Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 1 4 2005 97 Bisbal confirma su ruptura con Chenoa. Tras varias semanas de especulaciones, el cantante David Bisbal confirmó ayer en Caracas, donde prosigue su gira por Iberoamérica, que ha roto con Chenoa. La relación de la pareja, que se conoció en la primera edición de Operación Triunfo ha durado alrededor de tres años. Kate Moss, premiada por influir en la moda. La modelo británica recibirá un galardón especial por su influencia en la moda, durante la próxima ceremonia de entrega de premios del Consejo de Diseñadores de Moda estadounidense (CFDA) La gala se celebrará el 6 de junio, en la Biblioteca Pública de Nueva York. Alberto asume la regencia de Mónaco JUAN PEDRO QUIÑONERO ENVIADO ESPECIAL MÓNACO. Ante el estado estacionario en la gravedad extrema de su padre, Rainiero III, el príncipe Alberto asume oficialmente desde ayer la regencia de Mónaco. Sus poderes son casi absolutos para organizar la transición institucional. El Gobierno de Francia, potencia tutelar, y las princesas Carolina y Estefanía, han estado al margen de la decisión soberana del Consejo de la Corona. En un comunicado enviado en la tarde de ayer, Alberto declaró que asumirá con fuerza, convicción y pasión la plenitud de poderes soberanos en nombre de su padre. Soltero, a los 47 años cumplidos el pasado 14 de marzo, arrastrando con estoicismo una leyenda negra sobre su sexualidad íntima, el príncipe Alberto había asumido desde hacía tiempo las funciones de jefe de Estado en la sombra. Tras la agravación y estabilización de la lenta agonía de su padre, el príncipe heredero ha maniobrado en la línea recta de la tradición familiar: apoyándose en el Consejo de la Corona para afirmar su poder supremo. El Consejo de la Corona es una institución particular, integrada por siete miembros nombrados, por tres años, por el monarca soberano. Se trata, siempre, de notables monegascos fieles al príncipe. Históricamente, Rai- niero III se sirvió del Consejo para afirmar su independencia ante Francia, la potencia tutelar que propone un ministro de Estado que ejerce de jefe de Gobierno, tras ser aceptado y nombrado por el monarca reinante en Mónaco. Tras diez días de tensión dramática, el Consejo de la Corona hizo público un comunicado escueto: Ante la imposibilidad de SAS el Príncipe Rainiero de ejercer sus altas funciones, la regencia está asegurada por SAS el príncipe heredero, Alberto En una veintena de palabras, el Consejo recuerda con meridiana precisión que Alberto es el hombre fuerte. Como prevén las instituciones, sus hermanas quedan en un segundo plano. Francia, potencia tutelar, es invitada a aceptar sin tentaciones intervencionistas la sucesión anunciada con una regencia de imprevisible duración. Rainiero continúa internado en un estado crítico. Quizá sean inútiles todas las previsiones y pronósticos. Su agonía puede durar horas, días, quizá semanas, según algunos especialistas. La decisión de asumir el poder, casi absoluto, subraya la evidencia: el heredero entra en funciones como regente, para no continuar aplazando decisiones de Estado. Este fin de semana debía celebrarse en Mónaco una cumbre de parlamentos de pequeños Estados de Europa El Príncipe Alberto asumirá con fuerza, convicción y pasión sus poderes (Andorra, San Marino, Islandia, Liechtenstein, Malta y Luxemburgo) que fue el gran proyecto de Rainiero: crear un club de pequeños Estados, asociados para defender sus intereses y puntos de vista ante el imperio de la Unión Europea. Será el príncipe Alberto, que ya pronunció el discurso del ingreso de Mónaco en la ONU, en 1993, quien prosiga ese combate diplomático de largo aliento. Asumida oficialmente la regencia, Alberto culmina definitivamente el AP largo proceso de formación que ha durado casi treinta años. Deportivo olímpico, financiero formado en Wall Street, curtido desde niño en las sutilezas del gobierno paternalista de Mónaco, deberá comenzar por reorganizar el funcionamiento familiar y preparar la puesta en escena política y sentimental de una transición que comienza con la discreta organización de los próximos funerales de Estado y culminará con su entronización oficial. Vicente Amigo, capricho millonario ÁNGELES PEÑALVER GRANADA. Sólo alguien como el presidente de la multinacional coreana Samsung, Lee Kun- hee, se puede gastar 8.500 euros (un millón y medio de las extintas pesetas) en una cenita familiar para diez comensales. Lee Kun- hee, de 63 años, tampoco se inmutó al pagarle unos 20.000 euros- -más de tres millones y medio de pesetas- -al guitarrista cordobés Vicente Amigo por media hora de actuación. Son los caprichos de uno de los hombres más ricos del mundo, según la lista Forbes. La opulenta escena se produjo el miércoles en el restaurante Ruta del Veleta de Granada ante los atónitos camareros, quienes sirvieron con alegría varias botellas de vino Vega Sicilia Único Cosecha Especial de 1960, a unos 600 euros la botella. Ni cuando viene el Rey a comer se monta tanto lío declaró sorprendido Miguel Pedraza, propietario del local, Vicente Amigo cobró 20.000 euros por actuar en privado y durante media hora para el presidente de una multinacional coreana M. CUBERO quien alucinó con la decena de Mercedes de gran lujo, furgonetas blindadas y limusinas que aparcaron en su local mientras los coreanos deglutían sin parar un menú que incluía, entre otras exquisiteces, bogavante gallego a la vinagreta de trufa, paletilla de cordero al tomillo, merluza rellena de langostinos con espinacas y morito de chocolate caliente. La cosa no quedó ahí. Vicente Amigo y su mánager se pusieron flamencos ante las exigencias de los coreanos y amenazaron con no actuar. Entonces se contrató de urgencia a un guitarrista granadino, Luis Mariano, quien se fue con el bolsillo lleno y sin pegar un palo al agua después de que Amigo hiciera honor a su apellido y accediese a tocar la guitarra a pesar de los cambios de humor de los magnates, a los que acompañan más de 50 sirvientes. Anoche, los dueños de la Samsung anhelaban una actuación exclusiva de la bailaora Sara Baras, pero las negociaciones no llegaron a buen puerto. Hoy se contentarán con la juerga flamenca que les espera en el Alfonso XIII de Sevilla.