Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 4 4 2005 En la muerte de Juan Pablo II LA VIDA SIGUE EN EL VATICANO 19 de fieles, el prefecto de Roma pidió a los ciudadanos que no se acumulen al principio, pues dispondrán de tres o cuatro días con sus noches para visitarle antes de los funerales La constitución apostólica Universi Dominici Gregis promulgada en 1996 por el propio Juan Pablo II y que regula en detalle todo el periodo de Sede Vacante, dicta que el Papa debe recibir sepultura salvo razones especiales entre el cuarto y el sexto día posteriores a su fallecimiento. De manera que las fechas más probables para que se lleve a cabo el entierro son el viernes día ocho o el sábado día nueve. esperan discrepancias a la hora de establecer el calendario. La tumba: Roma o Polonia Los últimos predecesores de Juan Pablo II han sido enterrados en las Grutas Vaticanas, pero se trataba siempre de italianos. Karol Wojtyla podría recibir sepultura en la capilla polaca de las Doscientos mandatarios Para recibir simultáneamente a 200 mandatarios, incluido el presidente Bush y muchos otros jefes de Estado, serán necesarios los tres aeropuertos de Roma, lo cual implicará cerrar al menos parcialmente el de Fiumicino al tráfico de pasajeros. La colaboración entre el Vaticano y el Gobierno de Italia es muy estrecha, por lo que no se Los últimos predecesores del Pontífice han sido enterrados en las Grutas Vaticanas, pero eran siempre italianos Un elemento clave es el testamento del Papa, que puede haber dejado indicaciones muy claras sobre sus exequias Grutas Vaticanas, presidida por una imagen de la Virgen Negra de Czestochowa, o en la catedral de Cracovia, la ciudad donde pasó de estudiante universitario a obrero industrial bajo la ocupación alemana, seminarista clandestino, sacerdote, arzobispo y cardenal. El primer Papa del mundo entero ha sido, al mismo tiempo, un enamorado de su propio país, y tiene en el corazón el futuro del cristianismo en Polonia. Algunos compatriotas han llegado a pedirle que, si desea reposar en Roma, les envíe al menos el corazón a Cracovia. En las calles de muchas ciudades polacas se hace referencia a este aspecto desde la misma noche del sábado. El profundo amor que ha sentido Juan Pablo II por su patria natal es el motivo que ha llevado a muchos polacos a creer que el Pontífice ha podido dejar indicado en un testamento, del que se desconoce su existencia, alguna preferencia sobre el funeral y, particularmente, si deseaba que su corazón fuese enterrado en su Polonia natal. El cardenal Sodano, antes de la misa en memoria del Papa EPA El Camarlengo cierra los apartamentos del Pontífice AFP a AFP Capilla de la Virgen Negra de Czestochowa, en las Grutas Vaticanas, donde puede ser enterrado Juan Pablo II ABC