Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 Los domingos DOMINGO 10 4 2005 ABC REVISIÓN A LA HISTORIA Para unos es una cuestión de justicia, para otros pura revancha. El anuncio del Gobierno socialista de una nueva concepción para el Valle de los Caídos ha resucitado la figura de Franco y la sinrazón de la historia que cuentan unos y otros y que ahonda en la incertidumbre sin llegar a ningún acuerdo ni en los hechos ni en las cifras ni tan siquiera en los muertos Valle caído en la desmemoria vadonga de Juan Arechederra se quiere casar con Daniel Pérez en la Basílica de la Santa Cruz el próximo 15 de octubre a las doce y media de la tarde, para lo que ya tiene cogida fecha y hora, y contratada la coral de voces blancas que allí habita. Es la única certeza que hoy pende sobre la plaza granítica del Valle de los Caídos, esta mañana soleada de primavera en la que el piloto de un helicóptero prueba su habilidad sobre la verticalidad de la imponente cruz de cantería de 150 metros que corona la mastaba, inopinado campo de pruebas aeronáuticas con temeraria frecuencia. Cova ha venido con una amiga a perfilar con los monjes su gran día. A Co TEXTO: VIRGINIA RÓDENAS FOTOS: SIGEFREDO ver el altar, a imaginar la escenografía de la ceremonia. Las bodas de su familia siempre se han celebrado en Bilbao, pero es un engorro la organización fuera de Madrid y el traslado de los numerosos invitados. Vivo en Torrelodones y quería casarme en la Sierra de Madrid. Me encanta la basílica, el valle es maravilloso, está cerca de mi casa y la celebración posterior es en una finca que está justo enfrente. Mi familia es vasca y trabajo en una empresa catalana. Alguno ha comentado: ¿Y cómo es que te casas ahí? Y por qué no Pues por los muertos Y la verdad, nunca me lo había planteado así. Pero, si lo piensas, en todas las catedra- les y en muchas iglesias el suelo está cubierto de viejas lápidas y hay capillas laterales dedicadas a monumentos funerarios familiares. Y eso no impide que se utilicen como las demás, sin preocuparse de quién está enterrado allí Aquí está Franco digo a esta ingeniera de 28 años. Sí, pero a mí eso no me molesta Sin embargo, lo que acabó de convencerla fue que en el Monasterio de El Escorial, su otra opción, las bodas se celebraran, sin tregua, cada media hora. Aquí, en cambio, todo son facilidades y sólo nos casamos nosotros Un ritmo que ha llevado a los benedictinos a concertar todas las fechas para esponsales hasta dentro de dos años y medio. Eso, sin contar con bautizos y primeras comuniones. También es verdad la seducción del rumor del viento entre la arboleda que alfombra esta finca de Cuelgamuros, de 1.377 hectáreas, y el olor a resina que lo inunda todo cuando la renovada fuerza del sol hace rezumar la corteza de los pinos. Y, por supuesto, que son fiables los datos del sismógrafo que oculta la bruñida piedra de la cripta o los que sirven las estaciones de mareas terrestres y meteorológica dispuestas en la cruz, lo que viene a demostrar que este