Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 Deportes FÓRMULA 1 GRAN PREMIO DE BAHREIN LUNES 4 4 2005 ABC Dolor y tristeza en el podio como recuerdo a la figura del Papa P. F. F. MANAMA (BAHREIN) Alonso, Trulli y Raikkonen recibieron serias instrucciones de los responsables de la Federación Internacional antes de acudir al podio de vencedores. No se guardó un minuto de silencio, como se había especulado al inicio de la prueba, en recuerdo de su Santidad el Papa Juan Pablo II, pero se decidió que no habría saltos ni muestras de júbilo en la entrega de trofeos por parte de las autoridades locales, además de incluir, por respeto a las creencias musulmanas, una bebida local gasificada, llamada Warrd hecha con dátiles y agua de rosas, en lugar del tradicional champán francés con el que se riegan los pilotos habitualmente después de las carreras. Pero si la Federación Internacional no se puso de acuerdo con los equipos para respetar la figura de Su Santidad de una forma especial, sí que lo hicieron los pilotos a modo personal. La mayoría mostró su hondo pesar por la pérdida de Juan Pablo II. Jarno Trulli, por ejemplo, lució un mensaje en su reluciente casco plateado, en el que se podía leer la frase: Gracias Papa El piloto nacido en Pescara tuvo también palabras llenas de emoción para Su Santidad en la conferencia de prensa oficial después de su espectacular segundo puesto: Era una persona muy especial y he creído que debía mostrarle mi respeto y admiración con un mensaje de recuerdo en estos momentos tan tristes y duros para todos los cristianos De la Rosa celebró su gran día con el quinto puesto y la vuelta rápida Lección de pundonor del catalán después de una salida poco brillante PEDRO FERMÍN FLORES MANAMA (BAHREIN) Expectación ante el regreso de Pedro Martínez de la Rosa a un Gran Premio. El español, seguido por millones de ojos- -fue el gran protagonista de la transmisión por televisión- -hizo lo que debía, pilotar lo mejor que supo a lo largo de las 57 vueltas en la oportunidad que le brindó McLaren después de la lesión de Juan Pablo Montoya. Con mucho esfuerzo, una pizca de fortuna, en forma de abandonos de varios de los pilotos que iban por delante, y la excelente estrategia de entrada a boxes planteada por Ron Dennis, el español borró la imagen que dio en una salida en la que, por su falta de costumbre fue adelantado por Raikkonen, su compañero, que antes de empezar la fiesta de Bahrein se había referido a él con palabras no especialmente amables: Por suerte, si tengo que salir por detrás de Pedro va a ser más fácil pasarle que hacerlo a Juan Pablo. Es más lento y por lo tanto un rival menos que tengo en cuenta Pedro de la Rosa sacó un buen rendimiento a su McLaren Un cohete en el desierto De la Rosa, que no entró al trapo de esas declaraciones, hizo su trabajo de forma profesional: Ha sido un gran día para mí comentó después de dejar su flecha de plata aparcada en el parque cerrado. Pude vencer en todas las batallas que tuve en la pista con Sato, Barrichello, Button y, finalmente, Webber, con el que me jugaba un puesto muy importante, al menos para mí, en la clasificación. Fue un trabajo duro de remontada después de una salida complicada en la que perdí algunas posiciones Y es que el coche del barcelonés fue en el último tercio de la carrera un auténtico cohete sobre el desierto árabe. Alcanzó velocidades punta superiores a los 337 kilómetros por hora. Quiero agradecer al equipo todo el trabajo que ha hecho para darme una máquina competitiva y eficaz, que ha ayudado AFP en el éxito obtenido resaltó De la Rosa. La efectividad de los MP 4- 20 quedaba de manifiesto en el apartado de velocidad ya que además de los 337,7 kilómetors por hora de la unidad del español, la del finlandés Raikkonen alcanzó los 333, muy por encima de los apenas 328 del Ferrari de Barrichello, 325 de Sato (BAR) y Webber (Williams) y los 323 del otro Honda (Button) que fueron las victimas de los buenos adelantamientos de De la Rosa. La remontada de Pedro Fisichella, muy afectado Otro que tuvo palabras de recuerdo hacia el Papa fue Michael Schumacher, que rememoró su último encuentro en el Vaticano el pasado 17 de enero cuando fue recibido en audiencia junto al resto de la escudería Ferrari, que lució un morro pintado de negro en señal de duelo: Es un momento muy triste para todos nosotros. Recuerdo de forma especial la gran motivación e ilusión que puso en las palabras que nos dedicó ese día Pero sin duda el piloto que mostró de forma más emotiva su recuerdo hacia el Papa fue el compañero de equipo de Alonso, Giancarlo Fisichella: Estoy muy triste. Confío en la gracia de Dios para que le ilumine allá donde se encuentre. Yo soy romano, vivo en Roma, soy cristiano y le he visto en varias ocasiones. Recuerdo especialmente una audiencia con todos los pilotos italianos a la que asistí con mi hija Carlota. Su Santidad la acarició y la besó, y tengo esa fotografía en el mejor rincón de mi corazón Parrilla: octavo. Primera vuelta: noveno. Segunda: décimo. Tercera: noveno (abandona Fisichella y gana un puesto) Duodécima: octavo (abandona Michael Schumacher y gana un puesto) Decimonovena: séptimo (Ralf Schumacher entra en boxes) Vigésima: noveno (comete un error y pierde dos posiciones) Vigésima tercera: entra a boxes. Vigésima cuarta: undécimo. Vigésima séptima: octavo (gana posiciones en pista el entras varios pilotos a boxes y por el abandono de Sato) Trigésima tercera: séptimo (primer adelantamiento a Button) Cuadragésima primera: sexto (adelanta a Barrichello) Cuadragésima cuarta: tercero (entradas a boxes de varios pilotos) Cuadragésima quinta; octavo (entra a boxes) Cuadragésima séptima: sexto (entran a boxes varios pilotos) Quincuagésima quinta: quinto (adelanta a Webber)