Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 6 4 2005 47 Los aparcamientos públicos de la capital cobrarán por fracciones de cinco minutos La venta de DVD ilegales se multiplica por cuatro en un año con medio millón de copias pirateadas Peor la Jurisdicción Civil que la Penal La Jurisdicción Civil de Madrid tiene la tasa de pendencia más elevada de toda España. Los valores en lo Penal y en lo Social están más normalizados uno por ciento del total nacional. Parecida es la situación con el número de fiscales por cada 100.000 habitantes: Madrid está en decimocuarto lugar. A esos datos hay que añadir los de la litigiosidad, que en Madrid experimentó el incremento más alto de toda España. El estudio señala de hecho que un 88,8 por ciento de los órganos judiciales madrileños trabaja por encima de los módulos recomendados por el CGPJ. Así, el 50 por ciento de aquéllos soporta una sobrecarga de trabajo superior al 30 por ciento sobre el límite establecido lo que provoca una situación que no tiene parangón con el resto del país. Los madrileños, más exigentes con su Justicia Al tiempo que valoran su Justicia mejor que los habitantes de otras Comunidades, los madrileños son los que mayor número de quejas presentan La tardía transferencia de competencias, en el origenLa Comunidad de Madrid, que asumió las competencias de Justicia en 2003, está en desventaja respecto al País Vasco (1987) y Cataluña (1990) Unificar las 19 sedes judiciales en una sola El reto se llama Ciudad de la Justicia un proyecto que mejorará la insostenible situación que provoca la disgregación de la Justicia local en 19 sedes En los puestos de cola Todo ello lleva a que la Comunidad de Madrid tenga una de las tasas de resolución más bajas de España junto con la Comunidad Valenciana y Murcia, y uno de los tiempos de respuesta más altos (6,5 meses es la duración media de cada asunto) que la sitúan entre las más lentas, junto con Asturias, Canarias y Galicia. Cuando la comparación se efectúa entre las cinco comunidades con renta per cápita más alta- -Baleares, Cataluña, Madrid, Navarra y País Vasco- Madrid vuelve a ser el farolillo rojo Entre esas cinco regiones, Madrid es la que menos jueces tiene por cada cien mil habitantes y la penúltima en número de fiscales, sólo por encima de Navarra. El estudio aprobado por el CGPJ llama la atención sobre la necesidad de aunar los esfuerzos de todos los poderes públicos para lograr un proceso de implicación colectiva que permita que la Justicia madrileña ofrezca la calidad de servicio que demandan los ciudadanos Los ciudadanos de Madrid, por cierto, se sitúan a la cabeza en el número de quejas, aunque al mismo tiempo son los que tienen una mejor imagen de la Justicia que se imparte en su Comunidad. Los 508 jueces que hay en Madrid resolvieron 1.139.514 asuntos durante el año 2003 SIGEFREDO HACEN FALTA REFORMAS ALFREDO PRADA Vpte. segundo y consejero de Justicia amentablemente, creo que, hoy en día, no hay nadie que sea capaz de cuestionar que la Justicia en Madrid necesita de importantes reformas. El Gobierno de la Comunidad de Madrid, desde luego, ha sido siempre muy consciente de ello. Y lejos de bonitos discursos y palabras huecas, lo estamos demostrando con hechos. En estos primeros años de legislatura, hemos puesto en marcha todo un conjunto de medidas que van desde la aplicación de un nuevo sistema informático en Juzgados y Tribunales a la reforma inte- L gral de todas las sedes judiciales, pasando por la construcción del nuevo Campus de la Justicia para Madrid, una obra revolucionaria y sin precedentes en España ni en Europa. Nosotros hemos incrementado el presupuesto disponible en materia de Justicia y estamos haciendo las políticas adecuadas. Pero todo nuestro esfuerzo será baldío mientras el Ministerio de Justicia continúe empeñado en menospreciar los intereses de Madrid y de todos los madrileños. Es indudable que todo el esfuerzo que hagamos, dentro de nuestro ámbito de competencias, no será nunca suficiente mientras el Gobierno de la Nación continúe sistemáticamente ignorando las necesidades de esta Comunidad Autónoma. Y esto es muy grave. Porque se está tratando, deliberadamente, de marginar a Madrid y de politizar la Justicia. De los 68 juzgados que en su día solicitamos, el Ministerio de Justicia ha tenido a bien conceder a Madrid tan sólo 40, lo que resulta de todo punto insuficiente para cubrir el volumen de asuntos que anualmente se tramitan en esta Comunidad y nos mantiene aún lejos de las recomendaciones del propio Consejo General del Poder Judicial. Pero no acaban ahí nuestros males. De los 40 concedidos y pese a la plena disposición del Gobierno de la Comunidad de Madrid, el Ministerio de Justicia nos hizo saber que tan sólo estaba en condiciones de poner en funcionamiento 15 de ellos. ¿Ha olvidado el Sr. Rodríguez Zapatero su promesa electoral de crear 1.000 nuevas plazas de jueces y fiscales en esta legislatura? ¿o es acaso su memoria esquiva sólo en lo que afecta a esta Comunidad?