Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 LUNES 11 4 2005 ABC Cultura y espectáculos Pese a que la negociación corresponde a la Consejería de Cultura de la Generalitat, en manos del PSC, ERC intenta tomar las riendas para acelerar la devolución de unos documentos que se han convertido en uno de sus objetivos simbólicos prioritarios Una rosa y un archivo por Sant Jordi TEXTO: I. ANGUERA FOTO: DANIEL G. LÓPEZ BARCELONA. El próximo día 22 el Consejo de Ministros debería aprobar el Anteproyecto de ley de retorno de los documentos del Archivo de Salamanca. Al menos, así lo anunció esta semana la ministra de Cultura, Carmen Calvo, ante la consejera de la Generalitat, Caterina Mieras, que fue la responsable de hacer público el proyecto, pese a que se trata de una iniciativa del Gobierno. Y lo que es más importante, ante el secretario general de ERC, Joan Puigcercós. El responsable del socio prioritario del Gobierno del PSOE llevaba días presionando para desbloquear una de las cuestiones clave para su formación con la vista puesta en la celebración de Sant Jordi, y dos días antes había pedido la comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno, Maria Teresa Fernández de la Vega, para explicar precisamente en qué punto se encuentra el proceso. Tras recibir el anteproyecto de ley, que ahora estudian los juristas de Esquerra, Puigcercós confía en que el proceso será rápido En declaraciones a ABC, el número dos de Esquerra explicó que según el calendario propuesto por el propio Ministerio de Cultura si la ley es aprobada rápidamente por el Consejo de Ministros, pasará al Congreso y al Senado. En unos meses la ley debe estar aprobada y el Gobierno tendrá que aplicarla. Creo que estamos sobre los plazos pactados para que el proceso se concluya este año Caldera y Puigcercós, en su último encuentro en los pasillos del Congreso Cobertura legal Fue el Gobierno quien convenció a ERC y a la Generalitat de la oportunidad de aprobar una ley sobre el retorno para dar cobertura legal a la devolución. La parte catalana aceptó la condición, pero no que ésta se convirtiera en el argumento para eternizar los plazos, convencidos desde Barcelona de que la prolongación del proceso sólo servirá para aumentar la tensión. Estamos de acuerdo en aprobar una ley que sirva para blindar la devolución argumentan desde Esquerra, pero siempre dentro de un calendario que permita completar la devolución durante esta legislatura. El retorno de la documentación de la Generalitat republicana es uno de los objetivos simbólicos más importantes para Esquerra, que se reclama heredera de esa Generalitat presidida por los republicanos Francesc Macià y Lluís Companys. Y para el Gobierno del PSOE avanzar en este terreno no deja de ser la vía para contentar a un socio del que depende su estabilidad parlamentaria y con el que tiene entre ma- Los socialistas de Castilla y León piden que no coincida con la fiesta de Villalar Carmen Calvo eligió la víspera de la fiesta de Villalar de los Comuneros para dar el visto bueno a la ley que segregará los papeles que reclama Cataluña y removió la tradicional resignación castellana. Bochornoso, humillante, desafortunado... los calificativos a la decisión del Gobierno pusieron en evidencia el ultraje sentido en Castilla y León hasta el punto de obligar al líder regional de los socialistas, Ángel Villalba, a echar mano de su paisanaje leonés con Rodríguez Zapatero para pedir directamente a Presidencia el aplazamiento del proyecto de ley y evitar el atentado contra la fiesta de Villalar: Puedo garantizar que el día 22 no se tomará ninguna decisión que pueda servir para que confrontemos de nuevo a esta Comunidad y Cataluña afirmó el socialista comprometiendo su palabra. Villalba abogó por poner sentido común a una noticia que no debió producirse nunca Pero el salmantino Jesús Caldera, que volvió a explicar en la capital charra los acuerdos del último Consejo de Ministros, se encargó de correr un tupido velo de ambigüedad. No conozco qué día se aprobará el anteproyecto afirmó el ministro de Trabajo, que desaprovechó la oportunidad de arrojar un salvavidas a su compañero de partido y explicó, no sin cierta ironía, que el Gobierno hace el orden del día los miércoles y por tanto no puedo adelantar cuándo se tomarán unas u otras decisiones Mientras, la Junta anuncia que continuará con la batalla legal para frenar el atropello al patrimonio de todos y repite: Parece mentira que aún dude alguien de que esto es un canje político en el que ERC manda nos negociaciones mucho más peliagudas, como al financiación autonómica o la reforma del Estatuto catalán. En este contexto, Esquerra ha acogido con satisfación el avance que supone la presentación del anteproyecto de ley de Calvo, pero advierten que se trata de una propuesta del Ministerio sobre la que se reservan la potestad de hacer enmiendas una vez que hayan estudiado el proyecto de ley en profundidad. Esta desconfianza de la que parte la formación republicana no tiene, sin embargo, a la ministra Calvo como principal destinataria. Esquerra ha experimentado en su propia piel el escozor de las promesas constantemente pospuestas del Gobierno Zapatero y sin duda esa experiencia ha pesado en la prudencia con la que Puigcercós acogió el jueves los avances anunciados por la ministra de Cultura. Pero más allá de las declaraciones oficiales, los republicanos reconocen extraoficialmente su falta de confianza en la forma en la que la consejera Caterina Mieras (PSC) está gestionando el proceso. De hecho, Mieras se ha convertido en el primer año de gestión del tripartito en uno de los miembros más contes-