Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 JUEVES 7 4 2005 ABC Nacional Maragall emplaza a los socialistas vascos a pactar un gobierno con Ibarretxe, no con el PP Niega que Cataluña desprecie a España, pero cree que sí es muy escéptica porque es maltratada b Dice sentirse víctima del síndro- me Tarradellas Sales de Moncloa encantado, pero cuando llegas a Barajas te das cuenta de que la realidad no es la que crees MANUEL MARÍN MADRID. Irónico, por momentos divertido, pero siempre en Maragall Así se presentó ayer el presidente de la Generalitat catalana durante su intervención en el Foro ABC, organizado por Deloitte y Vocento, y patrocinado en esta ocasión por Caixa de Catalunya, al que acudió admitiendo estar necesitado de explicar en Madrid lo que en Cataluña ya es más que sabido porque forma parte de nosotros Esto es, explicar las generales de la ley: que no se arrepiente de haber pactado con ERC; que su prioridad es un nuevo Estatuto de autonomía que incorpore un sistema de financiación que permita a Cataluña disponer, al menos, de medio billón de pesetas más al año, aunque los ingresos actuales de otras Comunidades se vean disminuidos; y que no ceja en su sueño de ver una España federal, aunque sea camuflada bajo la más suave denominación de la España plural Y a todo ello, Pasqual Maragall añadió una afirmación que contribuirá a animar una campaña electoral vasca menesterosa de oxígeno: al contrario que otros líderes socialistas, como Alfonso Guerra por ejemplo, es partidario de que el PSE de Patxi López promueva un acuerdo de gobierno con el PNV- EA. En ningún caso con el PP. Si el PSOE tiene que inclinarse hacia algún lado, que sea del nacionalista, no del constitucionalista. Pactar con Ibarretxe con una fórmula que arrinconaría al PP. de ABC, Catalina Luca de Tena, quien recordó la entrevista publicada por este diario el pasado 11 de julio, en la que el presidente de la Generalitat afirmaba: Estamos hablando a España y tememos que no nos oiga entrevista que Maragall, durante su intervención, elogió ampliamente. Catalina Luca de Tena puso sobre la mesa las polémicas tesis auspiciadas por Maragall ante la cuestión territorial mediante la articulación de un gobierno de coalición que a muchos parece discutible en su homogeneidad y propósitos y que, en todo caso, se basa en un desafío complicado y difícil Una cierta idea de España Y también recordó la línea editorial de ABC porque defendemos valores y principios de integración nacional en los que debe desarrollarse la autonomía de los pueblos de España Pero aunque sea desde la discrepancia Luca de Tena dejó clara la disposición de este diario al debate de otras formulaciones diferentes en la articulación de España y, en este caso, elogió que Maragall lo haga por el procedimiento correcto, con palabras adecuadas y actitudes leales Con el toro cuadrado, Maragall no rehuyó respuestas. Empezó por vender en Madrid la marca de una Cataluña indisociable de una cierta idea de España, la de la España plural Pero lo Maragall, frente al Director de ABC, dio por superada la crisis del 3 por ciento Primero soy catalán y, en tanto que catalán, español dijo Maragall; aunque Madrid tiene la culpa de todo ironizó hizo cargado de desazón y desasosiego quejándose de que aunque explique sus tesis continuamente, siempre parece que hay que volver a empezar porque en Madrid se escucha poco Lo malo de Madrid no es cuando estás, es cuando no estás Por eso, y como mensaje a José Luis Rodríguez Zapatero, dijo sentirse víctima de lo que denominó síndrome Tarradellas Sales de Moncloa encantado, pero cuando llegas a Barajas te das cuenta de que la realidad no es la que habías creído Segundo mensaje: lo ocurrido en El Carmel se ha exagerado arguyó en defensa de la transparencia de su gestión porque el nivel de responsabilidades políticas asumido tiene pocos precedentes Para Maragall, este episodio y la crisis del 3 por ciento son Yo tengo que guardar mi caja y Solbes la suya. Habrá tensión M. M. MADRID. Maragall defendió lo que en la práctica supondría un sistema de financiación propio para Cataluña. No busca una financiación a la carta para cada Comunidad, pero sí un principio general o común que la rija. También el vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, busca ese principio general pero ninguno de los dos ha desvelado cuál es. Y, a lo que se ve, no será el mismo pese a que Maragall pronosticó ayer que nos vamos a entender con seguridad Eso sí, con una ad- Sin duda, con el PNV ¿Con quién debe pactar el PSOE, con el PNV o con el PP? le preguntó el Director de ABC, Ignacio Camacho. Sin duda con el PNV, porque querrá decir que las elecciones han ido muy bien. Sería bueno para el país De lo que no se mostró tan seguro es de que, si llega la hora de tomar esa decisión, el PSOE le consulte. Opinión quizá sí me pidan, pero consejo... no dijo puliendo el matiz de cada palabra. La intervención de Maragall estuvo precedida de una presentación de bienvenida a cargo de la presidenta editora vertencia: Yo tengo que guardar mi caja y él la suya. Y habrá tensiones Los planteamientos de Maragall son simples: Cataluña paga al Estado más de lo que recibe. Cuantificó la diferencia- excesiva -en un 7,5 por ciento, con saldo negativo para Cataluña, un porcentaje cifrado en un billón de pesetas. ¿Cuánto estaría dispuesto a que se redujera para quedar satisfecho? Más o menos a la mitad. Con recibir cada año 400.000 ó 500.000 millones de pesetas más le bastaría... por ahora. Maragall apela a un nuevo diseño de la solidaridad con otras Comunidades basado en pagar más si se gana más, pero no pagar todo lo que se gane de más Es su propuesta porque la solidaridad se convertiría en una caricatura con Comunidades acomodadas a vivir del subsidio Maragall apeló a hacer públicas las balanzas fiscales para que no haya gato encerrado y demostrar su tesis de que Cataluña da más de lo que recibe y, en una comparación con un claro destinatario, mantuvo que en Extremadura hay un ordenador cada dos pupitres y en Cataluña no Madrid debería hacer como los lander alemanes porque hablar de dinero no es pecado y lo justo es pagar por renta y recibir por población En este punto, alió a Cataluña y Madrid, primeros en renta per capita y, por tanto, en aportación solidaria a otras Comunidades, y segundones- -Cataluña baja al sexto puesto- -en renta disponible. ¿Quién va para arriba? se preguntó. Las Comunidades Forales... y alguna otra Pero no Cataluña: Me subleva eso de que es mejor que las cosas no se sepan