Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 11 4 2005 57 Toros FERIA DE ABRIL Dávila Miura y un toro de ensueño Real Maestranza de Sevilla. Domingo, 10 de abril de 2005. Décima corrida. Tres cuartos largos. Toros de Montalvo, amplios, armados y serios; destacó el muy noble 2 el sobrero de Parladé (4 bis) terciado, fue extraordinario. Dávila Miura, de azul pavo y oro. Seis pinchazos, uno hondo y descabello. Aviso (silencio) En el cuarto, estocada baja trasera (oreja) El Fandi, de rosa y oro. Estocada (petición y vuelta al ruedo) En el quinto, estocada atravesada y descabello (silencio) César Jiménez, de rosa palo y oro. Estocada rinconera pasada (silencio) En el sexto, pinchazo, media, otro pinchazo y dos descabellos (silencio) Dávila Miura cortó una oreja a un extraordinario toro de Parladé ZABALA DE LA SERNA SEVILLA. La sensación, camino de la plaza, era la de ir a revisar una película ya programada y vista. Y se cumplió el pronóstico. A Dávila Miura le embistió un sobrero de ensueño de Parladé, un dije, un tacazo, precioso. La buena mano de Eduardo, hasta para los sobreros, se confirmó una vez más, quizá por compensar el infumable, peligroso y manso primero, un buey de hechuras, pinta y comportamiento. El cuarto se rompió en el caballo, se cayó con estrépito, lesionado, y fue devuelto. Y aquí saltó el de Juan Pedro. Yo a Dávi- EFE la Miura ya lo he admirado toreando así de largo, así de asentado, así de poderoso. Lo suyo es como un noviazgo eterno con Sevilla. La joya de Domecq galopaba en la distancia larga- -la generosidad de este torero no se paga con nada, aunque luego la pague él- -y perseguía la muleta con el hocico arando el albero. Dávila dio el máximo, su tope; el juampedro también, enorme. O sea que uno estuvo muy bien y el otro, mejor. Una oreja de dos. La tarda muerte también influyó. El Fandi fue el segundo en puntuar con un toro de Montalvo de nota, aun suelto en el caballo. Metió la cara con aires caros, y Fandila, que no lo midió en banderillas en dos moviolas de ay y ejecución caída, sólo se resarció con un violinazo en lo alto y, en parte, con un muleteo en línea, a la pala y de trabajador incansable. Final de película sabido, sin que fuese aquello Casablanca que aunque sabes que el avión despega siempre crees que Ingrid Bergman se queda con Bogart. Es lo que es El Fandi, que interpretó uno de los tres quites de la tarde por chicuelinas, todos tan lejos de las de José María Manzanares que no hay lugar ni a la comparación. La vuelta al ruedo tampoco admite el contraste con la de anteayer del maestro, muy de pueblo y dominguera ésta. Se justificó El Fandi con el quinto, que no humilló, con sones noblotes y aburridos. Mejores días ha tenido con las banderillas. La exposición por los adentros revolucionó el cotarro pese a su colocación trasera. El espectáculo de sus facultades físicas cautiva, clave donde clave. César Jiménez ha sumado a su toreo, de por sí envarado, la solemnidad de Joselito, ahora su asesor artístico. Total, un rollo patatero con un toro que se dejó con sosería. Jiménez ahora ni es Jiménez ni, por supuesto, Joselito, sino un híbrido rarísimo al que la Maestranza castigó con tremenda y merecida frialdad. En el sexto la gente ya se encontraba incómoda después de casi tres horas de festejo, y encima nada apuntaba en el toro posibilidades de remontada. César Jiménez, de principio místico y serio, abrevió ante el manso, afortunadamente. Antes del the end el personal se precipitó por las escaleras, contagiado del frío ambiental y del metraje de una película con desenlace cantado, por muy bien que hubieran estado los protagonistas con la amplia corrida de Montalvo, que tampoco fue la mala del filme. Eduardo Gallo logró un trofeo en San Sebastián Eduardo Gallo cortó la única oreja ayer en San Sebastián tras protagonizar una importante actuación. El matador salmantino paseó un trofeo del sexto, un toro de imponente presencia con el que sufrió un revolcón. También Pablo Hermoso de Mendoza firmópasajes interesantes, aunque su fallo con el rejón de muerte le impidió obtener algún premio. Por su parte, Rivera Ordóñez lo tuvo muy complicado con un animal peligroso y otro muy parado. Con más de media entrada, según informa mundotoro, se lidiaron dos toros para rejones de Carmen Lorenzo y cuatro de Antonio Bañuelos, descastados y de poca fuerza. Hermoso de Mendoza, saludos y palmas. Rivera, silencio tras aviso y silencio. Gallo (en la imagen) ovación y oreja tras aviso. USOZ Lorca (Murcia) Oreja para El Cordobés EFE. Novillos de Román Sorando y Espartaco. Israel Lancho, ovación y oreja tras aviso. Alejandro Talavante, ovación y oreja. Julio Benítez El Cordobés oreja y silencio. Torremolinos (Málaga) Éxito de Cayetano ABC. Toros de Diego Puerta, Juan Pedro Domecq y Jandilla y tres novillos de Luis Algarra. Javier Conde, ovación, silencio y oreja. Cayetano, oreja, palmas y dos orejas. Tobarra (Albacete) Francisco Camino, herido ABC. El novillero Francisco Camino, que volvía a los ruedos, sufrió dos cornadas, de 8 y 15 centímetros, en el muslo derecho. Novillos de Sierra Borja y Trifillas. Rafael Ronquillo, oreja y ovación. Tomás Preciado, oreja, oreja y ovación.