Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 9 4 2005 En la muerte de Juan Pablo II EXEQUIAS DEL PAPA LA CEREMONIA 13 El Papa fue enterrado cerca del apóstol San Pedro, cuyo trono ocupó 26 años El sencillo ataúd fue colocado sobre tierra traída de su Wadowice natal abrirá de nuevo hoy sus puertas, pero las Grutas Vaticanas no lo harán hasta el martes, cuando miles de fieles acudirán a rezar ante su tumba Tapa del féretro J. V. BOO ROMA. Juan Pablo II descansa ya en la cripta de la basílica de San Pedro, a pocos metros de la tumba del Apóstol Pedro, en el lugar que en su día ocuparon los restos mortales de Juan XXIII, el Paba bueno hasta que en 2001 fueron trasladados a la nave de la basílica. Las campanas repicaban cuando el ataúd del Papa, cargado a hombros por doce sediarios era introducido en el templo tras la misa funeral. Cruzado el umbral, sólo unos pocos cardenales y las personas más allegadas al Pontífice le acompañaron en procesión a través de la puerta de Santa Marta para recorrer unos metros fuera de la basílica y entrar después por la puerta del Brazo Braschi que lleva a las Grutas Vaticanas, donde se realizó la inhumación, después de que el cardenal Camarlengo, Eduardo Martínez Somalo, recitara el Canto Salve Regina El austero ataúd de ciprés fue precintado con cintas rojas, en las que se pusieron los sellos de la Cámara Apostólica, de la Prefectura de la Casa Pontificia, de la Oficina de Celebraciones Litúrgicas del Papa y del Capítulo Vaticano. El ataúd fue colocado dentro de otro de plomo, para evitar la humedad, y de un tercero de nogal. Siguiendo los deseos del Santo Padre, fue enterrado bajo tierra, mezclada con la traída de su tierra natal, Wadowice, sellando la sepultura una sencilla lápida de mármol blanco con la inscripción Johannes Paulus P. P. II Según informó el Vaticano, los restos mortales de Juan Pablo II recibieron sepultura a las 14.20 horas de ayer, casi dos horas después de que terminara la misa funeral. La basílica abrirá de nuevo hoy sus puertas, pero las Grutas Vaticanas no lo harán hasta el próximo martes. A partir de ese momento será posible que los fieles acudan ante la tumba de Juan Pablo II el Grande, sólo a unos pocos pasos de la de San Pedro. b La basílica La tumba papal Jo ha nn es Pa ul us P. P. II Una lápida de mármol blanco sellará la tumba bajo tierra Elementos incluidos dentro de la tumba Tubo de plomo que contiene un pergamino con su biografía Anillo de oro Velo de seda blanca Precinto con cintas rojas y sellos EPA Medallas y monedas del pontificado Ataúd principal de madera de ciprés, forrado en su interior de terciopelo carmesí Féretro de plomo de 4 cm de espesor Ataúd exterior de madera de nogal Cripta Vaticana Tumbas papales 4 Norte 7 Oeste 20 19 22 11 2 13 5 17 6 16 15 10 18 3 14 Este 8 9 El ataúd con los restos mortales AP del Papa se deposita en un sarcófago El diálogo del presidente de Israel con sus colegas de Siria y de Irán, los países que encabezan la lista de enemigos, es otro mérito del Papa de la paz igual que muchos gestos amistosos entre mandatarios de países rivales, propiciados por el extraordinario clima que se vivía ayer. El Papa que reunió dos veces en Asís a los líderes de todas las religiones para rezar por la paz, podría contemplar desde la ventana del cielo este tercer encuentro, espontáneo, en el que todos acuden voluntariamente para rendirle homenaje. Cada uno oraba por su cuenta, pero era el primer gran funeral interreligioso de la historia de la humanidad. 12 21 1 Sur 1 2 3 4 5 6 7 7 8 9 10 Adriano IV Benedicto XV Bonifacio VIII Calixto Juan Pablo I Juan VII Juan XXIII Juan Pablo II Julio III Gregorio V Inocencio VII 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 Inocencio IX Inocencio XIII Marcelo II Nicolás III Nicolás V Pablo II Pablo VI Pío VI Pío XI Pío XII Urbano VI Baldaquino Tumba de San Pedro Altar de Clemente VIII en 2001 fue trasladado a la Basílica de San Pedro Tumba de Juan Pablo II Interior de la Basílica Cripta Necrópolis Infografía ABC