Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 4 4 2005 En la muerte de Juan Pablo II EL FUTURO DE LA IGLESIA CATÓLICA 23 Cardenales electores y elegibles España cuenta con ocho cardenales, de los que seis son electores (menores de 80 años) y otros dos (Ángel Suquía y Antonio María Javierre) son eméritos. Éstas son las semblanzas de los purpurados españoles que pueden elegir y ser elegidos Papa en el próximo cónclave. Antonio María Rouco Varela. El cardenal arzobispo de Madrid, nacido en Villalba (Lugo) el 24 de agosto de 1936, es el principal de los papables de nuestro país. Ordenado sacerdote en 1959, fue consagrado obispo por Pablo VI en 1976. Auxiliar de Santiago, accedió a la titularidad de la archidiócesis en 1984. Desde 1994 es arzobispo de Madrid, y desde 1998, cardenal de la Iglesia católica. Fue presidente de la Conferencia Episcopal entre 1999 y 2005. Eduardo Martínez Somalo. El Camarlengo de la Iglesia católica (máximo cargo administrativo de la Santa Sede en el interregno) nació el 31 de marzo de 1927 en Baños del Río Tobía (Logroño) Ordenado sacerdote en 1950, fue creado cardenal en junio de 1988. Durante muchos años fue prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. Ha sido (y es) el español con más alto cargo en Roma durante el Pontificado de Juan Pablo II. Julián Herranz Casado. El hasta la fecha presidente del Pontificio Consejo de Interpretación de los Textos Legislativos (la práctica totalidad de los cargos de la Curia romana cesan en el momento en que fallece el Papa) nació el 31 de marzo de 1930 en Baena (Córdoba) Miembro del Opus Dei desde 1949, es doctor en Medicina y Derecho Canónico. Ordenado sacerdote en 1955, fue consagrado obispo en 1990. Nombrado cardenal en 2003. Carlos Amigo Vallejo. El cardenal de Sevilla nació el 23 de agosto de 1934 en Medina de Rioseco (Valladolid) Religioso franciscano, fue ordenado sacerdote en 1960. En 1973, con apenas 39 años, Pablo VI le convirtió en el arzobispo más joven de la Iglesia, siendo enviado a la diócesis de Tánger. En mayo de 1982 fue nombrado por Juan Pablo II arzobispo de Sevilla. La sede hispalense, que durante 200 años había sido sede cardenalicia, vio cómo su arzobispo era elevado a la púrpura en 2003, durante el mismo Consistorio que Julián Herranz. Ricardo María Carles Gordó. El arzobispo emérito de Barcelona nació el 24 de septiembre de 1926 en Valencia, ciudad donde fue ordenado en 1951. Elegido obispo de Tortosa en 1969, fue designado arzobispo metropolitano de Barcelona en 1990, cargo del que cesó, por edad, en 2004. Fue nombrado cardenal en noviembre de 2004. Francisco Álvarez Martínez. Arzobispo emérito de Toledo, monseñor Álvarez perderá su condición de elector el próximo 14 de julio, tras cumplir los 80 años de edad. Nacido en Oviedo, fue ordenado sacerdote en 1950. Pablo VI le nombró en 1973 obispo de Tarazona, pasando en 1976 a Calahorra. En 1989 llegó a Orihuela, y en 1995 ocupó la sede primada de Toledo. De izquierda a derecha, los cardenales Carles, Herranz, Amigo, Martínez Somalo, Rouco y Javierre, durante un encuentro en la embajada de España en Roma. Junto a ellos, Manuel Chaves y Javier Arenas EFE Seis cardenales españoles tomarán parte en la elección del nuevo Papa Me tiemblan las piernas ante el cónclave, dice el cardenal Amigo b Los purpurados de nuestro país parten hacia Roma para participar en los preparativos de la sucesión. Rouco y Amigo destacan la gran responsabilidad de elegir al Papa J. B. MADRID. Los ocho cardenales españoles- -seis de los cuales tendrán capacidad de voto en el próximo cónclave- -se encontrarán a lo largo del día de hoy a la Ciudad Eterna para participar en la primera congregación general tras la muerte de Juan Pablo II. En la misma, los 183 purpurados (117 menores de 80 años) decidirán, entre otras cuestiones, la fecha del funeral y entierro del Papa, así como el calendario de actividades que concluirán con la convocatoria del cónclave que elegirá al sucesor de Karol Wojtyla. Primeros en llegar Los primeros en llegar a Roma fueron los cardenales de Sevilla, Carlos Amigo, y Barcelona, Ricard María Carles, quienes se encontraron con los dos purpurados españoles de la Curia: el Camarlengo, Eduardo Martínez Somalo, y Julián Herranz. El resto (los electores Antonio María Rouco y Francisco Álvarez, y los eméritos Ángel Suquía y Antonio María Javierre) lo harán a primera hora de la mañana. Aunque la mayor parte de los cardenales no qui- so hacer declaraciones acerca del cónclave, Amigo sí manifestó que me tiemblan las piernas ante la responsabilidad de elegir a un nuevo Pontífice. Sobre Juan Pablo II, aseguró que España tiene un intercesor en el cielo En declaraciones a Punto Radio, el cardenal de Sevilla resaltó la figura del Papa, que no sólo ha sido relevante para los años que ha vivido, sino que nos ha dejado la despensa llena de documentos muy importantes, de gestos a favor de la paz, del encuentro entre unos y otros Sobre su Pontificado, afirmó que creo que ni ha sido tan excesivamente progresista en lo social, ni desde luego, tan retrasado en lo sexual, ni muchísimo menos Por su parte, el cardenal de Madrid, Antonio María Rouco, declaró que Juan Pablo II ha sido el Papa del Vaticano II. Fue el Papa que llevó a la Iglesia por el camino marcado por el Concilio, y se irá viendo con los años Para el purpurado, el Papa ha sido un gran defensor del hombre en su totalidad, viéndolo desde lo más hondo de lo que es, de su vocación, de su destino, de su experiencia viva. Ha sido de una enorme influencia para la Humanidad, y lo será también para el futuro. El Papa estuvo muy atento a la miseria, al dolor y al pecado, y nos presentó el modelo de Jesucristo, la imagen del hombre a través de la cual viene el consuelo, la misericordia, la bondad y el respeto a los demás Una gran responsabilidad Cuestionado sobre el cónclave, Rouco pidió dejar todas las especulaciones si bien reconoció sentir una gran responsabilidad. Se trata de elegir al que va a ser el Pastor de la Iglesia universal, el que va a ser el centro de la unidad, de la comunión en la Iglesia, el primer testigo del Evangelio. Todo eso obliga a actuar con un gran sentido de respuesta fiel a lo que uno, en conciencia, crea que Dios le pide Finalmente, el cardenal Carles pidió no hacer quinielas ante la sucesión del Papa, a quien calificó como un hombre excepcionalmente bueno en el tercer pontificado más largo de los 21 siglos de historia de la Iglesia No obstante, Carles destacó la gran responsabilidad de los 117 cardenales electores, quienes deben escoger a un hombre que ayudará al pueblo de Dios, formado por más de 1.100 millones de personas y señaló que cada uno de los candidatos tendrá un talante y una forma de actuar, pero todos hemos sido nombrados por Juan Pablo II. Además, un dicho romano dice que quien entra como Papa sale como cardenal Para Rouco, hay que actuar con un gran sentido de respuesta, fiel a lo que uno crea que Dios le pide