Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Cultura VIERNES 1 4 2005 ABC The Chemical Brothers encabezan la edición más física del Sónar b La XII edición del Festival de Ignacio Vidal- Folch publica una feroz sátira sobre la progresía nacional Afirma que el intelectual vive la contradicción entre sus sueños y ser un rentista acomodado b El autor presentó ayer Turistas El mundo de la música, contra el sida en el Festival 46664 b Desde la organización se rehúyen las críticas surgidas por la ausencia de figuras internacionales. No se trataba de hacer un despliegue similar al de Ciudad del Cabo afirman IGNACIO ABAD MADRID. El Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid se prepara para materializar el desarrollo, durante los próximos 29 y 30 de abril, y 1 de mayo, de la primera edición del Festival 46664. Estos cinco dígitos representan el número de celda que le fue asignado en la prisión de Robben Island al sudafricano Nelson Mandela, personaje que preside la Fundación que materializa el evento. La programación del festival, que fue presentada ayer en la SGAE, tiene su intención fijada en la loable tarea de recaudar fondos para la lucha contra el sida, y, para ello, ofrece cabida a diversos estilos musicales que, como el flamenco, el pop y la canción de autor, apuestan decididamente por el producto local. Desde la organización se rehuyen, sin embargo, las críticas surgidas por la ausencia de figuras internacionales, arguyendo que no se trataba de hacer un despliegue similar al de Ciudad del Cabo- -donde actuaron, entre otros, U 2, Annie Lennox o Queen- -y sí un programa con música local Brian May, guitarrista de Queen, compareció como embajador del festival y resaltó la importancia de que los músicos apoyen esta clase de iniciativas. Como estrellas del rock- -dijo- podemos hacer mucho ruido. Consideramos imprescindible que los gobiernos del mundo se comprometan con la lucha contra el sida El festival aún no tiene el cartel cerrado, pero ya han confirmado su presencia Antonio Carmona, El Cigala, Niña Pastori, Danza Invisible, Loquillo, Miguel Ríos, Presuntos Implicados, Jorge Drexler, Manolo García y el italiano Zucchero. Música Avanzada y Arte Multimedia, Sónar 2005, rendirá homenaje al locutor británico John Peel, fallecido el año pasado DAVID MORÁN BARCELONA. La presencia estelar de los británicos The Chemical Brothers podría hacer pensar lo contrario pero, una vez más, el Sónar ha vuelto a reorientar su brújula. Asumidos los cortocircuitos electrónicos, la encrucijada del pop y la densidad rítmica del hip hop, la XII edición del Festival de Música Avanzada y Arte Multimedia, que se celebrará en Barcelona los días 16, 17 y 18 de julio, cambia una vez más de rumbo para abrazar un retorno a lo orgánico y lo físico En la práctica, todo lo anterior sirve para decir que en Sónar 2005 convivirán adalides de la electrónica como Laurent Garnier, Jeff Mills, Ellen Allien y Richie Hawtin con bandas cuyo sonido entra de lleno en la experimentación con vistas al pop y al rock. Es el caso de las combativas Le Tigre, los explosivos LCD Sounsystem, los detallistas Mouse On Mars y Hood, los cristalinos To Rococo Rot o los históricos The Durruti Column, pieza clave del post- punk británico más retorcido y vanguardista. El uso de la voz desplaza también a los ingenios electrónicos gracias a la programación de artistas como la cantante de Moloko Roisin Murphy o a la nutrida flota de embajadores del hip hop encabezada por los neoyorquinos De La Soul, los vanguardistas Subtle y el surrealista Noah 23. Con The Chemical Brothers convertidos en gancho y el Auditori asumido como escenario para un concierto inaugural a cargo de Richie Hawtin, dj rupture, Deseone y la Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya (OBC) el Sónar rinde homenaje a John Peel, insigne locutor de la BBC. Relación de Turistas del ideal Destino, la Revolución: Renombradísimos intelectuales, escritores y artistas de la progresía occidental, especialmente española, acuden a Tierras Calientes, un país centroamericano, para apoyar la revolución que impulsa un guerrillero encapuchado, algo menos que subcomandante, pues le llaman Capitán. El elenco: Entre los protagonistas destacan un engolado y premiadísimo novelista portugués; un célebre autor de novelas policiacas, inventor del célebre detective Cóndor; un bailarín de flamenco aquejado de dos tumores, primero el capitalismo y luego la globalización un arrebatado cineasta norteamericano obsesionado con la muerte de Kennedy; un entusiasta escritor alemán, Hass; o un celebrado cantautor de voz resacosa que a lo mejor hasta escribe sonetos. conocidos escritores y artistas de nuestro progresismo de salón (que enmascara que somos los explotadores del mundo, los malos de la película como Manuel Vázquez Montalbán, José Saramago, Joaquín Sabina, Antonio Gades, Oliver Stone o Gunther Grass, por citar sólo a unos cuantos, Vidal- Folch afirma que todos ellos son personajes autónomos y no están relacionados con nadie en particular. El lector puede interpretar lo que le parezca En fin, a Vidal- Folch le trae al pairo las reacciones que pueda suscitar una desopilante novela que sobre todo habla del ego y el narcisismo de una casta que hoy es más numerosa y menos influyente que antes quizá porque ahora se llama intelectual a cualquiera que firma manifiestos, y que vive la contradicción entre sus sueños y el ser un rentista con más o menos liquidez del ideal novela en la que numerosos escritores y artistas van a Centroamérica a jalear la revolución de un guerrillero encapuchado TULIO DEMICHELI MADRID. Ignacio Vidal- Folch vuelve a la novela- -género que ya practicó en No se lo digas a nadie La libertad y La cabeza de plástico -con Turistas del ideal (Destino) que es la primera parte de una trilogía satírica sobre la sociedad española contemporánea, en la que afila su ironía contra la progresía intelectual y artística, y cuyas siguientes entregas se ocuparán del nacionalismo y de la corrupción y transcurrirán en Barcelona y en Madrid, respectivamente. Vidal- Folch afirmaba ayer al presentar la obra que escribe por vicio o por una ventolera que diría ValleInclán, y en este caso por la perplejidad que le ha causado siempre el hecho de que la clase que dice tener las cosas más claras, la clase intelectual sea tan ciega ante la realidad: Del ensueño revolucionario pasamos a lo kitsch A su juicio, el caso de Cuba es paradigmático de este turismo del ideal término que toma prestado de Joseph Brodsky, quien estaba harto de que los intelectuales europeos celebrararan con entusiasmo lo mal que funcionaban las cosas en la URSS y en sus satélites. Ahora, una larga lista de intelectuales españoles acaba de firmar una carta de apoyo a Cuba y en contra de la petición norteamericana de que la ONU condene la situación de los derechos humanos en la isla, cuando esa situación a ellos les resultaría intolerable en España Aunque no resulta difícil imaginar bajo las máscaras de sus personajes a