Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 7 4 2005 Nacional 35 Detenido tras confesar, ebrio, haber matado a su pareja de un botellazo ocho días antes Creo que debe estar muerta, porque huele mal dijo por teléfono a la Policía hija en otra vivienda- -que compartía con más personas- -de Barcelona. Un compañero de piso había denunciado hace días su desaparición ABC BARCELONA. La Policía Nacional detuvo el martes en Barcelona a un hombre acusado de haber matado a su pareja de un botellazo. Los hechos fueron confesados por el propio homicida quien, con síntomas evidentes de embriaguez, llamó la noche del martes al 091 desde un bar de la calle del Clot para explicar que había golpeado a una mujer hacía ocho días. Creo que debe estar muerta, porque el cuerpo huele mal señaló. Pese a estas manifestaciones tan chocantes, se localizó al hombre y dos coches patrulla se desplazaron inmediatamente al número 86 de la calle Felipe II. Pudieron acceder a la vivienda gracias a un vecino, que tenía llave. Una vez en el interior, encontraron el cuerpo sin vida de la mujer, M. I. J. M, de 52 años de edad, que yacía en el suelo boca abajo y presentaba un fuerte traumatismo craneoencefálico. b La víctima vivía con su Apuñala a su compañera Los Mossos d Esquadra detuvieron el lunes a un vecino de Cercs (Barcelona) después de que confesara haber apuñalado a su compañera sentimental, al parecer por celos, pues ella le habría anunciado su intención de volver con su marido. La detención de Pedro S. P. de 64 años, se produjo después de que confesase al empleado de una gasolinera la agresión. Los Mossos encontraron a la víctima, de 42 años, en su vivienda, en medio de un gran charco de sangre, con cuchilladas en el cuello, las axilas y la boca del estómago. Fue operada de urgencia en Berga. El agresor declaró ayer ante el juez. fuera de su domicilio. Por esta razón, casi nadie conocía a Francisco T. R. o, como recordó otro vecino, lo había visto un par de veces El que tenía la llave del entresuelo primera, donde se cometió el crimen, la había recibido por medio de un sobre con una nota que les dejó el propie- tario en el buzón por si alguna vez la necesitaban El cadáver fue trasladado al Instituto Anatómico Forense para practicarle la autopsia. La menor ha quedado bajo la tutela provisional de la dirección general de Atención a la Infancia y la Adolescencia de la Generalitat. La hija no sabía nada de su madre La Policía andaba buscando a esta mujer desde hacía una semana. Vivía en otra vivienda con su hija y alquilaba habitaciones. Uno de los inquilinos se dio cuenta de que la menor, de 13 años, desconocía el paradero de su madre y se encontraba en situación de desamparo. El inquilino puso una denuncia el pasado 31 de marzo y la Policía había hecho indagaciones, que precisamente habían llevado hasta la pareja, quien en esos momentos se había mostrado también preocupado por la desaparición de su compañera. El autoinculpado, Francisco T. R. de 49 años de edad y nacionalidad española- -al igual que la víctima- vivía en una habitación alquilada en el citado piso de la calle Felipe II en el que el propietario lleva años sin residir, según declaró éste a Efe. Allí era donde se encontraba el presunto homicida habitualmente con su novia, sin que los vecinos hubieran apreciado motivo alguno de sospecha. El detenido dijo que propinó el botellazo a su compañera después de una acalorada discusión. Un bloque de desconocidos En el bloque donde residía Francisco T. R. hay otros pisos con habitaciones alquiladas, en su mayoría a ciudadanos de origen sudamericano. Según dos de los vecinos, se trata de un bloque- dormitorio donde hay varios pisos ocupados por personas de avanzada edad, mientras que otros son viviendas con poca vida de escalera ya que la gente suele pasar bastantes horas