Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 11 4 2005 Deportes REAL MADRID- BARCELONA TRIGÉSIMA PRIMERA JORNADA 87 El Bernabéu doblegó al indomable Eto o, que salió en camilla Perdió por primera vez, marcó su noveno gol sin dedicatoria y estará seis semanas de baja J. CARLOS CARABIAS MADRID. Acomodado ya en la burguesía del fútbol, sin el vinagre reivindicativo que escuece en las entrañas, pintada su camiseta con rayas azules sobre el fondo grana, Eto o no enseña ya esa versión indomable de león sin desayunar en la sabana que lucía en tono bermellón con el Mallorca. Marcó el camerunés en el Bernabéu, como cualquiera podía presagiar sin riesgo, y no hubo liturgia salvaje en el festejo. Ni aullido en reclamo del pasado, ni saludo torero al palco ni provocación para almas sensibles. Marcó Eto o, levantó el índice para decretar que se siente el mejor o recordar que es el primero en el Pichichi, y no pasó nada. Su mensaje fue indefinido al capturar el rechace blando de Helguera, traer a la memoria que Roberto Carlos ya no es el más rápido a este lado del Mississipi y superar con sutileza a Casillas. En su noveno gol en el coliseo de la Castellana dirigió un guiño al palco mientras puño en alto volaba hacia el punto central con el balón en la mano. El templo del madridismo le había recibido con la uña afilada. No se regocijó la grada en su debut rematador, un derechazo picudo, mitad al aire mitad al esférico, que Casillas detuvo sin contratiempos. Eto o nunca olvida la cara de un portero. Mientras esperó el tiro de gracia, gravitó sobre el territorio que ocupaban Pavón y Helguera jugando como ancla. Todos los ataques de su equipo empezaban en él, siempre de espaldas al marco rival. Se lesionó solo Omnipresente en las inmediaciones de Casillas, recorrió todas las franjas del ánimo. Lamentó que su velocidad no alcanzase a recoger un centro de Gio. Rió divertido con Salgado por un choque entre ambos. Protestó airado porque a Ronaldinho le faltó, por una vez, claridad en el periscopio para ver su soledad en el segundo palo. Y señaló, palmas hacia abajo, hacia donde tenía que dirigirse el balón en otra sesión. Un tiro dulce que detuvo Casillas y un penalti que no lo fue de Beckham cerró su participación en el primer tiempo. Más desconectado del juego en el segundo, sus intervenciones fueron esporádicas. Una dejada a Giuly que topó con Casillas, un codazo de Helguera que secó un eslalon y un remate al aire antes de la jugada imprevista. Un mal giro de rodilla, sin falta del rival, que le retiró del campo, le dañó la articulación (pinzamiento que puede afectar a los ligamentos y el menisco) y le tendrá entre tres y ocho semanas en el apeadero de la Liga. Eto o se escapa de Roberto Carlos en la jugada de su gol JULIAN DE DOMINGO Luxemburgo: La diferencia fue que estuvimos más acertados JULIÁN ÁVILA MADRID. Es extraño que dos entrenadores coincidan en sus argumentaciones a la hora de analizar lo ocurrido en un campo de fútbol. Vanderlei Luxemburgo y Frank Rijkaard lo hicieron ayer en la sala de Prensa del Santiago Bernabéu. Buen partido. Reconocieron que el Madrid salió más centrado al campo; que fue más contundente en el área rival y que el Barcelona creo más ocasiones y que fue incapaz de sacar provecho a estas situaciones. El técnico del Barcelona repartió palos y parabienes para sus jugadores. En los primeros minutos hemos regalado dos goles. Dimos demasiadas facilidades en defensa y nos hemos equivocado en los marcajes. No pusimos mucha atención atrás. Cuando hablo de errores defensivos me refiero a todo el equipo. Los once jugadores tienen que buscar la pelota y en este partido he visto a demasiados jugadores del Madrid libres para recibir el balón. Nos Los madridistas huyen de la euforia y siguen dando al Barcelona como claro favorito al título de Liga Los azulgrana se lamentan de la cantidad de ocasiones de gol que desperdiciaron y se marcharon tristes por la lesión de Eto o Ausencia de euforia. Los madridistas, pese al espectacular triunfo, se han echado sobre los lomos la piel de cordero para esconder su perfil de lobo. Pese al triunfo, los jugadores siguen dando como claro favorito al Barça, pero en sus declaraciones se percibe un matiz irónico. Zidane: Ahora merecen el primer puesto, luego, ya veremos Raúl: Veo difícil la Liga. Sólo espero que no perdamos ante el Levante lo que ganamos en este partido Ronaldo: No pensamos en el Barça, sólo en el Real Madrid El entrenador del Madrid justificó la ausencia de Figo porque necesitaba a Raúl en el puesto de media punta para sacar provecho de los espacios que dejaba Mázquez a su espalda ha faltado agresividad. El Madrid tuvo ventaja al principio en el centro del campo con Beckham y Zidane gozando de demasiada libertad. No quiero dramatizar. Después de los primeros veinte minutos controlamos el juego y al rival. No hemos jugado tan mal, sólo que no hemos sabido aprovechar la cantidad de ocasiones que fabricamos. No hemos cumplido con el remate Sobre el posible golpe psicológico señaló que nosotros nunca hemos dicho que la Liga estuviese ganada. Después de este partido todo sigue igual. Tenemos ventaja y debemos seguir traba- jando. Ahora hay que ser resultadista. No hemos venido a este campo a suicidarnos, veníamos a buscar un resultado Por su parte, el técnico del Madrid fue repitiendo, con diferentes términos, el mismo análisis. Elogió la actitud y el entusiasmo de sus jugadores en el encuentro. También desveló y explicó, en una charla táctica, el motivo de la suplencia de Figo. No tengo nada contra Figo y tenía mis motivos para dejarle en el banquillo. Márquez es el encargado en el Barcelona de las labores de creación y deja muchos espacios a su espalda. Yo quería que Raúl, que es un jugador muy listo, ocupase ese espacio para buscar a los delanteros. Además, como tanto Gio como Belletti son muy ofensivos también dejan muchos espacios libres en los costados. Por ese motivo les dije a Ronaldo y a Owen que ocupasen las bandas y que se pegasen a los centrales