Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 MARTES 5 4 2005 ABC Cultura y espectáculos El plan del Casón como Centro de Estudios del Prado fuerza la novena paralización parcial de las obras Responsables de Cultura y las constructoras, Zugaza y el arquitecto que dirige el proyecto se reunieron ayer XIX, que están ocultas al público desde agosto de 1997, cuando se cerró el Casón, permanece en un almacén de Alcalá de Henares NATIVIDAD PULIDO MADRID. El Ministerio de Cultura ha impuesto- -literalmente- -un secretismo absoluto en torno a las obras del Prado. Muchos de los responsables del proyecto (el arquitecto que dirige las obras, Jaime Tarruel; las constructoras que ganaron el concurso público de adjudicación de las obras- -Necso FCC- o Gerencia de Infraestructuras de Cultura) no se atreven a abrir la boca. La consigna del Ministerio es esperar a que el subsecretario de Cultura, Antonio Hidalgo, comparezca a finales de este mes en el Congreso de los Diputados para explicar todas las modificaciones relativas a la ampliación del Museo del Prado, incluido el aumento en el presupuesto de las obras. Se prevé que el edificio de Moneo superará los cien millones de euros (el último presupuesto era de 61,5 millones) mientras que el Casón pasará de largo los 30 millones actuales. Ayer hubo una reunión en el Ministerio, a la que asistieron todas las partes implicadas: el director del Prado, Miguel Zugaza (horas antes de marcharse a Nueva York) César López, secretario técnico de Infraestructura de la Gerencia de Infraestructuras del Ministerio de Cultura; el arquitecto Jaime Tarruel y representantes de las constructuras que llevan a cabo las obras en el Casón del Buen Retiro. El motivo de la convocatoria, una modificación de los contratos, derivada del nuevo destino que se ha decidido para este espacio: convertirlo en el Centro de Estudios del Prado. b El grueso de las pinturas del El Casón del Buen Retiro está cerrado al público desde agosto de 1997 de las obras: unas fuentes dicen que se está trabajando, pero a ritmo lento otras, que sólo son trabajos de albañilería y fachada. Aunque lo cierto es que no se ve estos días a ningún trabajador por la obra. Es la novena paralización parcial desde agosto del 97. La penúltima, hasta la fecha, se produjo al día siguiente de las elecciones generales del 14 de marzo. El cambio de Legislatura hizo necesario parar las obras hasta nueva orden. Aunque las constructoras también se suman al silencio impuesto por Cultura, ABC ha podido saber que en estos casi ocho años ha habido retrasos en los pagos, lo que ha motivado algún que otro problema en las obras. De hecho, en la actualidad hay un expediente abierto por este motivo. Es esta Unión Temporal de Empresas, formada por Necso y FCC, la encargada de redactar el nuevo proyecto y ejecutarlo. El cuento de nunca acabar del Casón ha sufrido numerosos reveses. El deseo de hacer tres plantas bajo el nivel del Casón ha caído en saco roto, pues surgieron problemas con los muros de contención que desviaban las aguas DANIEL G. LÓPEZ La visita de Maragall y el aviso a Calvo Entre las numerosas personalidades que han visitado el Prado en los últimos meses hay una que ha pasado inadvertida a la luz pública. Fuentes cercanas al museo confirman a ABC que el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, pudo contemplar in situ las obras de ampliación del museo el 15 de diciembre de 2004, en una visita en la que estuvo acompañado por el presidente del Patronato, Rodrigo Uría. Al parecer la ausencia de trabajadores provocó el enojo de los responsables del Prado. La cosa llegó a Zapatero- -siempre según las mismas fuentes- que llamó al orden a Carmen Calvo. Se llegó incluso a decir, desde el Prado, que había relajamiento en las obras. El destino incierto del XIX Desde el cierre del Casón en agosto de 1997, la pintura del XIX ha vagado por almacenes y distintos destinos periféricos de todas las Comunidades Autónomas (el llamado Prado disperso) Ahora, el grueso de la colección- -que sigue oculto al público- -dormita en un almacén de Alcalá de Henares, esperando a que los responsables decidan dónde irá a parar. De momento, durante 2006 se verá una selección de estas obras en el edificio de Moneo (que se olvida, también de momento, de las exposiciones temporales) después se incorporará el XIX a Villanueva y, quién sabe, si al resto de las sedes del Prado. De hecho, el Plan Plurianual 2005- 2008 no concreta nada al respecto y hay quien habla de cierta improvisación. Este, para muchos sorprendente e innecesario, proyecto ha obligado a una nueva paralización temporal parcial subterráneas que pasan por la zona. Aunque hay quien cree que se ha falseado toda la historia y que los verdaderos problemas son económicos. Ya sin el Guernica el verdadero tesoro del Casón es el fresco en la bóveda de La Alegoría del Toisón de Oro de Lucas Jordán, cuya restauración (muy delicada y no exenta de problemas) ha estado a cargo de Gianluigi Colalucci, responsable de los trabajos en la Capilla Sixtina. Se espera que en 2006 pueda admirarlo el público, junto a medio centenar de obras de este artista, antes de que el Casón se dedique exclusivamente a Escuela del Prado. Pero son muchos los que temen que la fecha de marzo de 2006 como cierre de la primera fase de ampliación de las obras vuelva a retrasarse una vez más. De momento, medio centenar de retratos de Reyes realizados por pintores del XIX se verán en los nuevos espacios del Congreso de los Diputados, y la Fundación Príncipe de Asturias pedirá fondos del Prado para una exposición en Oviedo con motivo de sus 25 años, aunque aún no se ha hecho efectiva la solicitud.