Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
110 DOMINGO 3 4 2005 ABC Economía La escasez de almacenamientos subterráneos de gas natural pone a prueba el sistema La Comisión de Energía pide que se consideren como prioritarias las nuevas infraestructuras de este tipo b La fuerte dependencia energética de nuestro país convierte a los almacenamientos subterráneos de gas en una pieza clave del sistema gasista español JAVIER GONZÁLEZ NAVARRO MADRID. El sector gasista, el organismo regulador y el Gobierno coinciden en destacar la importancia que tienen los almacenamientos subterráneos de gas natural porque dan equilibrio al sistema y garantizan el abastecimiento en situaciones extremas. Máxime cuando España ha de importar todo el gas que consume y sólo cuenta con dos almacenamientos subterráneos. Sin embargo, la reducida capacidad de almacenamiento subterráneo es uno de los problemas del sistema gasista español, tal y como recoge en uno de sus últimos informes la Comisión Nacional de Energía (CNE) Un ejemplo se vivió en marzo, cuando el temporal impidió la llegada de varios buques metaneros a Barcelona, Huelva y Sines (Portugal) lo que hizo que se pararan algunas centrales de ciclo combinado de gas. Este hecho, junto a la escasez de agua y de viento y a la desconexión de otras centrales de generación propició que REE tuviera que cortar el suministro eléctrico a dos centenares de industrias que cuentan con cláusula de interrumpibilidad. Asimismo, Enagás tuvo que cortar el suministro de gas a clientes con contratos interrumpibles el 13 de diciembre y el 9 de marzo por la disminución de gas disponible en el sistema. Infraestructura gasista en España La Coruña Ferrol Oviedo Santander Lugo Orense Zamora Burgos Bilbao Pamplona Serrablo Gaviota Gaviota y Serrablo Francia Lacq Perpiñán Gerona Barcelona Reus Gasoducto en funcionamiento Planta regasificación Gasoducto Magreb- Europa Planta regasificación en proyecto Futuro gasoducto Orán- Almería Huesca Zaragoza Yela Guadalajara Sariñena Castellón Sagunto Valencia Alicante Cartagena Almería Leiria Sines Cáceres MADRID Badajoz Córdoba Sevilla Jaén Murcia Huelva Cádiz Tánger Granada Málaga Tarifa Taza Orán El Arícha Mécheria Hassi R mel Almacenamiento subterráneo Almacenamiento en estudio El sistema gasista cuenta con sólo dos almacenamientos subterráneos de gas natural: Gaviota situado en el mar, frente a Bermeo, y Serrablo (Huesca) El primero de ellos es el más grande y tiene una capacidad equivalente a la carga de 15 buques metaneros. Se están estudiando otras localizaciones para instalar nuevos almacenamientos. Están en Yela (Guadalajara) Reus (Tarragona) y Seriñena (Huesca) La viabilidad de Yela se confirmará en las próximas semanas y está considerado como estratégico por su proximidad a Madrid, región con una fuerte demanda de gas. La Comisión de Energía afirma que existe una parálisis en el desarrollo de nuevos almacenamientos necesarios para afrontar situaciones de emergencia en el sistema El organismo regulador ha solicitado que se consideren como prioritarios los proyectos para estas instalaciones. mínimas también se suman las existencias de gas en los tanques, en los tubos y en los buques. En este caso, siempre que el barco esté en el puerto o a tres días de distancia. Los almacenamientos subterráneos suelen localizarse en antiguos yacimientos de gas natural y petróleo. El de Serrablo está en la provincia de Huesca y consta de dos pozos: Aurín y Jaca. Es propiedad de Enagás. Entre 1984 y 1989 fue un campo de gas explotado por Repsol. El de Gaviota está en el mar, frente a Bermeo, y es de Repsol YPF y de Murphy Eastern Oil. Fue un yacimiento de gas explotado entre 1986 y 1994, fecha en la que pasó a ser un almacenamiento subterráneo. Portugal Parálisis La Comisión Nacional de Energía afirma que existe una parálisis en la exploración, desarrollo y acondicionamiento de nuevos almacenamientos subterráneos, tan necesarios para afrontar situaciones de emergencia en el sistema gasista Esta parálisis contrasta con las nuevas instalaciones gasistas de transporte y regasificación puestas en marcha en 2004 y previstas para este año. La retribución en 2004 y 2005 para las actividades de transporte y regasificación han aumentado en 237 millones de euros, mientras que el incremento de la retribución para los almacenamientos subterráneos es de tan sólo 1,7 millones de euros. La CNE explica que el fuerte crecimiento esperado de la demanda de gas (un 17 para este año) requiere ser complementado con un desarrollo equivalente de la capacidad de almacenamiento, crecimiento que no se está produciendo en la actualidad, lo que puede agravar el déficit de capacidad de almacenamiento de nuestro sistema, teniendo en cuenta la dependencia externa de nuestros aprovisionamientos de gas Añade que igual de importante resulta la ampliación de la capacidad de inyección y, sobre todo, de extracción de los almacenamientos subterráneos, que permitan tener disponible el gas natural almacenado para hacer frente a las contingencias externas a nuestro sistema gasista Por ello, recomienda que en la próxima revisión de la planificación del sistema se consideren como prioritarios todos los proyectos de desarrollo de almacenamientos subterráneos El motivo fundamental por el que no existen más almacenamientos subterráneos es que estas infraestructuras requieren millonarias inversiones y largos periodos de tiempo de investiga- ción y desarrollo. Además, hasta el último día, por muchos estudios que se hayan hecho, no se sabe si el almacenamiento es útil subraya un portavoz de Enagás, compañía que gestiona los dos almacenamientos subterráneos que tenemos: Serrablo y Gaviota Existencias mínimas de seguridad Una de las funciones principales de los almacenamientos subterráneos de gas es el de garantizar unas existencias mínimas de seguridad que aseguren el suministro en el caso de que falle alguno de los aprovisionamientos. Las empresas transportistas y comercializadoras que operan en nuestro país están obligadas por ley a mantener unas existencias mínimas de seguridad que equivalen a 35 días de sus ventas firmes medias de los últimos 12 meses. Para computar las existencias Gas útil El gas que se almacena en estos yacimientos tiene tres partes: el operativo, el extraíble con medios mecánicos (ambos equivalen al gas útil) y el no extraíble. En Serrablo, el gas útil es de 9.013 GWh y el no extraíble de 3.257 GWh. En Gaviota el gas útil alcanza los 15.658 GWh- -equivale a la carga de 15 grandes buques metaneros- mientras que el no extraíble llega a los 13.196 GWh. Las previsiones de expansión de infraestructuras gasistas de almacenamientos subterráneos tienen, según los planes del Gobierno, cuatro líneas de trabajo: análisis de la viabilidad del acondicionamiento como almacenamiento subterráneo de antiguos yacimientos de gas o petróleo ya agotados, como Poseidón y Marismas (golfo de Cádiz) y Amposta (Tarragona) me- Viajes extras para el metanero más grande del mundo Iberdrola contrató hace unos días, como medida extraordinaria y de urgencia para paliar la situación de escasez de gas que vivía España entonces, dos cargamentos de gas que llegaron a las regasificadoras de Barcelona y Huelva en el buque Lalla Fatma N Soumer que es el metanero más grande que existe actualmente en el mundo. Cada cargamento es de 145.000 metros cúbicos de gas natural licuado (GNL) que equivale a 970 GWh, lo que permite atender las necesidades de una central de ciclo combinado de 400 MW durante unos dos meses. Esos cargamentos eran los números 211 y 212 de Iberdrola desde 2001 y los números 30 y 31 de los 120 que tiene previstos para este año. El metanero está fletado por la compañía estatal argelina Sonatrach.