Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 8 4 2005 57 Sociedad Nueva alerta sobre las prótesis mamarias de silicona al romperse tres de cada cuatro España permite su uso, pero como artículo sanitario de máximo riesgo cálculos de Estados Unidos, entre un 74 y un 93 de mujeres con implantes de silicona en los senos sufrirán roturas en el plazo de diez años PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. La polémica sobre la seguridad de las prótesis mamarias de silicona sigue abierta en Estados Unidos impulsada por la convergencia de intereses particulares, generales, estéticos, económicos y sanitarios. A partir del lunes, un panel de especialistas al servicio de la Agencia federal de Alimentos y Medicamentos (FDA) tiene previsto reunirse a las afueras de Washington para replantearse la prohibición impuesta hace trece años contra las prótesis mamarias de silicona. En octubre de 2003, ese grupo de sabios ya votó, 9 contra 6, a favor de legalizar los implantes de silicona pero tras las protestas de algunos de sus miembros se optó por una nueva revisión. De cara a esta nueva evaluación sobre la seguridad de las prótesis mamarias de silicona, la FDA ha publicado una serie de estimaciones sobre la longevidad de estos implantes. Estos estudios, que atribuyen a las prótesis un mayor riesgo de problemas según pasa el tiempo, han arrojado un abultado número de fallos difíciles de detectar. La agencia federal estima que un 74 de las mujeres implantadas con silicona sufrirán rupturas en el plazo de diez años. Porcentaje que se dispara a un 93 en pacientes sometidas a operaciones de reconstrucción de senos. La actual prohibición en Estados Unidos contra los implantes mamarios de silicona por razones estéticas se remonta a las complicaciones registradas a finales de los años ochenta. Miles de mujeres denunciaron que filtraciones de silicona procedentes de sus implantes eran responsables de múltiples problemas musculares e inmunob De acuerdo a los La eutanasia se aplicó en el 9 de los fallecimientos de menores de un año en Flandes b El 58 de los pediatras belgas está a favor de la legalización de fármacos letales para terminar con la vida de recién nacidos en condiciones críticas de enfermedad G. Z. MADRID. La Universidad Vrije de Bruselas ha analizado los certificados de mortalidad de los bebés y menores de un año en condiciones críticas de enfermedad que fallecieron en Flandes (Bélgica) entre agosto de 1999 y julio de 2000. La investigación, que publica The Lancet muestra que de los 292 niños que nacieron con vida y murieron antes de cumplir un año en 17 casos (9 se aplicaron dosis mortales de drogas. Luc Deliens, director del grupo de investigadores, cuestionó a los 175 médicos que firmaron las actas de defunción de los 292 niños en fase terminal. Con la contestación de 121 se llegó a la conclusión de que además de a ese 9 al que se le aplicaron dosis mortales de fármacos para poner fin a su vida, a 143 (57 se le aplicaron terapias paliativas. Entre estas, la retirada de la medicación que les mantenía con vida o la utilización de fármacos para aliviar el dolor provocado por la enfermedad aún cuando acortasen la vida. De los 121 que contestaron a las preguntas, 69 (58 se mostraron favorables de la legalización de formas de eutanasia para dar un fin digno a las vidas de los niños en fase terminal y evitar sufrimientos innecesarios. Un número mayor de pediatras, 95 (79 se posicionó a favor de la prevención del sufrimiento innecesario acelerando la muerte, es decir, a la sedación paliativa. Deliens aseguró que las razones principales para acortar la vida de los neonatos era la ausencia de posibilidades reales para sobrevivir o una muy mala calidad de vida. Prótesis de silicona, permitidas en España con duras advertencias lógicos. Como consecuencia de esa avalancha de quejas y denuncias, el fabricante Dow Corning terminó en bancarrota. Organizaciones de cirujanos plásticos y compañías interesadas en ese mercado, como Inamed y Mentor, insisten en la seguridad de las prótesis de silicona, sólo permitidas en la actualidad para operaciones de reconstrucción de senos tras enfermedades como el cáncer. ABC La opción de los implantes salinos Para cirugía estética, la alternativa cosméticamente inferior se centra en implantes fabricados a partir de soluciones salinas ya que cuando una de estas prótesis se rompe, las filtraciones no son nocivas y la paciente nota rápidamente si la prótesis salina está defectuosa. En contraste, para detectar una filtración de silicona, se nece- sitan técnicas de diagnóstico por imagen, como la resonancia magnética. Pese a la mayor seguridad, en los países donde están autorizados, tanto los implantes de silicona como los salinos, un 90 de las pacienes opta por los primeros. España es uno de los países donde está permitida la utilización de prótesis mamarias de silicona. Las autoridades sanitarias exigieron durante algún tiempo un permiso especial al Ministerio de Sanidad, pero desde 1992 se pueden colocar libremente. Sólo están prohibidas las inyecciones de silicona líquida y los implantes mamarios de soja. Desde el 1 de septiembre, una directiva europea exige a los fabricantes más garantías y medidas de seguridad de estos productos convirtiéndolos en artículos que representan el máximo riesgo potencial en caso de fallo