Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión DOMINGO 10 4 2005 ABC Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Alberto Aguirre de Cárcer (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura GUILLERMO LUCA DE TENA PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA PRESIDENTE DE HONOR: DIRECTOR: Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: Héctor Casado Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil IGNACIO CAMACHO ZAPATERO TAMBIÉN TIENE PLAN A petición de voto hecha por Batasuna a favor del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) ha intercalado en el ecuador de la campaña electoral vasca otra paralela en la que ETA busca evitar la disgregación de su electorado. De esto depende que la izquierda proetarra esté en el debate postelectoral, donde el frente nacionalista, en conjunto, tiene en juego el plan Ibarretxe, por un lado, y la recomposición política de los grupos batasunos. Las encuestas de este fin de semana están, por tanto, bajo condición de que el Gobierno actúe contra el PCTV y promueva su ilegalización. Se trata sólo de una decisión política, porque en términos legales existen indicios suficientes para afirmar que la demanda de disolución de esta candidatura franquiciada por ETA no sólo no sería temeraria, sino que estaría bien fundada en Derecho y en el conocimiento cabal de la realidad etarra. El problema es que al Gobierno le falta voluntad para tomar esa decisión política y, por desgracia, la explicación no está quizás en la integridad del sistema de garantías jurídicas, sino en los sondeos preelectorales. El que hoy publica ABC ofrece el panorama de unas ofertas electorales en las que no está ETA, reiterando en buena medida los datos de la encuesta publicada hace dos semanas: la coalición PNVEA bordea la mayoría absoluta; PP mantiene sus posiciones actuales como segunda fuerza; el PSE mejora el número de escaños, pero sin euforia y se queda en torno al PP; IU- EB puede doblar escaños; y Aralar se estrena con un diputado. La conclusión del sondeo es que los dos bloques se refuerzan a costa de Batasuna, pero más el nacionalista- -Madrazo incluido- -que el constitucionalista. Sin embargo, este sondeo también prevé- -como otro del Gobierno vasco, que ayer se hizo público- que el PCTV puede llegar a alcanzar 5 escaños si no es ilegalizada o suspendida cautelarmen- RESTRICCIÓN INEFICIENTE L te antes del 17- A. Su representación se constituiría a costa del actual tripartito, cuya mayoría no sería entonces absoluta. Y esta fragmentación de fuerzas es lo que el PSE considera como la clave de su estrategia postelectoral, análisis arriesgado porque la consecuencia política más probable que manejan los socialistas es un pacto (de gobierno o no) con fuerzas nacionalistas, y, además, no sería el PNV la única opción para el PSE. El propio Rodríguez Zapatero marca el camino en una entrevista publicada ayer, al descartar gobiernos frentistas- -es decir, en su lenguaje, descarta al PP- -y al subir un poco más la puja: compromete nuevo estatuto y referéndum en dos años. El anuncio- -el Plan Zapatero, el tercero después del plan del lendakari y del de López- -es de gran entidad, aunque los vascos no lo han oído por boca del candidato socialista a lendakari sino del jefe del Ejecutivo. El anuncio de propuesta de Zapatero que recogía la mencionada entrevista presenta demasiadas incógnitas, pues en su rechazo declarado al frentismo pone su horizonte político en el PNV, en contra de las intenciones declaradas por López en respuesta a las prefencias expresadas por Maragall en el Foro ABC y en contra de su propósito de no ser vicelendakari de nadie Zapatero o López, o mejor los dos, deberían aclararse, y hacerlo antes de votar para evitar confusiones en el electorado. Los socialistas no pueden presentarse como fuerza central cuando las encuestas- -todas- -no le colocan en esa posición en la mañana del día 18. Incluso pueden seguir siendo la tercera fuerza política. Por eso si perseveran en el seguidismo peneuvista corren el riesgo de verse desbordados. El PSOE- -y con él, el propio Gobierno de la Nación- -debe reflexionar sobre su papel en esta campaña electoral y darse cuenta de que su mensaje es confuso y desmovilizador, haciendo el tancredo con el PCTV y plagiando el discurso nacionalista. L EL DESAFUERO MEXICANO A clase política mexicana, con muy contadas excepciones, se ha ganado a pulso una reputación desastrosa y ahora, con el caso del desafuero del alcalde de la capital, Andrés Manuel López Obrador, va camino de acrecentarlo. El estrambótico López Obrador es un reconocido demagogo, como dirigente político carece de principios y su mayor exhibición de ética es que usa un coche utilitario, aunque su chófer y todo su entorno puedan permitirse cualquier tipo de abusos del presupuesto. Alguno de sus colaboradores ha llegado a ser filmado en Las Vegas gastando dinero público en un casino y no se ha despeinado nadie. Que aparezca ahora un caso de desafuero por un asunto menor- -un requerimiento judicial para que ordenase respetar camino privado- -y que lo hayan aprobado L una mayoría de diputados entre los que sería difícil encontrar alguno que no tuviese pendiente media docena de casos judiciales similares, resulta a todas luces un burdo pretexto para truncar su carrera presidencial. Es verdad que hay razones para la inquietud ante la posibilidad de que López Obrador pueda llegar a la presidencia mexicana en 2006 como indican las encuestas, pero la forma de impedirlo hubiera sido crear candidaturas creíbles y más atractivas. Después de 69 años de PRI, su alternativa histórica encarnada en Vicente Fox no ha sido capaz de reformar un sistema político podrido. Ahora se ha creado una situación en la que algunos temen que López Obrador empuje el país al abismo y para evitarlo están dispuestos a incendiarlo antes. OS costes de la restricción de horarios comerciales empiezan a ser conocidos. Y no pueden sorprender a nadie. Según un estudio de la patronal de grandes superficies, Anged, publicado en el suplemento NT, las empresas del sector dejaron de invertir el año pasado 350 millones de euros, que se hubieran traducido en la creación de 3.000 empleos. Teniendo en cuenta la reducción de doce a ocho festivos abiertos a la que se han acogido casi todas las Comunidades, las jornadas de empleo que dejarán de trabajarse en el comercio minorista en 2005, respecto a 2004, serán, al menos, 306.000. Las restricciones al comercio no se limitan a la legislación estatal. El Círculo de Empresarios estima que las distintas barreras normativas impuestas por las Autonomías a la libertad comercial contribuyen a aumentar el paro en un diez por ciento. La defensa de la competencia no ha llegado a la política comercial, que sigue inspirada en una concepción paternalista de la política económica que otorga al Estado la obligación de proteger a los ciudadanos, a aquellos que tienen suficiente poder político, de los perniciosos efectos de la competencia, aun a costa de perjudicar la prosperidad general. Porque es un hecho cierto que éste es el caso, y que se sabía con anterioridad. Así había sido denunciado por todos los organismos internacionales que estudian la economía española y a los que el Gobierno, como al Consejo de Estado, gusta citar cuando avalan sus políticas, pero ignora deliberadamente cuando esas mismas recomendaciones amenazan con tener costes electorales. La descentralización política se ha traducido en este caso en un aumento del clientelismo, y la proximidad de la Administración al administrado, en un proteccionismo injustificado del pequeño comerciante. Pero es además una política contraproducente porque en economía, como en la vida, el exceso de protección se vuelve contra el protegido. Lo que el pequeño comercio necesita son ayudas a su modernización, inversiones para adaptarse a los cambios tecnológicos, las preferencias de los consumidores y las pautas de consumo. Como ha demostrado la Comunidad de Madrid, la menos proteccionista de todas las Comunidades, aunque tampoco se ha mostrado muy valiente, no es encareciendo el consumo y retrasando la modernización con prohibiciones injustificadas como se mantiene el dinamismo y la creación de empleo en el pequeño comercio. La economía española tiene un evidente problema de competitividad. El aumento de la productividad se ha convertido en el mantra oficial de la política económica. Hasta que topa con la política comercial y con el cálculo electoral. Mal precedente para la credibilidad del Ejecutivo.