Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Madrid VIERNES 8 4 2005 ABC El acusado del crimen de Costa Polvoranca se entrega, al sentirse acorralado, dos meses después de su fuga Entró con normalidad y se identificó sin decir nada especial se asegura en el Tribunal Superior ingresado en prisión y hoy comparecerá en el TSJM para decidir si es encarcelado hasta que se celebre un nuevo juicio por la muerte de un menor MARIO DÍAZ MADRID. José David Fuertes, el ex portero de discoteca acusado de la muerte del menor angoleño Ndombele Augusto Domingos en la zona de Costa Polvoranca, en Alcorcón, en 2002, tenía una cita con la Justicia desde hacía casi dos meses, y ayer decidió cumplirla. Solo y al mediodía se presentó ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) el mismo que había ordenado su búsqueda y detención tras revocar el fallo de la Audiencia Provincial del 28 de octubre que le absolvió del asesinato de Ndombele. Había que juzgarle de nuevo, pero Fuertes no esperó a que se lo comunicaran, y desapareció. Eso fue hasta ayer, cuando apareció a las puertas de la Sala de lo Civil y Penal para entregarse. Entró normal, sin decir nada especial, si no se hubiera comentado explican fuentes del tribunal. Tras identificarse, el secretario de la sala se lo comunicó al presidente, que dio las pertinentes instrucciones: debía ser custodiado policialmente hasta hoy, cuando se celebrase la vista pospuesta desde el pasado 17 de febrero, cuando no compareció y se le declaró fugado. Menos de una hora después de hacer acto de presencia, José David Fuertes salía del juzgado escoltado por varios guardias civiles. b Fuertes fue El abogado de la acusación particular- -la familia del menor asesinado- Pedro Víctor de Bernardo, también presuponía esta opción, pero sin descartar que respondiera a una estrategia del acusado con vistas al nuevo juicio por el crimen. Hay que aclarar que su entrega no es para colaborar con la Justicia puntualiza Esteban Ibarra, presidente de Movimiento Contra la Intolerancia, la acusación popular. ABC intentó ayer sin éxito recoger la opinión de su abogada defensora, Ana Ruiz, fuera de Madrid todo el día, según explicaron en su despacho. Hoy, en todo caso, se sabrán los motivos exactos de la evasión y posterior entrega de José David Fuertes, siempre que él y su letrada así lo decidan: Si no quiere, no ha de explicar ni por qué huyó ni por qué ha vuelto ni dónde ha estado... al Tribunal sólo le importa que tuvo que estar en su día y no estuvo explican en el TSJM. Sorprendente entrega José David Fuertes, durante su primer juicio por el asesinato de Ndombele EFE Una pelea, un joven apuñalado y un polémico proceso judicial La muerte del angoleño de 16 años Ndombele Augusto Domingos ocurrió el 20 de julio de 2002 en la zona de marcha de Alcorcón conocida como Costa Polvoranca. Muy cerca de allí trabajaba de portero en un pub el único acusado del hecho y absuelto por un jurado, José David Fuertes. Esa polémica sentencia fue revocada, lo que provocó su huida. En el juicio quedó probado que se inició una discusión entre María del Mar C. y un amigo de Ndombele, Jesús María Velasco. Ndombele trató de calmarles, pero murió apuñalado. Según el ex portero, él acudió para saber qué ocurría y sólo abofeteó a Ndombele, culpando a otra persona que, al día siguiente, apareció muerta. Las acusaciones mantuvieron que fue el ex portero quien asestó las puñaladas, ciñéndose al testimonio de Jesús María Velasco, único testigo ocular de los hechos, que declaró que no vio el arma, pero sí sus efectos inmediatos tras los golpes del acusado: Ndombele empezó a desangrarse y murió. No le quedaba más opción No le quedaba más opción que entregarse indicaban ayer fuentes policiales y jurídicas, que destacaban la dificultad de mantenerse huido de la Justicia desde mediados de febrero sin una infraestructura detrás Creemos que se encontraba acorralado, y decidió entregarse continúan. Ellos parecieron ser ayer los únicos no sorprendidos por la entrega del ex portero, algo habitual tras dictar una orden de busca captura según las mismas fuentes. Sí se sorprendieron, y muy gratamente, las acusaciones particular y popular, sobre todo la familia del asesinado: Por fin se va a poder celebrar un nuevo juicio manifestó el padre, Filomeno Znama, inmerso en una pesadilla desde hace casi tres años, cuando su hijo medió en la discusión de un amigo y encontró la muerte a navajazos. Una pérdida, además, agravada por la libertad del culpable. El principal acusado, José David Fuertes, absuelto por un jurado popular a finales de octubre- -una decisión luego revocada por el TSJM y recurrida a su vez por la defensa del ex portero- comparecerá hoy ante la Justicia para decidir si ha de ingresar en prisión hasta que vuelva a celebrarse el juicio en la Audiencia Provincial.