Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 En la muerte de Juan Pablo II EXEQUIAS DEL PAPA EL DÍA, HORA A HORA SÁBADO 9 4 2005 ABC Cara y cruz de un día para la Historia. Minuto a minuto, dos Romas muy diferentes asistieron, una con devoción, la otra ajena por completo, al último adiós del Papa en los mayores funerales de la era cristiana Una jornada particular JOSÉ MANUEL NIEVES PABLO MUÑOZ ENVIADOS ESPECIALES Empieza el día Los vecinos del campamento Juan Pablo II surgido de forma improvisada estos días en el parque Adriano, junto al castillo de Sant Angelo, comienzan a desperezarse para afrontar la despedida definitiva al Santo Padre. Riadas de peregrinos intentan entrar en la Via della Conciliazione. Muchos jóvenes llaman a su casa para tranquilizar en lo posible a la familia. Los servicios de limpieza intentan retirar las toneladas de basura esparcidas por el suelo, cosa que consiguen antes de mediodía. El cansancio domina el ambiente. Ya son muchísimas las horas de luto y espera, de trabajo y de tensión. Pesan loas como losas. Lejos de San Pedro, el dueño del quiosco de prensa de la plaza de España está contento esta mañana. Hace una hora que ha abierto y las ventas prometen ser igual de buenas que las de la jornada anterior. Lo vendo todo- -asegura- sobre todo los diarios con el Papa en portada. Ayer tuve que pedir que me repusieran los periódicos varias veces A estas horas, sin embargo, no hay civiles en la plaza, aunque por ella circulan numerosas perso- 8: 00 nas: cinco dotaciones de bomberos, cuatro más de carabineros en uniforme de campaña, varios coches de Policía y unos cincuenta miembros de Protección Civil, con sus chalecos naranjas y amarillos. Será la tónica habitual durante toda la jornada. Se ve que éste no va a ser un día como los demás. Una ciudad desierta La plaza del Risorgimento, a unos 200 metros del Vaticano, está atestada de personas, la mayoría polacos pero también españoles, con sus banderas al viento. También aquí hay un campamento, también aquí los fieles rezan el rosario y se oyen canciones religiosas. En la aledaña Via Crescenzo está Miguel Castellví, ex corresponsal de ABC en Roma y actual responsable de un servicio de noticias en internet del Vaticano. La actividad profesional ha quedado suspendida en la práctica totalidad de las oficinas de la zona. Llegan las delegaciones oficiales, anunciadas por sirenas. ...La siempre colapsada Via del Corso, que desemboca en la céntrica Piazza de Popolo, está inusualmente desierta. La prohibición total de que circulen vehículos privados hasta las seis 8: 30 Los peregrinos descansaban allí donde podían después de la intensa jornada EPA