Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 10 4 2005 103 Televisión y radio True es el nombre de la nueva serie que protagonizará Anne Heche para la cadena ABC. La actriz dará vida a una madre soltera que decide dejarlo todo para irse a criar a su hijo a una pequeña localidad. La noticia más contada El Global Language Monitor que recuenta en Internet el uso de palabras o frases escritas con en caracteres latinos, ha detectado 35.000 informaciones periodísticas publicadas durante las 24 horas siguientes al fallecimiento del Papa. Hasta el pasado viernes, con 75.000 informaciones y diez millones de citas en la Red, la muerte de Juan Pablo II lograba superar con creces la cobertura generada tras el tsunami en el sudeste asiático, los ataques terroristas del 11- S o el accidente mortal de la Princesa Diana en París. En comparación, durante todo el año anterior a la muerte del Papa, el heredero del trono de San Pedro generó 28.000 informaciones y 1,5 millones de citas en Internet. Dentro de todo ingente caudal de cobertura por Internet, la palabra histórico asociada a Juan Pablo II aparece más dos millones de veces, mientras que conservador aparece 1,5 millones. A juicio de Paul Payack, responsable del Global Language Monitor en la raíz de este fenómeno sin precedentes quizá se encuentra el hecho de que gente normal en todo el mundo llegó a familiarizarse con este Papa como con ningún otro legendaria revista Time en Roma. Según este veterano periodista, que una vez jubilado se convirtió al catolicismo inspirado por Juan Pablo II, por supuesto que otros Papas, en el pasado, han utilizado diferentes medios para comunicarse con el mundo. Pero este hombre ha sido el primero en entender que la Iglesia tiene una gran oportunidad para alcanzar literalmente todo el mundo a través de los medios Tim Rutten, sagaz crítico de Los Ángeles Times cree que Juan Pablo II ha logrado alterar fundamentalmente el Papado al revolucionar lo que la gente espera de un pontífice en Roma con una influencia moral en todo el mundo no registrada a su juicio desde la Alta Edad Media. El pontificado de Juan Pablo II ha sido un modelo sobre cómo diseminar un mensaje en el mundo EFE Juan Pablo II, gracias a una combinación de teología y tecnología en el mundo de la comunicación de masas, pasa a la historia como un icono de la cultura popular al frente de un púlpito globalizado El Papa de la aldea global TEXTO: PEDRO RODRÍGUEZ WASHINGTON. En el Evangelio según San Mateo (capítulo 10, versículo 27) Jesucristo encarga a sus discípulos que abandonen cualquier temeroso reparo y propaguen abiertamente su mensaje, si es preciso desde los tejados. Con una combinación única de teología y tecnología, Juan Pablo II ha sido un discípulo aventajado a la hora de propagar la doctrina de la Iglesia católica por las azoteas de la aldea global, más amalgamada que nunca con ayuda de antenas parabólicas y conexiones a Internet. A partir de su documentada afición al arte dramático, envidiable capacidad políglota, experiencias en la Polonia multiétnica anterior a la Segunda Guerra Mundial y genuina personalidad, su pontificado ha resultado al final un modelo ejemplar sobre cómo diseminar un mensaje no siempre popular en el tumultuoso mundo la comunicación de masas. El funeral, por TVE- 1 El público se decantó por la retransmisión del funeral del Papa que realizó TVE- 1 (40 de share y 1.729.000 espectadores) que alcanzó el mejor dato del año en la mañana (41,6 seguida de Telecinco (16,9 las Autonómicas (14,3 Antena 3 registró su mínimo share del curso en viernes con Ruedo Ibérico (10,7 y 390.000) -que incluye el funeral- -y Cada día (16,2 y 966.000) TVE- 1 repitió por segundo viernes consecutivo en el liderazgo de la banda matinal aunque esta vez mejoró en 17,7 puntos su anterior dato (23,9 Canal Sur (15,3 TV 3 (17,8 ETB- 2 (10,3 TVG (13,8 Telemadrid (18,1 Canal 9 (11,7 y TV Canaria (4,3 fueron las autonómicas que retransmitieron en directo el funeral, mientras que el resto dedicó algunos especiales informativos. completado con varios libros convertidos en best- sellers grabaciones pastorales en cinco lenguas diferentes, la creación y expansión del Centro Televisivo Vaticano (CTV) y el lanzamiento de una sofisticada página en Internet (www. vatican. va) El día después de su coronación, Juan Pablo II anticipó esa nueva era mediática al prestarse a lo que se consi- Un camino multimedia Justo cuando Karol Wojtyla fue elegido en 1978 heredero del trono de San Pedro se empezaba a materializar la televisión global instantánea. Dos años más tarde, Ted Turner fundaba la CNN. Con ayuda de 23 satélites, el Papa fue capaz en 1987 de conectarse con centenares de millones de personas en 16 países para emitir una oración a favor de la paz. Un camino multimedia dera como la primera rueda de Prensa de un Santo Padre, además de encontrar tiempo para atender personalmente a los periodistas que le acompañaron en sus viajes cubriendo una distancia equivalente a treinta vueltas a la Tierra. Unas giras que terminaron transformándose en multitudinarios media events -incluidos el Papamóvil y el obligado beso al tarmac de las pistas de aterrizaje- -sin nada que envidiar a competiciones deportivas, grandes acontecimientos políticos o bodas reales. Periplos que culminaron con los 3.200 periodistas acreditados para su histórica visita a la Cuba de Fidel Castro en 1998. Dentro de esta creación de un púlpito globalizado, Juan Pablo II también permitió la divulgación de imágenes sin precedentes: esquiando, escalando montañas, nadando, haciendo deporte. Sin correr la cortina durante sus últimos años de decadencia física. Como explican Carl Bernstein y Marco Polito en la biografía titulada Su Santidad se puede decir que Juan Pablo II fue el primer Papa que ha comprendido la era de la televisión, el primero que ha dominado el medio, que podía manejarse ante un micrófono, que estaba acostumbrado a improvisar, que no tenía miedo a actuar en público Análisis compartido por Wilton Wynn, antiguo corresponsal jefe de la Mensajes a móviles En este contexto, no es de extrañar que el Vaticano confirmase la muerte del Papa a través de un mensaje remitido a los teléfonos móviles de los corresponsales acreditados ante la oficina de Prensa de la Santa Sede. Un instantáneo SMS en línea con la audiencia televisiva sin precedentes que pudo asistir a su entierro en la Basílica de San Pedro, superando los 1.500 millones de personas que siguieron el concierto Live Aid de 1985 o los 700 millones que observaron en 1981 la primera boda del Príncipe de Gales con Lady Diana.