Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 6 4 2005 Internacional 45 Schüssel acepta al nuevo partido de Haider como socio de Gobierno b El canciller austriaco dejó claro Buteflika dice que la apertura de la frontera con Rabat tardará meses b El presidente argelino señaló además en París que las relaciones bilaterales dependen de su Majestad y de mí, pero el problema del Sahara, de la ONU ABC PARÍS. El presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, que decidió hace cuatro días suprimir el visado obligatorio para los ciudadanos marroquíes que quieran entrar en su país, estimó ayer que la apertura de fronteras necesitará numerosos meses Preguntado sobre esa cuestión a la salida de un almuerzo de trabajo en París con el presidente francés, Jacques Chirac, Buteflika respondió: La apertura de fronteras necesita numerosos meses Fue el propio presidente argelino quien comunicó el sábado pasado por teléfono su decisión al Rey de Marruecos, Mohamed VI. La exigencia de visado obligatorio fue decidida en 1994 después de que Marruecos introdujera una medida similar como consecuencia de un atentado terrorista cometido en Marraquech. Marruecos decidió suspender ese requisito en julio del año pasado. Ese atentado provocó dos muertos entre turistas españoles y las autoridades del Reino acusaron entonces de haber intervenido a los servicios secretos argelinos. Argel rechazó aquellas acusaciones y, como reacción, decidió cerrar sus fronteras terrestres entre los dos países. Buteflika se refirió asimismo a los tres puntos en el dossier argelino- marroquí: Las relaciones bilaterales, eso depende de su Majestad y de mí; la reconstrucción del Magreb árabe, eso depende igualmente de su Majestad y de mí; y el problema del Sahara Occidental, y eso depende de Naciones Unidas Buteflika expresó su deseo de que este asunto sea tratado correctamente por la ONU. que la nueva formación sustituye al FPÖ en el Gobierno federal y descartó la convocatoria de comicios anticipados ANTONIO SÁNCHEZ SOLÍS CORRESPONSAL VIENA. En febrero del año 2000, Jörg Haider era el líder del FPÖ, la segunda fuerza política de Austria, con un apoyo electoral del 27 por ciento y seis ministros en el Gobierno federal. Cinco años después, con tres ministros menos y un crédito electoral en bancarrota, este derechista político, conocido por sus comentarios xenófobos, vuelve a presidir un partido con presencia en el Ejecutivo austriaco. El canciller, Wolfgang Schüssel, aceptó ayer a la recién fundada Alianza por el Futuro de Austria (BZÖ en sus siglas en alemán) como socio de gobierno del Partido Popular. El canciller se reunió ayer con Heinz Fischer, presidente de Austria, y con el vicecanciller Hubert Gorbach, correligionario de Haider en el BZÖ, para estudiar la crisis abierta por la creación del nuevo partido, fruto de las divisiones internas en el FPÖ y al que se han sumado los tres ministros con que cuenta este partido. Tras el encuentro, el canciller dejó claro que la nueva formación de Haider sustituye al FPÖ en el Gobierno federal y descartó la convocatoria de comicios anticipados, como piden desde la oposición los socialdemócratas y Los Verdes. Eso sí, Schüssel ha exigido de Haider garantías de estabilidad, que de momento parecen aseguradas con la fuga a la nueva formación de 17 de los 18 representantes que el FPÖ tiene en Nationalrat, la Cámara Baja. Necesitamos una clara mayoría en el Parlamento y ningún tembleque declaró el canciller, quien restó importancia a la pérdida de la mayoría en el Bundesrat, una cámara de representación territorial en la que tres de los cinco miembros del FPÖ se mantendrán fieles al partido. EPA Sigue la violencia en Cachemira NUEVA DELHI. Dos supuestos radicales murieron ayer en enfrentamientos con soldados indios en Dangerpora, a unos 55 kilómetros al norte de Srinagar, la capital de verano de la Cachemira india. La seguridad en esta zona se ha redoblado en los últimos días, con motivo de la reapertura mañana de la línea de autobús entre Srinagar, en la parte india de Cachemira, y Muzafarabad, en la paquistaní. Una bomba hirió ayer a siete personas en esa misma carretera. En la imagen, personal militar rodea los cadáveres de los radicales. Situación dramática El propio presidente Fischer reconoció que en tanto el Gobierno cuente con una mayoría estable, no hay motivo convocar nuevas elecciones. Eso sí, el jefe del Estado austriaco tachó la situación de dramática y difícil y aseguró que desde 1945, tras el final de la guerra y de la ocupación nazi de Austria, no se había dado algo comparable. La evolución del FPÖ desde que llegó al poder en 2000 ha sido la de la caída en picado. En aquel entonces, Haider abandonó la presidencia del partido para acallar las críticas de los socios de la UE.