Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 2 4 2005 91 Los médicos del Chelsea, investigados por la Asociación Mundial Antodopaje por manipulación sanguínea Nadal vence a Ferrer por 6- 4 y 6- 3 y es el tercer español que alcanza la final del torneo de tenis de Cayo Vizcaíno Miguel Induráin- Abraham Olano Formaban equipo en el Mundial de Colombia 95. Olano rompió el pronóstico, atacó y ganó delante de Induráin. Ahí nació la rivalidad. Miguel- -cinco Tours, dos Giros- -inició su declive. Olano, su sustituto en Banesto, sí alcanzó la carrera que se le negó al navarro, la Vuelta (1998) Su relación quedó muy afectada. Severiano Ballesteros- José María Olazábal El esplendor de Seve en los ochenta coincidió con la aparición de su heredero, en la mitad de la década. El cántabro labró su leyenda con golpes de genio, cinco grandes (tres Open Británico y dos Masters) El guipuzcoano ha vivido entre éxitos (dos chaquetas verdes) y lesiones. No hubo amistad y sí choque de egos Pedro Martínez de la Rosa, al volante de su McLaren EPA Dos ciclistas, Bahamontes y Loroño, inauguraron la rivalidad entre dos personajes Los españoles Vallejo y Shirov optan a la sucesión en el trono que ha dejado vacante Garri Kasparov Rafael Nadal- Carlos Moyá. El nuevo icono del tenis español despliega potencia, vigor y entusiasmo casi juvenil. Ha empezado el año por las bravas (títulos consecutivos en México y Brasil) y llama a las puertas de la sucesión de la generación que encabeza Carlos Moyá, su alma gemela, casi su hermano mayor, mallorquín como él y guía espiritual en el circuito. Moyá y Nadal formaron la pareja letal que le dio a España su segunda Copa Davis en Sevilla. Joan Lino- Yago Lamela. Ambos aterrizaron de la mano en la final de longitud de los Juegos Olímpicos, pero Joan Lino ha dado el salto de calidad en los pasados Europeos de Madrid. El cubano nacionalizado español, hincha del Atlético de Madrid, selló su concurso con unos magníficos 8,37 que auguran un estimable margen de mejora. Yago Lamela, que acreditó unos fabulosos 8,56 en el Mundial de Maebashi (1999) lleva varios años a la deriva y a la espera de volver a ser quien en una temporada al aire libre que se presume apasionante con los Mundiales de Helsinki al fondo, del 6 al 14 de agosto. Patricia Moreno- Elena Gómez. El traspaso de poderes se produjo en Atenas 2004. Se anunciaba podio o proximidad al cajón de Elena Gómez, la reina de la gimnasia artística española, pero el resultado deparó una noticia. Fue la madrileña Patricia Moreno quien recogió metal. Con 15 años, conquistó el bronce en la final de suelo con el cuádruple giro, de 1440 grados, la primera mujer en la historia que lo ejecuta. Vallejo- Shirov. El ajedrez español vive a lomos de una pareja única. Vallejo tiene 22 años, es el número 18 en la clasificación mundial y al ojo clínico de los especialistas, no conoce sus límites. Campeón del mundo sub 18, se convirtió en gran maestro a los 16, antes que Kasparov, el mito del tablero. Alexei Shirov es un letón nacionalizado español que defiende el juego a la vieja usanza. Como todo artesano que se precie, ha alternado campeonatos espectaculares con citas mal enfocadas. Es el décimo jugador mundial a sus 22 años. Ahora que Kasparov ha abdicado en su trono, dos españoles cuentan para la herencia del monstruo de Bakú. Arantxa Sánchez Vicario- Conchita Martínez Guerrera y tenaz Arantxa, talento de hielo Conchita, dos estantartes en los noventa. Arantxa dejó huella en la tierra de Roland Garros- -tres títulos, 89, 94, 98, tres finales perdidas, 91, 95, 96- -ante Steffi Graf. Conchita, que sigue en activo, alcanzó la cumbre en Wimbledon (1994) Se llevan muy bien sin amistad José Manuel Abascal- José Luis González Orgulloso, desafiante González, con un gran final. Tenaz, paciente Abascal, mediofondista de largo recorrido. Ninguno se impuso. Abascal fue bronce en Los Angeles 84 y su rival, plata en el Mundial 87. Dos estilos sin química alguna