Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 4 4 2005 En la muerte de Juan Pablo II CONMOCIÓN MUNDIAL 33 tro recordó también la histórica visita del Sumo Pontífice e indicó que quedará grabada en la memoria de nuestra nación como un momento trascendental en las relaciones entre el Estado Vaticano y la República de Cuba En su mensaje también formula votos por el desarrollo de las relaciones entre el Vaticano y Cuba. China minimiza la muerte y Rusia le rinde tributo P. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. Si existe un lugar en el mundo donde todavía hay gente que no se ha enterado de la muerte del Papa, ése es China. Su gobierno optó por silenciarlo y por darle un contenido político remarcando dos principios para lograr la reanudación de relaciones. A saber, la ruptura de las relaciones entre la Santa Sede y Taiwán y un compromiso firme por parte del Vaticano de no interferencia en los asuntos internos y religiosos chinos. Los medios estatales han minimizado la noticia del fallecimiento del Pontífice hasta extremos realmente esperpénticos. De hecho, la agencia oficial de noticias Xinhua despachó tan histórica defunción en un teletipo de apenas doce líneas, mientras que las televisiones dedicaron breves comentarios. La respuesta oficial no impidió que numerosos fieles se congregaran en las iglesias católicas autorizadas. A pesar de la existencia de estos cultos oficiales, Retorno de la Iglesia a la televisión Su ministro de Asuntos Exteriores, Pérez Roque, anunció que los funerales del Papa tendrán una amplia cobertura en Cuba y que el Gobierno enviará una delegación de alto nivel al Vaticano, cuya composición todavía no se ha determinado. El ministro, incluso, no descartó que el arzobispo de La Habana, el cardenal Jaime Ortega, vuelva a tener un espacio en la televisión para dirigirse a los creyentes de la isla. La televisión cubana, controlada por el gobierno, sólo se ha abierto para la cúpula de la iglesia cubana en dos ocasiones: en enero de 1998 y anoche, cuando Ortega informó a los fieles de la gravedad del estado del Pontífice. Los fieles oraron desde que se conoció la muerte de Juan Pablo II. Bajo la presencia inusual de las banderas de toda la isla a media asta, centenares de fieles lanzaron sus plegarias por el Papa. A estas oraciones se unieron muchos turistas en La Habana y otras ciudades de la isla caribeña. Las tres jornadas de duelo oficial incluyen también la suspensión de todo tipo de actividades festivas y deportivas durante este período. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, en una audiencia con el Papa a finales de 2003 entre 4 y 12 millones de fieles deben ocultar su fe. Juan Pablo II no pudo cumplir con su sueño de visitar Moscú. Rusia, como China, mantuvo sus puertas cerradas para él. Pero en el país con la Iglesia ortodoxa más potente también hubo luto por el fallecimiento del Sumo Pontífice de la Iglesia católica. Toda una época está vinculada a su nombre dijo el presidente Vladimir Putin. De momento, no se sabe si para el sucesor de Karol Wojtyla estará abierto el camino hacia Moscú. El patriarca ortodoxo ruso Alexei II hizo referencia en su telegrama de condolencia a Roma tanto a las dificultades que existieron hasta ahora como a un posible acercamiento. Confío en que la nueva EPA época que comienza en la Iglesia católica romana renueve la relación de respeto mutuo y amor fraterno entre nuestras iglesias señaló, dejando espacio a diversas interpretaciones. El patriarca de 76 años siempre se resistió a una visita del Papa a Rusia. Acusaba al Vaticano de pretender convertir a los fieles ortodoxos.