Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión DOMINGO 10 4 2005 ABC M. MARTÍN FERRAND María Antonia Trujillo presentó la Sociedad Pública de Alquiler, uno de los mayores disparates perpetrados por el zapaterismo MARAGALLIANA No se entiende la indignación de Patxi Orain ante el consejo de Maragall. Un consejo sin duda interesado e inmoral, pero del todo acorde con la lógica entreguista del socialismo español y, por ende, catalán y vasco sería la renuncia de los nacionalistas al plan soberanista y la deriva conjunta de ambos socios hacia el modelo catalanista, sobre la base del proyecto de Emilio Guevara. Aparentemente, esto reforzaría la fórmula neoestatutaria auspiciada por Maragall y Rodríguez, pero en el País Vasco la transición no sería tan fácil como en Cataluña, suponiendo- -y es mucho suponer- -que allí lo fuera. En primer lugar, los partidos nacionalistas en la oposición, desde EA al pintoresco Partido Comunista de las Tierras Vascas (que tiene un nombre como inspirado por un zortziko de Sorozábal) se apuntarían todos al independentismo salvaje, sin concesiones tacticistas. ETA y sus irregulares se ensañarían con el PP, desde luego, pero también con los partidos gobernantes, y la reforma Guevara, de llevarse a cabo, dejaría fuera a la mitad de la población. Como el plan Ibarreche. PÓLVORA MOJADA LGUIEN, incluidos Mariano Rajoy y Ángel Acebes, tendrá claro cuáles con los límites ideológicos del Partido Popular? Lo pregunto porque, tras el último Consejo de Ministros, el ya famoso en el que María Antonia Trujillo presentó en público su ridícula e intervencionista Sociedad Pública de Alquiler, SPA, unos de los mayores disparates perpetrados por el zapaterismo, el PP, lejos de rasgarse sus vestiduras ideológicas- ¿las tiene? -ante un invento tan perverso en lo económico como estéril en lo social, se limitó a decir que se trata de una invasión de competencias de las Comunidades Autónomas que ya cuentan con agencias similares. Es decir, que para el PP este es un problema de orden administrativo y competencial y, en ningún caso, un diseño de avería atentatorio contra las esencia de la libertad de mercado y la libre competencia. En defensa de la señora Trujillo, pobrecita, sólo puede decirse que es víctima de la obsesión paritaria y del impulso demagógico que conforman, en lo que se nos alcanza y junto con el revisionismo histórico y frentista, el ánimo y la gestión políticos de Rodríguez Zapatero. ¿A quién se le ocurre, en el Estado de las Autonomías, sin apenas competencias centrales en la materia, reinventar el Ministerio de la vivienda? Como es inevitable, creado el órgano innecesario surge la función disparatada. Por ejemplo, la SPA. Si en España hay, como dicen, tres millones de viviendas deshabitadas, ¿por qué sus propietarios no las ponen en alquiler? ¿Desprecian el beneficio? Sólo la respuesta a tan elementales preguntas resolverá, en su día, la escasez en la oferta de viviendas en renta. Eso, desde el Gobierno, se consigue con la creación de un marco de certezas jurídicas que, desde la fiscalidad al desahucio eficaz, compense a quienes invirtieron sus ahorros en ladrillos, a la espera de una plusvalía, mejor que en el mercado bursátil. El remango de la ministra dice mucho de sus ganas de hacer algo que justifique su aparición estelar en el BOE y de quedar bien frente a sus admiradores extremeños; pero certifica su falta de respeto- -competencia desleal- -a las normas del mercado y su ignorancia sobre el funcionamiento mercantil. En el supuesto, altamente improbable, de que funcionara la SPA de Trujillo, ¿hacen falta 20 millones de euros para poner en marcha una pequeña agencia que, por un 20 por ciento de coste de intermediación- -triple o cuádruple del común- -gestione, en el mejor de los casos, seis mil alquileres al año: diez por provincia y mes? María Antonio Trujillo, muy arropadita por el Gobierno en el que forma, ha inventado la pólvora y, no contento con ello, la ha inventado mojada, lo que, un años después de no hacer nada, de no buscar ninguna solución habitacional resulta irritante. Más o menos lo mismo, si se mira con ojos del mercado y desde los usos occidentales, como el que ello no les soliviante conceptualmente a los cerebros pensantes, es un decir, del PP. ¿A L drá pactar con los socialisA verdad, no entiendo tas porque, aunque su partila bronca que le ando no tuviera otro remedio danmontando a Maraque hacerlo así, sería otro el gall sus conmilitones extreencargado de formar gobiermeños y vascos (o sea, Rodríno. Por tanto, mantiene resguez Ibarra y Patxi López, pecto a Patxi López una disque se ha cambiado el apellitancia incomparablemente do para la campaña y se llaJON JUARISTI superior a la que llegaron a ma ahora Patxi Orain) ¿Con marcar Ardanza y el propio qué partido pactaría el PSE Arzalluz con Jáuregui o Redondo si pudiera, antes, después o durante Terreros en sus épocas de mayor alelas elecciones? Con el que debe pacjamiento. Si en el PSE esperan que tar, según el Honorable. Con el que Ibarreche aprecie, al menos, la magsiempre pacta cuando se lo perminanimidad de su gesto, van aviados: ten. ¿A qué, entonces, tanto tiquisla red de seguridad que han tendido miquis y tanto berrido hipócrita? al PNV resulta completamente in ¿Es que creen que nacimos ayer? útil para el principal candidato naLos socialistas vascos se presencionalista, que, si resbala, se partirá tan a los comicios autonómicos con la crisma en solitario. un proyecto de reforma estatutaria bastante improbable, pero, si llegaUE socialistas y populares pacra a darse el caso de que alguien piten una alternativa al nacionacara, por pura desesperación, ese selismo en el País Vasco no puede ser ría el PNV, como todos sabemos. y además es imposible. Si el PSE, Sin embargo, no parece que a Ibarrepor milagro, fuera el partido más voche le vaya a ir tan mal el 17 del mes tado, trataría de sacar adelante su en curso como para necesitar replereforma. No podría contar para ello garse hacia el plan Guevara, con tocon el PP, pero quizá sí con un PNV do lo que tal maniobra implicaría humillado y escarnecido, lo que nos (ruptura del frente nacionalista y devolvería a la hipótesis anterior. Si acoso a los batzokis por ETA y sus por un milagro aún más increíble rejuventudes, para empezar) Por otra sultara ser el PP el triunfador de la parte, un hipotético revés electoral noche, PSE y PNV se aprestarían a de los nacionalistas se saldaría, codiseñar esa misma madrugada un mo sugiere razonadamente José Angobierno de coalición en el que no tonio Zarzalejos en un reciente ensafigurarían, obviamente, Ibarreche yo, con el linchamiento político del ni Patxi López. Lo previsible, de daractual lehendakari a manos de su se tan inopinada conjunción astral, gente. Ibarreche sabe que nunca po- P Q OR supuesto, lo sensato sería recobrar la alternativa constitucionalista que murió, apenas esbozada, tras las elecciones autonómicas del 2001, pero Rodríguez y López, sus enterradores, prefieren transigir con las imposiciones secesionistas de un nuevo tripartito abertzale antes que reeditar con María San Gil lo que fue la incipiente alianza entre Redondo Terreros y Mayor Oreja. No se entiende, por tanto, la indignación del candidato del PSE ante el consejo de Maragall. Un consejo sin duda interesado, inmoral y, por si fuera poco, absolutamente inútil, pero del todo acorde con la lógica entreguista del socialismo español y, por ende, catalán y vasco. Menos aspavientos, Patxi Orain. REVISTA DE PRENSA lucha por la Presidencia al negarse a detener unas obras en un terreno expropiado. Continúa el autor de La muerte de Artemio Cruz Maquiavelismo de huarache, el que parte del PRI y casi todo el PAN puso en acción para desaforar a López Obrador Invoca la virtud para enmascarar la falta de la misma. Usa la máscara de la ley para ocultar tu hipocresía. Emplea la via scelerata el camino de la mentira y la traición pero di que obras por necesidad y que tu necesidad es tu virtud. Y no abandones nada a la fortuna. Dura más quien menos depende de la suerte y mejor prepara, maquinándolos, los resultados favorables al Príncipe. ¿Quién es el Príncipe mexicano? Madrazo se sirve de Fox para eliminar a López Obrador y ser, Madrazo, el candidato victorioso frente a un Creel disminuido y un López Obrador incapacitado Roberto Madrazo preside el Partido Revolucionario Institucional. Santiago Creel es precandidato a la Presidencia por el oficialista Partido Acción Nacional. En El Universal, Raymundo Riva Palacio recuerda que el jefe de Gobierno del Distrito Federal ha abusado casi escatológicamente del discurso antifoxista como un recurso frente a la embestida federal que buscó su desafuero. Tramposa, su retórica está llena de huecos pues él mismo ha incurrido en irregularidades legales. Sin embargo, López Obrador tiene razón en un punto fundamental: la hipocresía del Gobierno federal, que ha hecho de la aplicación de la ley un arma a su conveniencia. El presidente Vicente Fox y su secretario de Gobernación, Santiago Creel, han dicho que son guardianes del imperio de la ley, olvidando convenientemente las flagrantes violaciones a la Constitución en las que ambos han incurrido MANUEL M. CASCANTE Pierde López Obrador Felicidades- -me llama por teléfono un amigo suramericano- Se libraron ustedes de un demagogo. -No- -le respondo- Nos libramos de una democracia Así comienza el escritor Carlos Fuentes su artículo Democracia descarrilada que publicaba ayer el diario Reforma. La Prensa escrita, dividida hasta que el alcalde de Ciudad de México perdió su inmunidad, es ahora unánime al considerar desmesurado el castigo contra Andrés Manuel López Obrador por una falta administrativa de escaso alcance: apartarlo de la