Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 2 4 2005 Internacional 29 El régimen chino elimina la ley que prohibía casarse a los universitarios Desde hace 50 años, las estudiantes se veían obligadas a abortar o a abandonar las clases b El trágico caso de una alumna de Doctorado que tuvo que abortar a los 30 años disparó el rechazo social a esta normativa, que ha acabado por ser abolida PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. Tras inmiscuirse durante medio siglo en los asuntos del corazón de millones de jóvenes, el Gobierno chino ha decidido finalmente abolir una polémica norma que prohibía casarse a los universitarios. Aunque la medida ha sido saludada por todos los colectivos estudiantiles, llega demasiado tarde para Xiao Yuan, una alumna que se vio obligada a abortar el año pasado para continuar con el curso de Doctorado que estaba realizando en la Universidad de Xi an. La trascendencia pública que ha obtenido su caso, fiel reflejo del drama sufrido por otras muchas mujeres, ha forzado al Ministerio de Educación a anunciar que dicha regulación será suprimida a partir del próximo mes de septiembre. Aunque tal prohibición no había sido promulgada como una ley, sí otorgaba desde hace 50 años a las universidades la potestad para impedir la presencia en las aulas de alumnos casados o con hijos con el propósito de que sus relaciones sentimentales no interfirieran en sus carreras. Por ese motivo, a Xiao Yuan, una licenciada universitaria que quería estudiar el Doctorado tras contraer matrimonio a los 30 años, no le quedó más remedio que sacrificar al bebé que estaba esperando para proseguir su formación académica. La directora del colegio me dijo que no podía acudir a clase embarazada, por lo que mis protestas y las de mi marido no sirvieron para nada y al final tuve que abortar explicó la joven. Con una edad mínima para casarse fijada en los 20 años para las féminas y los 22 para los varones, las parejas necesitaban hasta ahora la aprobación de las universidades para formalizar sus relaciones, una bendición que raramente conseguían. En este claro ejemplo de la intromisión del Estado en la vida privada de los individuos, las jóvenes tenían que elegir entre abandonar sus estudios y renunciar a su carrera o abortar. AP China: No a Japón en el Consejo de Seguridad ABC. Más de diez millones de chinos han firmado en internet contra el intento de Japón de entrar en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, cuya reforma se discute estos días. La oposición de los chinos se concentró en tres de los más importantes portales de internet en el país asiático: Sina, Sohu y Netease, según la agencia oficial Xinhua. La campaña contra la pretensión japonesa se trasladó ayer a las calles de Pekín. En la imagen, un hombre grita lemas contra Japón en el parque Chaoyang de la capital china.