Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 JUEVES 7 4 2005 ABC Madrid Un informe médico detectó en 2003 que tres de cada cuatro sedaciones en el Severo Ochoa eran irregulares Rajoy y Aguirre defienden al consejero Lamela y Simancas pide su reprobación Hospital de Getafe no encontró conductas contrarias a la ética médica y profesional en un examen de las actuaciones encargado después S. ALLER M. CALLEJA MADRID. Sedaciones no adecuadas y dudosas en el 75 por ciento de los casos. Así concluyó el informe elaborado en junio de 2003 por la comisión de mortalidad del hospital Severo Ochoa y que dio pie a las primeras investigaciones sobre supuestas irregularidades en la sedación a pacientes. El documento, al que ha tenido acceso ABC, enumera 29 tratamientos prescritos con intención de sedar a enfermos y hace una valoración de cada una de las actuaciones. En este repaso por las historias clínicas, la comisión determinó que la sedación era indicada en siete enfermos, dudosa en otros siete y no adecuada en el 51 por ciento de los casos, es decir, en quince pacientes. Los firmantes del informe- -una comisión presidida por la doctora Susana Plaza y avalada por otros ocho médicos- -van más allá en sus consideraciones y detallan las circunstancias de cada paciente. Así, según el documento, aunque hay siete pacientes tratados con sedación adecuada el tratamiento recibido guarda matices. Por ejemplo, en cuatro de ellos la dosis se consideró excesiva y sólo en tres se valoró como estrictamente apropiada. Lo mismo ocurre con los pacientes en los que se consideró dudosa la indicación de sedación. Fueron siete y la pauta pareció excesiva en seis de ellos. Cuatro pacientes tomaban ya algún tipo de opioide antes de su ingreso. El documento hace un recorrido además por el tiempo transcurrido hasta el fallecimiento de estas personas en urgencias. Fue de 3 a 76 horas, con una media de 31 horas de estancia. El 55 por ciento de los pacientes- -señala el informe- -permanecieron en este servicio más de 24 horas. Junto a la administración de sedantes, el documento también hace referencia al perfil de los enfermos. Su edad media, superior a los 75 años, y más del 51 por ciento con patologías no oncológicas. Según revela la comisión, cinco de ellos tenían cursado el ingreso hospitalario y el síntoma que con más frecuencia justificó el tratamiento de sedación fue la disnea, el dolor o el deterioro del estado general. Las conclusiones de este informe lleb El Comité de Ética del varon al Comité de Ética del Hospital de Getafe a realizar un examen posterior. Fue en diciembre de 2003 y las investigaciones no pudieron determinar a la postre conductas contrarias a la ética médica y profesional. Cierre de filas Mientras tanto, la bronca política continúa. El consejero de Sanidad debió de respirar ayer mucho más tranquilo cuando el presidente del PP, Mariano Rajoy, salió en su defensa y se refirió a él nada menos que como uno de los políticos más importante que tiene su partido en estos momentos, y no sólo en la Comunidad de Madrid Rajoy contestaba así en los pasillos del Congreso de los Diputados a un periodista que le preguntó por la polémica surgida en el Severo Ochoa. Lamela se ha visto obligado a negar varias veces en los últimos días que vaya a dimitir, se rectifique o no en su decisión de destituir a tres responsables de aquel centro por el caso de supuestas sedaciones irregulares. Ahora, el respaldo expreso de Rajoy llega en un momento en que la presión de la oposición y los sindicatos para exigir su responsabilidad política es más fuerte. El apoyo de Rajoy no es el único, pues también la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, aprovechó un acto conjunto con su consejero para despejar toda duda que pudiera haber sobre su confianza en él. El presidente del PP define al consejero como uno de los políticos más importantes de su partido El Grupo Socialista pedirá hoy la reprobación de Lamela en el Pleno de la Asamblea El cierre de filas se completó con el secretario general del PP de Madrid y consejero de Presidencia, Francisco Granados, quien, desde Bruselas, aseguró que el apoyo a Lamela dentro del Gobierno y del partido es total y sin ningún tipo de fisuras Es un respaldo absoluto insistió. Granados explicó que tras recibir una denuncia anónima, pero muy documentada, que afecta a la vida de las personas, es acertado que se tomen cautelas para salvaguardar el interés general Pero más allá de la versión oficial, en el PP y en el Gobierno autonómico reconocen que la situación del consejero de Sanidad es, ahora mismo, complicada, si bien nadie piensa que deba asumir una responsabilidad política, aunque se rectifique Más bien, prefieren culpar a la oposición del clima Yo también soy el doctor Montes dicen los médicos La asamblea de médicos celebrada anoche en el Colegio profesional acordó por aclamación la convocatoria de una manifestación para pedir la dimisión del consejero Lamela y la restitución del doctor Montes, el ex coordinador del servicio de urgencias del Hospital Severo Ochoa. Más de medio millar de médicos abarrotaron el anfiteatro donde se celebró la asamblea y respaldaron esta convocatoria para dentro de una semana o diez días. Asimismo, resolvieron promover concentraciones diarias que coincidan con las que se vienen celebrando diariamente al mediodía en el Severo Ochoa y a las que se sumó ayer el Ramón y Cajal. Los presentes se comprometieron además a llevar pegatinas con el lema: Yo también soy el doctor Montes y a estudiar la posibilidad de denunciar como usuario a Lamela, informa Efe. Los médicos asistentes a la reunión solicitaron a la presidenta de la institución, Juliana Fariña, el amparo del Colegio e insistieron en que los 24 casos irregulares detectados terminarán en humo puesto que están prácticamente aclarados en su totalidad La próxima prueba de fuego para el consejero de Sanidad será su comparecencia hoy en la Cámara regional, donde está prevista una concentración a media tarde. Ayer, los presentes animaron a todos los profesionales sanitarios de la región a sumarse a la protesta.