Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Nacional SÁBADO 9 4 2005 ABC El 12 de abril de 1985 saltaba por los aires el restaurante madrileño El Descanso sepultando la vida de 18 españoles e hiriendo a más de cien. Una matanza de la Yihad Islámica por la que jamás hubo detenidos, cuyas víctimas no fueron nunca conmemoradas y de la que aún hoy quedan damnificados del terror sin reconocer Las víctimas olvidadas del primer gran atentado islámico en España TEXTO: VIRGINIA RÓDENAS FOTOS: ABC MADRID. Eran otros tiempos, y 18 muertos- -amén de un centenar de heridos- no merecieron, a juicio de aquellos gobiernos socialistas tutelados por Felipe González, que asistiera ni a sus velatorios ni a sus sepelios una sola autoridad gubernativa, ni autonómica, ni municipal. Entonces presidía el Congreso de los Diputados el hoy Alto Comisionado para las Víctimas del Terrorismo, Gregorio Peces- Barba, y era ministro de Sanidad Ernest Lluch, que caería asesinado años después por la misma guadaña del terror. Veinte años, ni más ni menos, para que heridos graves como Vicente González Escudero, camarero del restaurante que voló por los aires, no hayan sido considerados nunca víctimas de nada y como si nada se les haya tratado. Porque cuatro lustros después de aquella salvajada, aquel empleado marcado para siempre aspira, al fin hoy, a ser reconocido como víctima de hecho y de derecho. Porque cuando hace unos días ABC localizó a Vicente González y le preguntó ¿es usted víctima del terrorismo? este hombre, que hoy tiene 52 años y que sigue trabajando en El Descanso reconstruido, contestó: ¿Yo víctima? ¡Si estoy vivo! ¿Pero usted no sufrió heridas? ¿No fue nunca com- Los 18 muertos de El Descanso M. del Carmen Alcaide González M. Jesús Álvarez- Osorio Gálvez Flora Boj Padilla Mercedes Dresh Recarte M. de los Ángeles España Mateos M. Cruz García Martín Joaquín González Yepes Pilar Harta- Sánchez Ibarra Lucía Izquierdo Cuevas Manuela Jubrias Yagüe Elena Palomares Traba Isabel Rodríguez Blanco Arturo Rodríguez Pato Nuria Ruiz Mijares M. del Carmen Sánchez Hijón José Sánchez Jiménez M. del Remedio Tomás Escudero Fernando Zahonero López Vicente González, camarero, nunca ha sido reconocido como víctima del terrorismo pensado por aquel atentado? Jamás respondió. Ni yo, ni el resto de los camareros heridos. Alguna vez lo he pensado, pero... Aún está a tiempo- -le decimos- se han ampliado los plazos para el reconocimiento universal de las víctimas Y al otro lado del teléfono la voz de Vicente se quebró. Cuenta Vicente que aquel fatídico viernes 12 de abril de 1985 yo había entrado sobre las once de la mañana, porque llegábamos a esas horas y ya te ibas a la una de la madrugada, dependiendo del trabajo, pero todo muy bien porque la empresa era como la familia. Estábamos sirviendo las cenas. De los americanos de la base de Torrejón ya no quedaba casi ninguno. Yo estaba entre el comedor y un patio donde dejábamos las botellas cuando se produjo la explosión. Me vi lleno de sangre y eché a correr hacia la pista- -la carretera de Barcelona- Paré un coche y el conductor me llevó a Asepeyo. Y ya no recuerdo más. A este señor le he intentado localizar todos estos años porque tengo una gran deuda con él: me iba desangrando por una herida en el vientre y le debí echar a perder la tapicería. Era un Seat- 124 azul y nada me gustaría más que poder darle las gracias Vicente pasó varias semanas en el hospital con fracturas en los brazos,