Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 En la muerte de Juan Pablo II EXEQUIAS DEL PAPA ESPAÑA, EN EL VATICANO SÁBADO 9 4 2005 ABC Viene de la página anterior Coruña, Francisco Vázquez. Se quedaron fuera, a su pesar, los presidentes autonómicos del PP Francisco Camps (Comunidad Valenciana) y Pedro Sanz (La Rioja) Saludo de los Reyes desde el balcón Mientras se celebraba el almuerzo, decenas de españoles que habían viajado a Roma para asistir al funeral se concentraron en los alrededores de la Embajada y ante los insistentes vivas a los Reyes y a España, Don Juan Carlos y Doña Sofía decidieron salir al balcón principal para saludarles. El primero en abandonar el lugar fue Zapatero, pues tenía que trasladarse a San Sebastián para participar en un mitin electoral. Aunque no hizo declaraciones, desde su entorno se dijo que había quedado impresionado por la organización del funeral. Las mismas fuentes agregaron que, durante la ceremonia, el presidente del Gobierno no habló de forma especial con nadie, pero saludó a todos los jefes y ex jefes de Estado que se encontraban cerca, como Chirac, George Bush padre, Bill Clinton y Condoleezza Rice. Con el presidente de Estados Unidos no pudo hablar porque estaba lejos, precisaron. Y esas breves conversaciones consistieron en intercambio de impresiones acerca del funeral. Quien sí hizo declaraciones fue el presidente del PP, Rajoy, que siguió las exequias profundamente emocionado. Afirmó que ahora espera que los Gobiernos, católicos y no católicos, respeten a la Iglesia católica El jefe de la oposición también fue aclamado por decenas de españoles, peregrinos jóvenes que se agolpaban en los alrededores de la Embajada, con gritos de ¡Rajoy presidente! y Zapatero ¿dónde estás? Asimismo, Ángel Acebes y Eduardo Zaplana, que lograron dos de los 43 puestos extraordinarios, fueron aclamados y aplaudidos por los españoles que les reconocían a su paso por Roma. Don Juan Carlos y Doña Sofía salieron al balcón de la embajada española ante la Santa Sede para saludar a los cientos de españoles que les aclamaban desde la plaza de España de Roma EFE Aznar: Wojtyla amaba más España que muchos españoles El ex presidente del Gobierno José María Aznar afirmó que Juan Pablo II amaba y creía más en España que algunos españoles En una entrevista publicada ayer por el diario de la Conferencia Episcopal italiana, Avvenire Aznar manifestó que Juan Pablo II creía en la lección histórica de España, en su misión, y nos pedía que fuésemos fieles a ella Añadió que en un país con un recorrido como el nuestro asistir a huidas hacia adelante, rupturas o decisiones moralmente opinables como la manipulación genética o la equiparación de matrimonios homosexuales a los heterosexuales crean una gran confusión Una alfombra de velas permanece a los pies del monumento a Juan Pablo II junto a la Catedral de la Almudena en Madrid AFP Pantallas gigantes e iglesias abiertas para seguir el funeral J. BASTANTE MADRID. Varios miles de españoles siguieron ayer, desde la plaza de San Pedro, los funerales por Juan Pablo II. Otros muchos millones vieron la ceremonia a través de la pequeña pantalla, bien desde sus casas, bien mediante pantallas gigantes instaladas en varias universidades católicas. A su vez, muchas parroquias permanecieron abiertas a la hora de las exequias, para que los fieles pudieran orar por el alma del Pontífice fallecido. En Madrid, las universidades San Pablo- CEU y Francisco de Vitoria interrumpieron sus clases y habilitaron sus aulas magnas para el seguimiento en directo del funeral, algo que también se hizo en la Universidad Católica San Vicente Mártir de Valencia y en la San Antonio de Murcia. Las diócesis de Tenerife y Santander instalaron pantallas gigantes en las plazas de sus respectivas catedrales para los funerales diocesanos que tuvieron lugar el miércoles, y ayer permanecieron conectadas con el funeral en la Ciudad Eterna. La catedral de Tarragona estuvo abierta durante las exequias del Papa, con el objetivo de que los fieles pudieran rogar por la memoria del Pontífice. Algo similar sucedió en la mayor parte de los templos de Madrid, Valencia y Asturias. Las campanas de la catedral de Santiago tocaron a duelo a la misma hora en la que dieron comienzo las exequias. En otras diócesis, como Canarias, Jaén, Jerez de la Frontera, Mallorca, Menorca, Orense, Orihuela- Alicante, Tortosa y San Sebastián, se celebraron ayer por la tarde los funerales diocesanos por el alma de Juan Pablo II, que estuvieron presididos por los obispos titulares.