Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Nacional SÁBADO 9 4 2005 ABC elecciones vascas Los partidos El candidato de Ezker Batua ha aplicado su plan Ibarretxe dentro de IU y concurre a las elecciones con la seguridad de tener un puesto en el Gobierno, por lo que su objetivo es ampliar su cuota de poder en el próximo Ejecutivo Madrazo, el cicloturista GONZALO LÓPEZ ALBA BILBAO. No se ha visto por estas tierras a Gaspar Llamazares, que ostenta el título de coordinador de Izquierda Unida, pero durante tres días, tres y consecutivos, ha resucitado Javier Madrazo al que le precediera en el cargo: Julio Anguita, uno de los tres creadores de la teoría de las dos orillas aunque circunscrita a la izquierda, y ejecutor imprescindible de la pinza PP- IU contra el PSOE terminal de Felipe González. El mismo Anguita que estos días ha dicho que la política no se puede hacer con consignas porque conduce a la implantación del fascismo cultural y que defiende la necesidad de una consulta para conocer la voluntad de los vascos sobre su relación con el resto del Estado. Y el mismo Madrazo que fue convidado de piedra en el debate televisivo entre los candidatos a lendakari, pero que se sabe dueño de una llave sin la que difícilmente podrá abrirse la puerta de Ajuriaenea- -sede del Gobierno vasco- Circula desde el comienzo de la campaña como una de las frases más celebradas que Madrazo es el único que tiene un puesto seguro en el Gobierno -el copyright pertenece a un diri- gente del PNV- para completar mayorías en una u otra orilla -en versión vasca, o sea, nacionalistas y no nacionalistas- -o para vestir el Ejecutivo- -Ibarretxe ya se ha comprometido a contar con EB aunque PNV- EA alcanzara la mayoría absoluta- En el primer supuesto, nadie duda- -aunque algunos socialistas llegaran a albergar la esperanza contraria- -que esa llave sólo abrirá la puerta para Ibarretxe- -con el que guarda una excelente relación personal- La expectativa de que IU- Llamazares pudiera influir en otra dirección es infundada porque, de hecho, Madrazo ya ha aplicado dentro de IU su particular plan Ibarretxe Así que, sabiéndose imprescindible, por la rama de Matemáticas o por la rama de Filosofía, Madrazo es el único candidato que puede permitirse el lujo de practicar el cicloturismo en esta carrera, como hizo en el debate de ETB: a vender su gestión como consejero de Vivienda y Asuntos Sociales y, si el tiempo acompaña, a que EB pueda vender en la siguiente convocatoria la gestión de alguna otra consejería más. De ahí que su campaña tenga como columna vertebral la necesidad de que El candidato de Ezker Batua, durante un foro con mujeres ayer en Bilbao PNV- EA no tenga la mayoría absoluta, porque entonces cabe que el propietario de la casa cambie las cerraduras y su llave sólo sirva para abrir la puerta de servicio, en lugar de la principal. De ahí también su preocupación ante la eventualidad de que el marchamo comunista de la tercera marca de Batasuna le arañe votos por ese flanco. Y de ahí que intente pescar en esos caladeros de voto tan poblados: jóvenes, abstencionistas... TELEPRESS El maketo del Gobierno La trayectoria del candidato de Ezker Batua- Berdeak (las siglas IU no existen) está llena de paradojas, cuando no de contradicciones: ejerce de apéndice del nacionalismo, aunque se proclama de izquierdas y es el único maketo entre los candidatos pues nació en Riaño (Santander) si bien sólo tenía un año cuando sus padres se trasladaron a Bilbao, pero se acaba de dar dos años de plazo para aprender euskera; fundó el primer grupo pacifista en el País Vasco- -Gesto por la paz- pero luego estampó su firma en el Pacto de Estella; es licenciado en Filosofía, pero al oírle hablar se tiene la sensación de asistir a un sermón antes que a una reflexión filosófica; tiene sólo tres escaños en el Parlamento de Vitoria, pero siendo el invitado en la casa del nacionalismo invita a vivir en ella al PSE, Dice Madrazo que EB es la única y verdadera izquierda vasca- -afirmación que, dicha así, que es como él la dice, tiene más reminiscencias religiosas que filosóficas- y dice también que es la garantía de un giro a la izquierda Lo concreta en estos términos: Sólo nosotros construiremos 62.000 viviendas de protección oficial en los próximos cuatro años y acabaremos con los contratos basura ¿Y qué hubo de la igualdad, la libertad y la fraternidad? CARLOS MARTÍNEZ GORRIARÁN ¿HABRA LISTA DE ETA EN LAS ELECCIONES VASCAS? H ace apenas una semana parecía que estas elecciones vascas presentarían al menos una novedad positiva, que no es poco, respecto a las del año 2001: la anulación de las listas de Aukera Guztiak erradicaba la posibilidad de una candidatura que representara a ETA. Ya no está nada claro que sea así. El anacrónico Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK) que parece un clon de los delirios izquierdistas de los años setenta, puede frustrar este cambio esperanzador. Arnaldo Otegi ha pedido a sus hooligans que voten EHAK, una formación prácticamente desconocida hasta ahora y con pinta de partido etno- comunista, una mezcla de estalinismo y nacionalismo brutal como la de Polpot y su partido genocida, o la de Enver Hoxa y su comunismo albanés. En cualquier caso, un disparate que nadie tomaría en serio si no fuera a sustituir a Batasuna. ¿Anda ETA tras ese partido? La banda ha jugado muchas veces con el mar- xismo- leninismo y otros ismos izquierdistas, pero el nacionalismo étnico totalitario siempre le ha bastado para justificarse. Históricamente, todas las aventuras marxistoides surgidas en el seno de ETA han generado escisiones que han abandonado el terrorismo. Es una de las razones por las que ETA nunca ha querido crear un típico partido comunista. Tampoco es el caso. Más bien creo que EHAK es una oportunidad sobrevenida tras el fracaso de AG, y que ese partido, formado sobre todo por militantes del sindicato LAB- -legal a día de hoy- se fundó hace tres años al margen de Batasuna. Eso explicaría su propaganda artesanal, a base de pancartas y carteles manuales. Los etnocomunistas también recibirán como agua de mayo el desembarco de las huestes batasunas. Conociendo un poco ese mundo, seguro que algunos ya se imaginan dirigiendo a ETA para su revolución etnoproletaria y otros desmanes previsibles. Pero lo importante no es si ETA aprobó o no la creación de esa sigla, sino el dato seguro de que la ha hecho suya. Si bien es cierto que no bastaría con que Batasuna pidiera el voto a un partido para ilegalizarlo, igualmente cierto es que cualquier candidatura con los fines y el programa de Batasuna debería ser anulada, igual que AG. Pues bien, EHAK ha dejado claro, con mensajes idénticos a los de AG, que no condena el terrorismo. Así que el Gobierno y la fiscalía del Estado deberían proceder para que los jueces juzguen si es tolerable otra candidatura que representa los intereses etarras, sean cuales sean sus orígenes. Puede que cuatro o cinco escaños de EHAK estropearan las aspiraciones del tripartito, mejorando las de PSE y PP. Pero ese no es el problema. La experiencia demuestra que a ETA no le dañan las marrullerías y cálculos interesados, sino la aplicación implacable, con todas las garantías, de leyes democráticas impecables. Las instituciones no deberían defraudar a los ciudadanos esperanzados en que, por lo menos, estas fueran las primeras elecciones vascas sin listas proetarras, aunque vuelva a ganar Ibarretxe. Erradicar la violencia política impune y tolerada sigue siendo urgente. Y en esta campaña electoral, además de las amenazas consabidas, ya han sido atacadas sedes y vehículos del PSE, PP, in- cluso del PNV y Aralar, y golpeados militantes de Unificación Comunista que pedían firmas contra el Plan Ibarretxe. Miremos hacia Irlanda. Ha sido muy aplaudida la petición de Gerry Adams al IRA para que abandone las armas unilateral y definitivamente. Se ha subrayado el interés electoralista que subyace a esa petición, pero bendito interés si el miedo a la debacle electoral obliga al Sinn Fein a pedir al IRA que desaparezca. En efecto, la tolerancia cero pactada por los gobiernos británicos e irlandés obliga a Adams a pedir el desarme del IRA. Nuestros paralelismos con Irlanda son escasos, pero el Pacto Antiterrorista permitió al menos acercarnos en esto: una estrategia de Estado, compartida, de tolerancia cero de ETA en cualquier forma, candidaturas inclusive. Y sólo sostener una política similar en España, contra viento y marea, y pese a las tensiones entre Gobierno y Oposición, PSOE y PP, obligará a los nacionalistas a exigir a ETA que desaparezca para siempre. Por eso es una grave incoherencia cualquier componenda y chanchullo. Tolerar la lista de EHAK para perjudicar al PNV puede parecer astuto, pero tendrá consecuencias mucho más graves: por ejemplo, otros cuatro años de comando parlamentario pactando con Ibarretxe su independencia a plazos.