Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 En la muerte de Juan Pablo II REPERCUSIÓN INTERNACIONAL JUEVES 7 4 2005 ABC De rodillas ante el cuerpo de Juan Pablo II, anoche en la capilla ardiente, George Bush, su esposa Laura, Bush padre, Bill Clinton y Condoleezza Rice REUTERS Bush, primer líder político en llegar a Roma, hace historia en EE. UU. al viajar al entierro Nunca un inquilino de la Casa Blanca se había desplazado al sepelio de un Papa PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. George Bush- -que el pasado noviembre logró algo inusitado para un candidato del Partido Republicano: una mayoría del voto católico- -cruzó ayer el Atlántico a bordo de su Air Force One para convertirse en el primer presidente de Estados Unidos que asiste en Roma al entierro de un Pontífice. Se convirtió también en el primer líder político que llega a la capital italiana para la ceremonia de mañana. Su gesto contrasta con el bajo perfil de Washington en similares ocasiones luctuosas y los virulentos prejuicios anti- católicos a los que no hace tanto tiempo tuvo que enfrentarse John F. Kennedy durante su propio pulso presidencial. Los críticos del presidente Bush, que avanza por su segundo mandato con los más bajos índices de aprobación desde su llegada al despacho oval, se han apresurado a argumentar que esta deferencia ceremonial hacia Juan Pablo II no es más que otro guiño de El Dalai Lama expresó sus condolencias en la India De la misma manera en que lo han hecho ya la mayor parte de los líderes religiosos del mundo, el Dalai Lama hizo público ayer su pésame por la muerte de Juan Pablo II. El líder espiritual tibetano, en la fotografía junto a estas líneas, firmó en el libro de condolencias especialmente habilitado en la nunciatura de Nueva Delhi, ante la mirada del embajador del Vaticano en la India, Pedro López Quintana. El Papa- -dijo el Dalai Lama en su oficina en el exilio- -es un hombre al que tenía en muy alta consideración complicidad destinado a los conservadores religiosos que forman los pilares de su base política. Sin embargo, el consenso de analistas apunta que a cualquier otro ocupante de la Casa Blanca le hubiera sido bastante difícil evitar la cita funeraria en Roma. La destacada representación del gobierno de Estados Unidos en las exequias de mañana también ha servido para repasar la complicada relación entre la Administración Bush y Juan Pablo II. Con momentos de gran desacuerdo como todo lo relacionado al uso de la fuerza en Irak o la pena de muerte pero también con una perfecta sintonía en cuestiones como la oposición al aborto, los matrimonios gay, las investigaciones con células madre embrionarias y la eutanasia. Convergencia política Toda esta agenda social, que en los últimos años se ha situado en el centro del debate político en EE. UU. ha provocado una significativa convergencia entre evangélicos y católicos en detrimento electoral del Partido Demócrata. Un realineamiento que también ha coincidido con la sórdida crisis de abusos sexuales a menores protagonizada por clérigos estadounidenses. Con todo, a juicio del profesor Mark Rozell, de la Universidad George Mason, resulta bastante equívoco catalogar en un solo bloque a los 65 millones de católicos estadounidenses. Dentro de este contexto politizado, AP