Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 MIÉRCOLES 6 4 2005 ABC Internacional Tony Blair convoca elecciones para el 5 de mayo con todos los sondeos favorables Las encuestas pronostican un tercer mandato laborista aunque con una mayoría reducida b El líder laborista anunció la fecha de las elecciones ante el número 10 de Downing Street, tras acudir a Buckingham Palace para comunicar su decisión a Isabel II EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. El primer ministro británico, Tony Blair, anunció ayer la convocatoria de elecciones generales para el jueves 5 de mayo, fecha que ya desde hace meses se consideraba la más probable para los próximos comicios. La campaña electoral arranca con unanimidad en las encuestas en predecir un tercer mandato para Blair, aunque con un ascenso de los conservadores que podría limitar notablemente la mayoría laborista. Como es tradicional, Blair anunció la fecha a la puerta del número 10 de Downing Street, después de haber acudido a Buckingham Palace para comunicar su decisión a Isabel II. Acabo de estar en el Palacio de Buckingham para pedir a la Reina la disolución del Parlamento, lo que ella ha tenido la deferencia de consentir afirmó. El Parlamento quedará disuelto el próximo lunes día 11 y justo un mes después deberá constituirse la Cámara que resulte de los comicios. La economía, la gran baza del Gobierno El Partido Laborista de Tony Blair ha adelantado que quiere centrar el debate en el crecimiento y la estabilidad económica, que considera la clave para conquistar un histórico tercer mandato. De conseguir el triunfo, ésta sería la primera vez en la historia de Gran Bretaña que los laboristas logran tres mandatos consecutivos en el Gobierno. El partido gobernante buscará beneficiarse de los dinámicos índices de crecimiento de la economía desde su llegada al poder en 1997. Por esa razón, el histórico rival de Blair, el ministro de Finanzas Gordon Brown- -quien no oculta sus aspiraciones de llegar a Downing Street- será uno de los principales protagonistas de la campaña electoral de los laboristas. El peor de los escenarios Las diversas encuestas publicadas ayer pronostican una nueva mayoría laborista, aunque ésta podría verse reducida de un exceso de 161 diputados a tan sólo 23 escaños de más sobre el Partido Conservador, según el peor de los escenarios presentados por los sondeos. Los estudios realizados durante el fin de semana por los institutos consultados por The Times, The Guardian y The Independent apuntan que el Partido Laborista podría obtener entre el 37 y el 36 por ciento de los votos, frente al 35- 33 por ciento de los tories y el 19- 21 por ciento de los liberal- demócratas. Todos ellos indican una cierta erosión laborista que los conservadores, aunque en ascenso, no acaban de aprovechar. La perspectiva más ventajosa para el candidato tory Michael Howard, es la indicada por el Financial Times. Este diario precisaba que atendiendo sólo a los votantes que ahora aseguran tener decidido ir a votar, el Partido Conservador estaría cinco puntos por delante del Laborista (39 por ciento frente al 34) aunque la formación de Blair tendría más escaños. El hecho de contabilizar únicamente a quienes han decidido que acudirán a las urnas tiene que ver con la generalizada sensación de que se tratará de unos comicios con alta abstención. El escenario apuntado por el Financial Times podría abocar a una coalición entre laboristas y liberal- demócratas. No obstante, se trataría de una rara situación, ya que el sistema electoral británico fomenta la aparición de mayorías y resta posibilidades a un Gobierno de coalición. Tony Blair se dirige a su residencia oficial, el número 10 de Downing Street, tras anunciar la fecha electoral a la Prensa, ayer en Londres británico es el jefe y es el único que hará la gran elección advirtió. El primer ministro llamó al electorado británico a no permitir que los conservadores regresen al poder y echen por tierra los logros de su Gobierno en la mejora de los servicios públicos y en el progreso económico. Blair tomó después un helicóptero y se trasladó a una circunscripción del sur de Inglaterra donde la mayoría laborista parece muy ajustada. Por su parte, desde Londres, Howard redobló sus ataques a Blair, re- REUTERS Al encuentro con los electores Si bien la campaña, que según la legislación británica se extenderá durante 17 días laborables, no comenzará oficialmente hasta comienzos de la próxima semana, ya ayer los tres principales candidatos salieron al encuentro de los electores con diversos actos de partido. Desde Downing Street, Blair alertó de un exceso de confianza. El pueblo cordando las promesas incumplidas del primer ministro. La gente debe decidir si votar por otros cinco años de paseo, o apoyar a un partido que está verdaderamente comprometido con los asuntos que realmente importan Kennedy hizo un viaje por Manchester, Newcastle y Leeds para prometer una campaña que busque aumentar la esperanza de la gente y no sus miedos, en alusión a los conservadores. Según Kennedy, la pugna electoral se presenta mucho más fluida que en cualquier convocatoria anterior.