Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 8 4 2005 11 vo, lo consideran justo Pero el texto más extenso y articulado, que ocupa la mitad del documento, es el último, escrito el 17 de marzo de 2000 durante los ejercicios espirituales del Año Santo. En esas fechas recuerda que su amado cardenal Wyszynski, primado de Polonia, le dijo el 16 de octubre de 1978 que la tarea del nuevo Papa será introducir la Iglesia en el Tercer Milenio Controversia A los 21 años de Pontificado, tras haber abierto la Puerta Santa del Año Jubilar, y viendo que se acerca su 80 cumpleaños, Juan Pablo II empieza a plantearse si no habrá llegado el momento de considerar cumplido su papel, y lo manifiesta de modo poético recordando al anciano Simeón, a quien Dios había revelado que no moriría hasta haber visto al Mesías. Según relata San Lucas, al entrar los padres con el niño Jesús en el Templo Simeón le reconoció y bendijo a Dios diciendo ahora, Señor, puedes dejar irse Nunc dimittis en paz a tu siervo, porque mis ojos han visto tu salvación A medida que se abre el siglo XXI escribe el Papa, y en el año en que mi edad llegará a los ochenta, hay que preguntarse si no es el tiempo de repetir con el bíblico Simeón Nunc dimittis Después de comentar que aquel 13 de mayo de 1981 la Divina Providencia me salvó de modo milagroso de la muerte Juan Pablo II reitera que su vida pertenece al Señor y manifiesta su confianza en que me ayudará a reconocer hasta cuándo debo continuar este servicio al que me llamó el 16 de octubre de 1978. Le pido que me llame a Sí cuando quiera La expresión es poéticamente ambigua pues nadie necesita ayuda para reconocer el momento de su muerte, por lo que reconocer hasta cuándo debo continuar este servicio podría referirse a la posibilidad de que el deterioro progresivo causado por el párkinson hiciese aconsejable una renuncia- -posibilidad que él mismo introdujo en el Código de Derecho Canónico de 1983- -para no lastrar a la Iglesia, tal vez durante años, con un Papa totalmente incapacitado para gobernarla. El prestigioso vaticanista Luigi Accattoli considera que la frase se refiere sólo a la muerte, mientras que otros la interpretan en los dos sentidos, muerte y renuncia. En esas notas de 2000 Juan Pablo II explica que muchos de los párrafos de las páginas anteriores reflejan la tensa y difícil situación general que mar- có los años ochenta, que ha cambiado a partir del otoño de 1989 Aunque los nuevos tiempos traen nuevos problemas y dificultades el Papa agradece a la Providencia Divina que el periodo de la llamada guerra fría haya concluido sin el violento conflicto nuclear, cuyo peligro pesaba sobre el mundo El Santo Padre agradece al Espíritu Santo el gran don del Concilio Vatica- RENUNCIA A medida que se abre el siglo XXI y en el año en que mi edad llegará a los ochenta, hay que preguntarse si no es el tiempo de repetir con el bíblico Simeón Nunc dimittis El Señor me ayudará a reconocer hasta cuándo debo continuar este servicio al que me llamó el 16 de octubre de 1978 no II y la fraternidad vivida con sus hermanos en el sacerdocio y el episcopado. Tras agradecer la ayuda de tanta gente del mundo de la cultura, de las ciencias, de la política y de los medios de comunicación Wojtyla concluye recordando a su familia, sus compañeros y todas las personas que me ha confiado el Señor. A todos quiero deciros: Dios os lo pague En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu Los párrafos del 1 de marzo de 1980 hacen notar que la Iglesia sufre en algunos países una persecución que supera a la de los primeros siglos en odio y crueldad En aquella fecha pide al Señor ayuda en el momento de la muerte y que ésta sea útil para la causa que intento servir: la salvación de los hombres, la salvaguardia de la familia humana y, con ella, de todas las naciones y todos los pueblos, de modo particular mi Patria terrena La gigantesca movilización tras su muerte confirma que su plegaria ha sido escuchada. El testamento espiritual íntegro de Juan Pablo II, en www. abc. es Reproducción de dos páginas del testamento manuscrito de Juan Pablo II Tumba del Papa Juan XXIII ubicada en las Grutas Vaticanas FOTOS: EPA El Papa saluda a los peregrinos en su residencia de verano en Castelgandolfo