Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 En la muerte de Juan Pablo II DOMINGO 3 4 2005 ABC EL MUNDO LLORA Rusia recordó el papel histórico de un Papa polaco Antes de conocer su muerte, centenares de católicos acudieron ayer por segundo día a la Catedral de la Virgen de la Inmaculada Concepción de Moscú para rezar por la salud de Juan Pablo II. Todos estamos preocupados por el estado del Santo Padre, pero como cristianos nos reunimos aquí para rezar por su salud declaró ayer el arzobispo de Moscú, Tadeusz Kondrus. Fervor religioso y serenidad en los santuarios de Lourdes La serenidad que mostraban ayer todos los peregrinos y responsables de santuarios en Lourdes no hacía más que destacar la sensación de calma horas antes de la muerte del Papa. Mientras los miles de peregrinos recorrían los lugares de la romería, los oficiantes recitaban los misterios luminosos una oración sacada de la homilía pronunciada por Juan Pablo II en su último peregrinaje a Lourdes. Judíos y musulmanes se unen a los cristianos en su respeto a Juan Pablo II Miles de católicos rezaron por su alma en todo el mundo b Por todos los rincones del planeta se recordó ayer la figura de Juan Pablo II. Líderes internacionales alabaron su labor Nunca se ha rezado tanto por el Papa, ni lo han hecho tantos durante tanto tiempo, en el Santo Sepulcro o en el Cenáculo de Jerusalén; en la Basílica de la Anunciación de Nazaret o en la Natividad de Belén. La Tierra Santa, la misma que Su Santidad pisó en el año 2000 junto a 200.000 peregrinos en un viaje histórico, se ha recogido en sí misma para seguir desde el dolor, el respeto y la solidaridad la enfermedad del Pontífice. Y ha comenzado a llorar en silencio al conocer su muerte entrada ya la noche lluviosa en Jerusalén. Un silencio ensordecedor, roto por las plegarias en voz baja de los fieles, que presidía el Santo Sepulcro, con más velas encendidas que nunca, con muchas lágrimas en muchas mejillas, con un abrazo no demasiado habitual entre todas las comunidades cristianas. Un abrazo al que se sumaron con serenidad los musulmanes y los judíos, quienes recordaron cómo el Pontífice trabajó a destajo para acercar lo más posible a las tres religiones monoteístas. El Papa fue un amigo de Israel y del judaísmo dijo en su honor el ministro hebreo del Interior, Ofer Pines- Paz, quien recordó cómo Juan Pablo II pidió perdón a los judíos en nombre de los católicos ante el Muro de las Lamentaciones en 2000. Una despedida que durará varios días con misas en todos los conventos de Tierra Un fiel mexicano muestra una imagen de Juan Pablo II Santa, como señaló el portavoz del Patriarcado Latino, Guillermo Shumali, quien declaró estar muy abatido por la muerte de un hombre que amaba al pueblo palestino e hizo todo lo posible por la paz en la región REUTERS Sacerdotes durante una misa oficiada, ayer, en Belén Abogado de la paz Me siento profundamente entristecido por la muerte del Papa Juan Pablo II. Aparte de su papel como guía espiritual de más de mil millones de hombres, mujeres y niños, fue un incansable abogado de la paz, un verdadero pionero en el diálogo entre las religiones y una poderosa fuerza en el crítico autoexamen de la misma Iglesia dijo ayer el secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, en una declaración en la que se evidenciaban paralelismos entre la búsqueda de la concordia en el mundo que compartían Karol Wojtyla y el secretario de una organización mucho más joven que la Iglesia católica, pero sumida en un acuciante escrutinio de sus flaquezas. Annan recordó que se ha entrevistado con el Papa en varias ocasiones durante los últimos años. Siempre me impresionaba su interés en que las Naciones Unidas se convirtieran, como él dijo en un discurso ante la Asamblea General en 1995, en un centro moral donde todas las naciones del mundo se sientan en casa y desarrollen una conciencia compartida de formar una familia de naciones El presidente de la República portuguesa, Jorge Sam- Desde Tierra Santa hubo ayer miles de oraciones por un Pontífice que rezó más de mil veces por ella El primer ministro de Portugal ha decretado tres días de luto nacional por la muerte del Santo Padre paio, presentó en nombre de la sociedad lusa las más sentidas condolencias a la Iglesia católica y agradeció los repetidos testimonios de afecto de Juan Pablo II hacia Portugal, principalmente a Fátima. El jefe de Estado luso, que estará presente en las ceremonias fúnebres, recordó la personalidad de Juan Pablo II, pastor fiel a un catolicismo activo y militante El primer ministro, José Sócrates, decretó tres días de luto nacional en Portugal por la muerte del Pontífice. El jefe del Ejecutivo destacó que lo que más marcó su pontificado fue su acción determinada de la buena tradición de la doctrina de la Iglesia, estando al lado de los pobres, de los desaparecidos Fátima vivió de forma muy