Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión MARTES 5 4 2005 ABC M. MARTÍN FERRAND Si no mejora la presencia del PP en el Parlamento de Vitoria se marcará el inicio de una contestación a Rajoy MEMORIAS Sería conveniente domesticar las memorias silvestres que han tomado al asalto el espacio público antes de que tengamos un disgusto. No vendría mal renovar el pacto preconstitucional de 1975- 1977, que sentó las condiciones de un olvido cívico hornadas de españoles que E temo que la eduparticiparon en el restablecación y la finura cimiento de las libertades. no van a ser suficientes para permitir a la AY que subrayar que leal oposición modificar la tal olvido deliberado relación de fuerzas derivase circunscribió exclusivada de las turbias jornadas de mente al espacio público. marzo de 2004. Hay un foso JON JUARISTI En el privado, como es lógiinsalvable entre los relatos co, cada uno siguió cargande los vencedores y de los do con su propia memoria, pero el vencidos en las últimas elecciones compromiso democrático implicalegislativas que, si no ha dado ya al ba la renuncia a que las memorias traste con el acuerdo nacional que particulares interfirieran en la greshizo posible la transición a la democa política. Más aún: las incursiocracia, no tardará en poner en evines autobiográficas en el ámbito púdencia su quiebra. Lo grave no es la blico, la abundante literatura memera disensión narrativa en torno morialística que invadió las librea lo sucedido entre el atentado de rías desde finales de los setenta, fue los trenes y las algaradas de la jornaclaramente definida como literatuda de reflexión, por muy agria que ra y deslindada del discurso históriresulte, sino el hecho de que tal disco y de sus pretensiones de validez crepancia haya resucitado fatalcientífica. Quizá lo más paradójico mente la memoria de la guerra cidel momento actual sea que, mienvil. Un amigo periodista arguye que tras los propios historiadores cuesno había modo de evitarlo, toda vez tionan el estatuto de ciencia que reque fue la única guerra del siglo XX clamaban para su disciplina hace ganada por los malos. No es una extreinta años y no desdeñan reconoplicación racional. A mi amigo, la cer su afinidad con los literatos, casituación presente le desazona tanda hijo de vecino (sobre todo, a la izto como a mí, pero no creo que adquierda) esgrime su memoria exivierta que una afirmación como la giendo que se le compense por los suya sólo es válida dentro de una deindiscutibles agravios imaginarios terminada memoria. Los pactos poo reales recibidos por él mismo o líticos de los primeros años del pospor sus mayores. El fenómeno en sí franquismo fueron posibles gracias denota una disfunción de la demoa una tácita cancelación de las mecracia y, por supuesto, no es exclusimorias antagónicas, a un esfuerzo vamente español. Se trata de una de olvido que constituye sin duda el perversión del individualismo indurasgo más generoso de las dos o tres cida y alentada desde las fuerzas sociales que preconizan la superación de la democracia burguesa o neoliberal (o sea, de la democracia realmente existente) en aras de una utópica democracia radical que se parece bastante al ideal comunista de toda la vida (del a cada cual según sus méritos del liberalismo al a cada cual según sus deseos variante golfa del a cada cual según sus necesidades del marxismo clásico) Una de las aportaciones teóricas más interesantes del pensamiento político neoconservador (en Roger Scruton o Irving Kristol, por ejemplo) consiste precisamente en señalar que, junto a su dimensión adquisitiva, el individualismo democrático exige asimismo una moral de renuncia o autocontención. De faltar ésta, la comunidad política acabaría saltando en pedazos. RADUCIDO al español, esto significa que sería conveniente domesticar las memorias silvestres que han tomado al asalto el espacio público antes de que tengamos un serio disgusto. No vendría mal renovar el pacto preconstitucional de 1975- 1977, que sentó silenciosamente las condiciones de un olvido cívico. Ahora bien, quien debe dar el primer paso en esa dirección es, como en aquellos años, quien detenta el poder, y no creo que el partido gobernante, inmerso en su triunfal posguerra imaginaria, esté dispuesto a cambiar el disco. Mientras el relato oficial de marzo sea el que seguimos oyendo, el relato alternativo de los vencidos, como diría el maestro Jiménez Lozano, está justificado cualquiera que sea su soporte: vídeo u octavilla. Educación y finura, vale. Pero con sustancia. LA TORMENTA QUE VIENE UÁNTO tiempo puede resistir un político de fundamento, líder de partido postinero, sin decirle nada consistente a sus electores y devotos? Si nos atenemos a la experiencia de Mariano Rajoy, ese tiempo puede ser muy largo y casos hay en la Historia de España en los que se han cumplido biografías notables y de respeto sin la más mínima expresión de una idea propia. Muy forzado por los acontecimientos o, lo que es lo mismo, en contra de su voluntad, el presidente del PP ha salido de su acostumbrado letargo para decir que la oposición debe hacerse con la cabeza y no con las vísceras. Es decir, que el gallego prefiere los idiomas y talentos con los que anunciaba la venta de lengua de ternera y sesos variados una desaparecida tiendecita del barrio madrileño de Salamanca que la casquería en general, la del supermercado. Si, como parece y aquí hemos comentado ya, la intención de Rajoy era contestar, con delicadeza y resolución, el ridículo vídeo producido por FAES, la fundación en la que se alberga el prematuramente jubilado José María Aznar, la afirmación es lúcida y, si se quiere, brillante; pero, a la vista de los hechos, tengo la sensación de que, a la hora de ejercerla, la oposición de Rajoy que, por supuesto, no está hecha con las vísceras tampoco se fabrica con la cabeza. La realidad aparente es que no hay oposición y, como en una cruel paradoja, es el PSOE el partido, y José Luis Rodríguez Zapatero el líder, que, además de ocupar el sitial del poder busca los resquicios disponibles para, en los tiempos libres, actuar como oposición de la oposición que no se opone. Un enredo más confortable y divertido si se vive instalado en La Moncloa. El juego es original, pero políticamente suicida. A menos de dos semanas de las elecciones autonómicas vascas, trascendentales, la actividad popular parece más escasa que la desplegada en ocasiones equivalentes. Ignoro si se trata de una genialidad o de un descuido; pero cualquier resultado que no mejore la presencia pasada del PP en el Parlamento de Vitoria marcará el inicio de una contestación a Rajoy en el seno del PP que irá mucho más allá que un vídeo o un pellizco. El sosiego de Rajoy, tan admirado; ¿es hijo de la sabiduría o del desinterés? En ocasiones parece lo segundo y recuerda aquel cuento de Baura en el que un hombre que no quería ser rico se murió de angustia ante la responsabilidad de administrar una fabulosa herencia de un ignorado tío americano. Al líder popular y al heredero literario les resultaría más provechoso entregarse al gasto, incluso con prodigalidad, que vivir en la estéril contención en la que nos demuestran su austeridad y su modestia. El no hacer nada ante las circunstancias de la Historia es profundamente español; pero, que se sepa por la experiencia, sólo ha servido para alargar las situaciones indeseables y hacer más cortas las apetecidas. Un mal negocio. ¿C M H T REVISTA DE PRENSA beneficio de todos y siempre cuestionó las tesis proselitistas contra los judíos. El artículo señala dos grandes eventos en ese proceso de reconciliación, la visita de Juan Pablo II a la gran sinagoga de Roma, en 1986, la primera vez que un Papa pisaba un templo judío, y su viaje a Israel, en el año 2000. Recuerdan la imagen del Papa fundido en un abrazo con el Gran Rabino de Roma, Elio Toaff, y la posterior apertura de relaciones diplomáticas, que culminó con el viaje oficial a Israel. Ese viaje se interpretó, subrayan, como una rectificación de la tradicional posición de la Iglesia según la cual los judíos fueron expulsados de su tierra por haber rechazado a Jesús. Esta visita permitió a los judíos encontrarse con el cristiano actual y borrar la imagen negativa que hasta ese momento existía. S. I Héroe de la reconciliación El principal diario de Israel, Haaretz, publicaba ayer un artículo ensalzando la figura del Papa Juan Pablo II como el verdadero héroe de la reconciliación entre cristianos y judíos El artículo recuerda que fue hace cuarenta años, bajo el Pontificado de Juan XXIII, cuando la Iglesia Católica liberó a los judíos de su responsabilidad en la muerte de Jesús. Según el rotativo fue el héroe de la reconciliación porque llamó expresamente a un nuevo y profundo entendimiento entre la Iglesia y el judaísmo en todas partes, en todos los países, por el El Papa de un siglo La prensa francesa destacaba ayer la labor de Juan Pablo II en el diálogo entre religiones y su largo Pontificado, que le convierte en el Papa de un siglo Así titula su editorial La Croix, diario parisino de referencia de los católicos franceses y que publicaba una edición especial de 32 páginas. Para este rotativo, Juan Pablo II, el primer Papa no italiano desde hacía cuatro siglos sirvió a la paz entre las naciones y al diálogo entre religiones además de ser mensajero de esperanza S. I.