Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
112 Los sábados de ABC SÁBADO 9 4 2005 ABC GENTE Con Hannover muy grave, la maldición persigue a Carolina de Mónaco BEATRIZ CORTÁZAR Dicen que una maldición persigue a los Grimaldi. Sobre todo a la princesa Carolina, viuda de Stéfano Casiraghi y rota hoy por el dolor tras la muerte de su padre y con su tercer marido en estado grave. Con un Mónaco conmocionado aún por la muerte de su Príncipe Rainiero III, ahora la tensión aumenta tras saberse que la dolencia de Ernesto de Hannover es mucho más grave de lo que en un primer momento se pensó. El príncipe, hospitalizado desde el lunes en el Centro Princesa Gracia por una pancreatitis aguda, está en un estado serio y necesita asistencia médica permanente indicó ayer un comunicado del secretariado del príncipe de Hannover, difundido por el Palacio, donde se agrega que se le practican exámenes biológicos, radiológicos y un escáner para conocer la gravedad. El príncipe está bajo vigilancia continua, su estado de salud es grave y requiere un cuidado médico permanente añade el texto. Un nuevo boletín sobre la salud de Ernesto, de 51 años, será publicado ulteriormente aclara el Palacio. Otras versiones apuntan a que el marido de Carolina podría estar en coma profundo sin que ninguna fuente hospitalaria lo confirme. Según explica el doctor Julio Mayol, cirujano de aparato digestivo del Hospital Clínico San Carlos, la pancreatitis aguda es una inflamación del páncreas que aparece de forma súbita. La pancreatitis grave destruye el tejido pancreático y eso hace que repercuta en otros órganos hasta el punto de que puede derivar en un fallo multiorgánico que produzca la muerte El doctor Mayol aclara que esta dolencia no tiene un tratamiento específico y sí de apoyo: El organismo debe recuperarse sólo y en esa recuperación es muy importante el estado general del paciente. Se le puede entubar, tratar con drogas e incluso realizar diálisis Mayol dice que la mayoría de las pancreatitis se deben a dos razones: la presencia de cálculos en el sistema biliar y el alcohol. Los síntomas empiezan con un insoportable dolor en la boca del estómago que se extiende como un cinturón y produce náuseas y vómitos. Ernesto y Carolina de Hannover en la cena de El Pardo la víspera de la boda de los Príncipes de Asturias JAIME GARCÍA Según el diario Bild la madrastra de Ernesto de Hannover, la princesa Monika, aseguró que apenas ha recibido información desde el Principado. No sé cómo está afirmó. Conocido por su linaje, su inmensa fortuna y sobre todo por los numerazos que ha protagonizado en público y privado, Ernesto de Hannover era el último quebradero de cabeza de Rainiero, quien será enterrado el viernes día 15 a las doce del mediodía. Hoy todos las miradas buscan el rostro de la que ha sido princesa más bella de Europa y hoy una de las mujeres más elegantes del mundo. Como ha ocurrido con otras personalidades, la maldición persigue a esta mujer que ha protagonizado algunos de los capítulos más escandalosos del Principado en sus años de juventud. Casada en primeras nupcias con Phillip Junot, el matrimonio de Carolina apenas duró un año. Se acabó tras la agitada vida de Junot, a quien pillaron con una italiana despampanante, Gianina Faccio, hoy casada felizmente con el director de cine Ridley Scott. Tras una serie de affaires de lo más sonado (desde Guillermo Vilas a Robertino Rosellini... contrajo matrimonio civil con el italiano Stéfano Casiraghi tras la espera en vano de la ansiada nulidad matrimonial de Junot. Pero su felicidad no duró mucho. Casiraghi murió mientras competía en una carrera de off- shore y Carolina se refugió junto a sus tres hijos en La Provenza, donde volvería a encontrar el amor de la mano del actor Vincent Lindon. Fue en 1999 cuando se casó por tercera vez con el príncipe Ernesto de Hannover, el mismo que tantas veces le recomendó su madre en sus años de soltera. Padres de una niña, los Hannover compaginan su vida entre Mónaco, París y Alemania. La prensa gala casi ignora la muerte de Rainiero Ni Le Monde ni Libération o Le Figaro los grandes periódicos de Francia, eligieron la muerte del Príncipe Rainiero como la noticia principal de su portada. El progresista Libération se limitó a señalar el asunto y le dedicó una página interior, titulada El patrón de Mónaco deja los negocios Le Figaro que sí llevó una foto en portada, prefirió titular con la guerra de Europa contra la industria textil china. Sólo el popular Le Parisien lo escogió como asunto del día, con una portada a página entera en la que tituló El fin de una leyenda Divorciada de Junot, viuda de Casiraghi y hoy con Hannover en el lecho del dolor, Carolina no tiene suerte