Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 10 4 2005 Sociedad SEDE VACANTE EN EL VATICANO ANECDOTARIO 55 Gammarelli, alta costura para la Curia romana J. P. QUIÑONERO ROMA. Gammarelli es la casa de alta costura religiosa más legendaria de la historia de la cristiandad y ha vestido a casi todos los papas desde 1793. Está instalada a dos pasos del Panteón, en la plaza Minerva, al servicio de cardenales, hombres de iglesia o profanos que deseen vestirse como el Papa, a 5.000 euros el traje. Los Gammarelli se transmiten de padres a hijos, desde hace más de doscientos años, una diminu- EPA ta sastrería de apenas 50 metros cuadrados, cuya característica, única en la historia de la moda, es vestir, trajear y coser los trajes de sucesivos papas. Juan Pablo II incluido. El Santo Padre tenía un gusto exquisito, sencillo, supremo comenta un portavoz de la casa Gammarelli, agregando: El blanco fue su color preferido. Y le gustaban las ropas holgadas, sencillas, como corresponde al gran deportista que fue, elegantísimo Además del Papa, los Gammarelli también visten a una selectísima clientela de obispos, cardenales y sacerdotes venidos de cinco continentes, atraídos por la elegancia suprema de una casa centenaria, que atiende a sus señorías con la discreción requerida, ofreciéndoles una vasta gama de los más selectos paños, cortados y cosidos con una fabulosa tradición artesana. Famosos calcetines Los trajes de cardenal cuestan a partir de 2.500 ó 3.000 euros. Pero pueden ser mucho más caros. Son legendarios los calcetines de la casa Gammarelli. Jefes de gobierno y Estado de varios continentes se encargan los mismos calcetines que el Papa, a un precio más que abordable: unos 30 euros el par. Doblemente centenaria, la casa Gammarelli, de una sobria modestia, tiene vecinos ilustrísimos, que forman parte de la historia de nuestra civilización. Stendhal afirmaba que el Panteón- -a dos pasos cortos de la plaza Minerva- -era el más perfecto de los edificios de arquitectura romana que han llegado hasta nosotros. Y allí está la tumba de Rafael, cuyo epitafio fue escrito por Pietro Bembo: Aquí yace Rafael. En vida, en su presencia, la naturaleza temía ser vencida. Hoy, ella misma teme desfallecer En la misma plaza donde se encuentra la sastrería, Bernini tuvo la idea de instalar otro obelisco motivo de peregrinación. Con este vecindario, los trajes de 3.000 a 5.000 euros no me parecen caros, tratándose de tan histórica sastrería del más sobrio lujo sacro. Escaparate de la histórica sastrería Gammarelli en Roma AP