Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 7 4 2005 45 Uno de los asesinos de Sandra Palo saldrá del centro de internamiento para casarse El Gobierno regional estima que la Comunidad perderá 1.900 millones de euros de los fondos europeos Mari Paz e Yllari se encontraron ayer en los pasillos de La Paz. Una inauguró con su nacimiento la Maternidad. La otra vino al mundo el domingo, tras casi 40 años de alumbramientos La Paz, seiscientos mil partos después TEXTO: SARAH ALLER Aguirre y Lamela, con el bebé número 600.000 nacido en La Paz creado en la sanidad pública madrileña, por su mezquindad e irresponsabilidad en toda esta polémica. En el Ejecutivo de Aguirre se asegura que no hay crisis en el Gobierno ni en la Consejería de Sanidad, sino un problema serio Uno de sus consejeros va más allá y reconoce que algo se ha hecho mal cuando esta situación ya dura un mes En su opinión, se ha producido una mala gestión política del problema. La situación, desde luego, es preocupante, porque tenemos un problema que ha adquirido una dimensión nacional y aún no sabemos adónde vamos comenta. Otra de las críticas internas que se hacen es que el único que ha dado la cara desde el primer momento ha sido el propio consejero, y de remate, el fin de semana, la presidenta con el resultado de que ahora CHEMA BARROSO se pide la cabeza de Lamela, porque no ha habido un cortafuegos con un director general, portavoz o gerente que parara los golpes Precisamente, el consejero tendrá que escuchar hoy las acusaciones del PSOE en la Asamblea, donde comparecerá a petición propia para explicar las medidas que ha tomado en relación con la denuncia recibida sobre presuntas malas prácticas en las urgencias del Severo Ochoa. La oposición pedirá directamente su reprobación. Desde las filas socialistas, la ministra de Sanidad, Elena Salgado, también criticó la falta de prudencia en la gestión de la crisis. La petición de responsabilidades y la dimisión de Lamela serán cuestiones, dijo, que dependerán de la Cámara regional y de la propia presidenta. MADRID. Mari Paz tiene 39 años. Yllari apenas dos días. No tienen vínculo aparente, pero estas dos madrileñas guardan un pedacito de historia en común. Las dos nacieron en La Paz, el hospital madrileño que más niños trae al mundo cada año. Una, inauguró las instalaciones, y otra, miles de partos después, se ha convertido en el bebé número 600.000. Ayer, el centro sanitario que les vio nacer decidió reunirlas y celebrar así, un día antes, el Día Mundial de la Salud, dedicado esta vez a la Mujer y el Niño. Como invitada al acto, la presidenta regional, Esperanza Aguirre, que acudió acompañada del consejero de Sanidad, Manuel Lamela. La historia de Mari Paz, que estrenó la Maternidad el 6 de julio de 1965, cumple a la perfección con aquel dicho de nacer con un pan debajo del brazo. Su alumbramiento, por ser el primero de La Paz, la convirtió en objetivo de fotógrafos y en protagonista de noticias que su familia aún conserva casi cuarenta años después. Eran otros tiempos y el honor de inaugurar aquellos paritorios cambió la vida de este matrimonio abulense recién instalado en Madrid. A Pedro, su padre, le ofrecieron un puesto de celador en el centro sanitario, un trabajo que desempeñó hasta su jubilación durante 35 años. Además, estrenaron nuevo hogar, un piso de protección oficial donde se trasladaron con sus tres hijas y su pe- queña fue amadrinada por la esposa del entonces ministro de Trabajo, Jesús Romero, con la que aún conserva relaciones. En el otro extremo del relato está Yllari, un bebé de dos días que aún no conoce más que los pasillos del centro hospitalario. De padre peruano y madre española, el nombre de la pequeña es de origen quetchua y significa dulce amanecer Ayer, con apenas 48 horas de vida, se vio inmersa en una maratoniana sesión de fotos, y pasó de regazo en regazo hasta acabar en brazos de la presidenta regional, que demostró su buena maña con los más pequeños. Los nuevos paritorios Aguirre, que felicitó a los padres por el feliz alumbramiento, aprovechó además para supervisar junto al responsable de Sanidad los nuevos paritorios del hospital madrileño. En total, 11 habitaciones individuales donde se desarrolla todo el proceso del parto, sin necesidad de trasladarse de una sala a otra del centro sanitario. Aguirre, que agradeció al personal de la maternidad su profesionalidad en estos 39 años de vida, recordó que este servicio ha ganado en seguridad a lo largo de las décadas y está reconocido internacionalmente como auténtico modelo Además, es responsable en gran parte, dijo, de que España y la Comunidad de Madrid registre una de las tasas de mortalidad infantil más bajas de todo el mundo Las cifras de alumbramientos alcanzadas en La Paz hablan por sí solas y Aguirre hizo alusión a ellas. Cada año dan a luz más de 10.000 mujeres, lo que supone que uno de cada diez madrileños y uno de cada tres vecinos de la capital nacieron allí. Inaugurar aquellos paritorios les cambió la vida. Recibieron piso y un puesto de trabajo en el hospital