Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MIÉRCOLES 6 4 2005 ABC En la muerte de Juan Pablo II Más de un millón de fieles han desfilado ya ante el Papa en la basílica de San Pedro Espera de hasta ocho horas para velarlo apenas dos segundos aventurar cuántos visitantes más llegarán durante los próximos días para dar su adiós al Pontifice, que será enterrado el viernes PABLO MUÑOZ. ENVIADO ESPECIAL CIUDAD DEL VATICANO. Es la una y veinte de la tarde y atrás quedan cuatro horas y treinta y cinco minutos de espera, de un lento caminar sin apenas poder ver el suelo, de momentos de recogimiento y también de broma, de aplausos sin motivo aparente, de conb Nadie se atreve a Plano de la cola Recorrido de la fila San Pedro L. di Cavalleggeri z S. U S. U S U f f iii io CIUDAD DEL Plaza de V A T I C A N O San Pedro Plaza de Pio XII V. Corridori dori dori V. Mascherino versaciones a media voz y agotamiento físico. Ha pasado todo eso y, sin embargo, en el momento de franquear la puerta principal de la basílica de San Pedro, todos, creyentes o no, turistas o peregrinos, perciben una sensación extraña, misteriosa... El marco, sin duda, contribuye a ello; la música sacra, las oraciones, el recogimiento de aquellos que tienen fe, también. Pero hay algo más, hay magia, hay plena conciencia del momento histórico, hay sorpresa y también cierta incredulidad ante el fervor de cientos de miles de personas, al cierre de esta edición más de un millón (según confirmó el Vaticano) que ofre- cen su sacrificio por el Papa muerto, por aquel polaco desconocido en el que muchos ahora ven ya a un santo. Los peregrinos, los turistas, todos los presentes guardan silencio, con respeto o con devoción según los casos, conmovedor de cualquier forma. Recorrer el pasillo hasta el altar mayor no cuesta más de sesenta segundos. Y allí, bajo la imponente cúpula de la basílica de San Pedro, se llega al cadáver del Santo Padre, el rostro y las manos de cera, con los ropajes y la dignidad del líder más seguido del planeta. Cuatro miembros de la Guardia Suiza lo flanquean y los trabajadores del Vaticano se esfuerzan en que nadie se retrase, en que el paso ante el cuerpo sea lo más rápido posible. Han transcurrido cuatro horas y media- -en algunos tramos horarios la espera es del doble de tiempo- -y, curiosamente, nadie se queja de que apenas se tenga un par de segundos para velarlo. Lo justo para santiguarse, unos; otros, para sacar fotografías; y el resto, para ambas cosas a la vez. Borgo Vittorio torio torio Bo Bo Borgo Pio V. Conciliazione Via de nit i Pe Río Tev ere Plaza Pia Castillo San Angelo LOS DATOS DE LA ESPERA Número de personas... Cada minuto Cada hora Primer día Segundo día Horas de espera 300 20.000 400.000 600.000 4 horas 250.000 litros (podria aumentar hasta 1.000.000) 3.000 1.000 120 Agua repartida Número de policías... En las filas Estaciones y aeropuertos Agentes de paisano en el interior de la basílica V. S enz ieri Por cari B. S. B. S. B. S. Angelo org org S Borgo S. pir pir pirito