Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional LUNES 11 4 2005 ABC elecciones vascas GERMÁN YANKE Los partidos LA LEYENDA DEL SANTO DIALOGANTE l presidente Zapatero quiere la paz en el País Vasco: el final de la violencia se ha convertido en mi gran empeño como presidente y todos los días dedico tiempo a este problema dice en la entrevista publicada este fin de semana en El Correo y ABC. Ahora sabemos mucho más de la lucha contra el terror y, tanto por reflexión como por experiencia, constatamos que el uso enérgico de los instrumentos del Estado de Derecho resulta eficaz. Poner a los terroristas a disposición de los tribunales, facilitar la acción de estos y estrangular las ramificadas y sinuosas bandas violentas, a lo que el PSOE ha contribuido con el Pacto Antiterrorista, ha sido una estrategia acertada tanto desde el punto de vista de los principios democráticos como desde el de los resultados. Convendría, por tanto, insistir en la estrategia y dedicarle el tiempo que sea necesario. Pero al presidente del Gobierno, imbuido quizá en su leyenda de entregado y santo dialogante, parece saberle a poco. En este sentido, ha venido reiterando que está dispuesto a dar una oportunidad política a Batasuna con la única condición de que reniegue de la violencia y, en la citada entrevista, añade que, calladas las armas, sabrá escuchar podrá dar muchos pasos y se pondrán en marcha mesas y hasta tablas de diálogo Resulta doblemente paradójico. Al parecer, en las circunstancias actuales la decisión de que Batasuna no concurra a las elecciones vascas corresponde a los tribunales de Justicia. Tras una declaración meramente formal- sólo tres palabras pide Zapatero- el asunto quedaría en manos del generoso presidente del Gobierno. Y, ahora, esa voluntad de diálogo infinito y de carrera emocionada hacia el futuro, se diría que revela, a juicio de Zapatero, que lo que ETA y sus secuaces pretenden es más inconveniente que pernicioso. Inconveniente, por el terrorismo. Pernicioso no tan- Ibarretxe pide a los vascos que no crean las promesas electorales de Zapatero PSOE y PP han incumplido sistemáticamente presidente de tratar a los votantes como si fueran tontos al decir que en dos años habrá un nuevo Estatuto y un referéndum M. LUISA G. FRANCO BILBAO. Juan José Ibarretxe intentó ayer contrarrestar los guiños del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al electorado nacionalista moderado, poniendo en duda su compromiso de que en dos años habrá nuevo Estatuto con un importante avance en el autogobierno y con un referéndum Ibarretxe dijo en el Kursaal de San Sebastián que en campaña vale todo incluso decir que en no sé cuanto tiempo récord vamos a tener no sé cuantos estatutos y no sé cuantas cosas Esto nos lo viene a decir como si fuéramos tontos aquí los hombres y mujeres que vivimos en este país señaló el lendakari en funciones, cuando los vascos saben perfectamente que PSOE y PP han incumplido sistemáticamente desde el Gobierno el Estatuto de Guernica y que quedan materias fundamentales aún sin transferir añadió. El candidato de la coalición PNVEA a lendakari acusó asimismo a José Luis Rodríguez Zapatero de tener una concepción medieval de la democracia ya que, según dijo, a los vascos no les tienen que conceder nada sino que serán ellos quienes decidirán cuál es el nivel de autogobierno que desean Según Ibarretxe, el jurado popular lo constituyen los 1.700.000 habitantes de la Comunidad autónoma Vasca, a quienes hay que preguntar y respetar sus decisiones, porque decir os concedo esto es una concepción democrática del siglo XIII, XIV, XV y XVI Por ello, el lendakari pidió el voto para la coalición PNV- EA para abrir un proceso de negociación que concluya con una consulta democrática en la legislatura que ahora se inicia b El lendakari acusa al E to, porque, tras el abandono de las armas, todo resulta negociable en mesas y tablas, en todo se pueden dar grandes zancadas. Tendré dos prioridades- -añade- hablar con todos los partidos y no perder la oportunidad Toda buena voluntad exige un diagnóstico adecuado y el presidente debería recordar, ya que le gusta citarle, que Mario Onaindia, que al fin y al cabo había estado en el vientre de la serpiente, insistía en que, en la hora presente, no hay en el País Vasco ningún proyecto nacionalista democrático. Recordarlo, en primer lugar, para saber qué se negocia y hacia dónde se avanza más allá de la retórica del santo laico que a todos acoge y a todos premia. El proyecto de ETA (y de Batasuna, que es el mismo) tiende al totalitarismo y a la dictadura etnicista y, precisamente por ello, la violencia forma parte de su ideología. El de Ibarretxe, como ha dicho José Antonio Zarzalejos, es el mismo por otros medios, incluida la injustificable presión antidemocrática, ya que la violencia, siempre presente como referente de lo que hay que hacer, la ejercen otros. Otros que se han convertido en socios. Quizá al presidente le cueste reparar en estas evidencias, o reconocerlas públicamente, por su preocupación teatral, es decir, por su empeño- -al que, sin decirlo, parece que también dedica su tiempo diario- -a colocarse en el escenario lejos del PP. Pero no debería pensar, a mi juicio, que el nacionalismo hace lo mismo por idénticos motivos, es decir, que el Plan Ibarretxe y sus complementos políticos cotidianos no son más que un proyecto, como dice, antagónico con el Gobierno del PP y con Aznar Es antagónico con la libertad y, si además de a la paz, dedica su cuarto de hora diario a la libertad en el País Vasco, Zapatero, irremediablemente, tendrá enfrente a todos esos nacionalistas con los que le gustaría caminar. Ibarretxe, en el mitin electoral de ayer en Rentería EFE Imaz criticó al EHAK por defender tesis como la dictadura del proletariado en pleno siglo XXI yoría absoluta. Según Imaz, se trata de una propuesta fuera de tiempo al defender tesis como la dictadura del proletariado en pleno siglo XXI. El dirigente nacionalista advirtió a su electorado que no prescinda de ningún voto y que no confíe en los pronósticos de las encuestas, porque todo está abierto y no hay nada decidido Imaz coincidió con Ibarretxe en sus críticas a los socialistas y dijo que el candidato a lendakari del PSE, Patxi López, lleva toda la campaña surfeando para no decir con quien quiere pactar tras las elecciones, cuando ya lo sabemos Imaz reiteró el mensaje que su partido repite constantemente en esta campaña electoral en el sentido de que si PP y PSE logran más votos que PNV- EA se unirán para gobernar juntos, lo que provocaría un retroceso del autogobierno Confianza en instituciones vascas Ibarretxe calificó, por otra parte, de mercancía averiada la propuesta socialista de modificación del Estatuto de autonomía y señaló que el autogobierno y el bienestar han caminado juntos en el País Vasco y que los ciudadanos de la Comunidad autónoma tienen más confianza en como gestionan las instituciones vascas que el Estado español. El presidente del PNV, Josu Jon Imaz, criticó al Partido Comunista de las Tierras Vascas, que se puede llevar los escaños que necesitaría la coalición PNV- EA para alcanzar ma- Utilizar la violencia de ETA La presidenta de EA, Begoña Errazti, acusó a PP y PSE de utilizar la violencia de ETA y el sufrimiento de todos nosotros para conseguir réditos políticos y electorales y de defender detenciones arbitrarias y torturas