Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 8 4 2005 Nacional 25 Galería de personajes elecciones vascas CONSUELO ORDÓÑEZ Hermana de Gregorio, concejal del PP asesinado por ETA, y exiliada del País Vasco Tras el espejismo de la prosperidad vasca hay una gran podredumbre moral Nunca se metió en política, pero la señalaron con el dedo del odio por ser hermana de Gregorio Ordóñez. Después de vivir un infierno, hace un año decidió marcharse para no volver TEXTO: MIGUEL ÁNGEL BARROSO FOTO: EDUARDO MANZANA MADRID. Consuelo pasea hoy su libertad cerca del Mediterráneo, sin mirar a su espalda cada tres pasos, sin comprobar los bajos de su coche, sin tener que esquivar los escupitajos del odio. Sin escolta. Se ha sacudido el miedo, pero no del todo la incredulidad. No he visto la realidad hasta que me he alejado del País Vasco- -confiesa- Allí intentaba siempre buscar el lado positivo de las cosas, a pesar del dolor por el asesinato de mi hermano, a pesar de la tragedia de vivir en mitad de una diana, señalada, estigmatizada. Tenía fácil dar el salto a otro lugar- -estoy soltera y mis padres ya no viven en San Sebastián- pero no lo terminaba de ver. Al final, lo que me obligó a marcharme fue mi muerte profesional. Trabajaba como procuradora y no me daban ningún caso Hoy, a cientos de kilómetros de la pesadilla, se ha dado cuenta de lo equivocada que estaba al tratar de minimizar los daños. Ha recuperado la normalidad, algo que a veces suena tan prosaico. Sale a la calle, va a trabajar, a la compra, al cine, a las fiestas de los pueblos, a cenar con los amigos, y no ve pancartas ni pintadas que alientan el fanatismo. No tiene que bajar los ojos, abochornada y aterrorizada, ante las fotos de unos asesinos con tratamiento de héroes. No hay culto al crimen suspira, aliviada. Me estigmatizaron por ser la hermana de un asesinado señala Consuelo Ordóñez Siempre con las víctimas Consuelo Ordóñez nació en Caracas (Venezuela) donde sus padres emigraron (su padre es turolense y su madre, valenciana) Allí nació también su hermano Gregorio. La familia se trasladó a San Sebastián por motivos laborales cuando Consuelo tenía cinco años. Ha vivido en la capital donostiarra hasta hace un año. Es procuradora de profesión. Como portavoz de Covite (Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco) ha desarrollado una activa labor en favor de los afectados por la barbarie etarra. Según Covite, nunca podrá haber paz sin justicia previa, sin investigación a fondo de todas las atrocidades cometidas contra ciudadanos inocentes por el terrorismo fascista y sin petición firme y sin fisuras de perdón un sesgo político A pesar de la distancia, sigue colaborando activamente con esos movimientos cívicos. Después de años de sentirnos unos apestados, ahora no hay quien nos pare, por mucho que haya gente interesada en deslegitimarnos (recientemente, la directora de Atención a las Víctimas del Terrorismo del Gobierno vasco, Maixabel Lasa, declaró que la política de las víctimas de ETA se hacía desde la calle Génova, donde se encuentra la sede del PP en Madrid) Desunión, utilización partidista, víctimas de primera y de segunda A pesar de su sonada comparecencia en la comisión parlamentaria del 11- M los mensajes que llegan últimamente Merece morir No piensa volver. No quiere retroceder. Conozco muy bien el País Vasco. Es uno de los sitios de España donde mejor se vive si eres capaz de taparte los ojos, los oídos y la boca. Es un lugar con rincones bellísimos, como San Sebastián, donde he vivido tanto tiempo, donde se ve tanta gente feliz paseando por la playa de la Concha o tapeando en las tabernas. Pero detrás del espejismo de la belleza y de la prosperidad hay una gran podredumbre moral. Eso no desaparecerá en mi generación Gregorio Ordóñez era presidente del PP guipuzcoano y teniente de alcalde del Ayuntamiento de San Sebastián. Un pistolero de ETA lo asesinó hace diez años en un restaurante de la parte vieja de la ciudad en presencia de la hoy candidata popular a lendakari, María San Gil. Mi hermano jamás me pidió que me involucrara en política- -señala Consuelo- Pero, tras su asesinato, los cómplices de los terroristas se hicieron este razonamiento: es la hermana de Ordóñez, así que es del PP, luego merece morir. En realidad, mi lucha por la dignidad de las víctimas- -desde Covite y Basta Ya- -nunca ha tenido no confortan a los afectados por la barbarie. Todas las víctimas del terrorismo son iguales afirma rotundamente Consuelo Ordóñez. Sólo hay una diferencia, que no hace mejores a unas que otras, pero que está ahí: las víctimas de ETA ya lo eran antes de que las mataran, masticaban el horror todos los días de su vida y tenían pesadillas en forma de un tiro en la nuca o un paquete bomba; las víctimas del terrorismo islamista se subieron a un tren sin tener conciencia de que lo eran Desamparados por el Gobierno vasco ¿Partidismo? -se pregunta, con un tono de hastío- Hemos aplaudido determinadas decisiones políticas tomadas en los últimos tiempos, en especial el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, que han llevado a ETA y a su brazo político contra las cuerdas. Ya nos gustaría coincidir con Ibarretxe, pero, por desgracia, nos sentimos desamparados por el Gobierno vasco A pesar de la debilidad de la banda, no percibe que las cosas hayan cambiado como para hablar del fin de la violencia. ETA no mata porque no puede Desde Covite siguen trabajando para que los asesinos cumplan íntegramente sus penas, para que no haya amnistías. Los beneficios penitenciarios deben ir acompañados de unos mínimos (arrepentimiento, colaboración con la Justicia) Consuelo es una exiliada, pero aún vota en el País Vasco. Y sueña con que algún día se produzca una necesaria e higiénica alternancia política. Mientras tanto, siente que la vida le ha dado otra oportunidad.