que yo había estado muy bien la semana anterior, para la de la Davis había otro mejor. Me gustaría, claro, pero no me obsesiona. Es una decisión de los capitanes y, si me lo merezco y llega, pues mucho mejor. ¿Además, usted podría contar hasta como doblista? -La verdad es que a Santi Ventura, mi compañero, y a mí se nos está dando mejor de lo que pensábamos (campeones en Viña del Mar y Acapulco) Empezamos más por diversión que por cualquier otra cosa. Nos conocíamos de pequeños. Nos llevamos muy bien y disfrutamos mucho, pero de ahí a quitarles el puesto a Nadal, a Tommy o a Feliciano... Ahora en el tenis español hay muy buenos doblistas y no jugamos con la vista puesta en la Davis- -El tenis valenciano no para de sacar grandes jugadores ¿Cuál es el secreto? -Yo estuve tres años en Barcelona becado por la Federación Catalana. Me fui por una cuestión económica, porque mis padres se ahorraban así mucho dinero. No me arrepiento y se portaron fenomenal conmigo, pero creo que ahora ya no hace falta que nadie se vaya de Valencia porque aquí se trabaja igual o mejor que en cualquier otro lugar. Ferrero fue el que mostró un poco el camino. Su figura también es un poco la clave en el desarrollo del tenis en la Comunidad. La cantera, los chavales, se fijan en él. Le tienen como bandera y aspiran a ser como él. Además los técnicos que tenemos aquí son muy buenos. Ya no hace falta irse a Barcelona. Pero no es un fenómeno aislado, en Madrid y en otros sitios pasa lo mismo. Andreev logra en Valencia el primer torneo de su carrera Igor Andreev, jugador formado en la Comunidad Valenciana, logró el primer título de su carrera al vencer al alicantino David Ferrer por 6- 3, 5- 7 y 6- 3 en la final del Open de Valencia. Todo, de una forma u otra, se quedaba en casa. Ambos jugadores disputaron un comienzo de partido muy igualado en el que cada uno se anotó un set, pero el tercero fue dominado por el ruso, ya que Ferrer no pudo mantener el ritmo de juego que le llevó hasta la final. Andreev, de 21 años, verdugo de Rafa Nadal en semifinales, disputaba la tercera final de su carrera. Casablanca: Puerta (Arg. a Mónaco (Arg. 6- 4 y 6- 1. David Ferrer devuelve una bola en el partido de ayer frente a Igor Andreev ROBER SOLSONA