Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 1 4 2005 Sociedad 45 NUEVA REFORMA EDUCATIVA REACCIONES No pocos profesores consideran que, con tanto cambio, muchos chicos se encuentran un tanto perdidos A muchos estudiantes los cambios les llegan de lejos, distorsionados, y apenas se enteran por la televisión también todas, que no haya ninguna prueba para acceder a la Universidad El paso de las reformas no le afecta demasiado: A mí me da igual que cambie si lo es bueno para mí explica. No en vano, muchos de estos cambios a los estudiantes les llegan de lejos, con distorsiones, aunque algunos, como María, consiguen enterarse por la televisión, el periódico o por lo que nos explica la tutora Lo mismo opina Julia Romera, que estudia 4 curso de ESO en el colegio Santa María de la Providencia, de Alcalá de Henares, los alumnos no notamos mucho esos cambios de los que hablan asegura. Y eso, a pesar de que ha conocido la Logse, la LOCE y conocerá la LOE antes de acabar sus estudios. Fernando García, junto a su madre, Carmen Guaita, hace sus deberes escolares Repetición, asignaturas nuevas, itinearrios... sobre todo ello pasan de puntillas la mayoría de los escolares españoles, a pesar de que muchos han vivido- -en primera persona- -varias reformas educativas. Son alumnos en transición, en prácticas permanente, supeditados a los vaivenes políticos Pasan del debate educativo Aunque algunos alumnos sean conscientes de la repercusión que los cambios han tenido o pueden tener sobre su educación, para Emiliano Sánchez, profesor de Secundaria del instituto madrileño Arturo Soria, los estudiantes pasan olímpicamente del debate educativo y asumen los cambios sin preguntarse por qué A pesar de que Sánchez reconoce que, con tanto cambio, muchos chicos se encuentran un poco perdidos hace hincapié en el que, a su juicio, es el principal problema del sistema: La existencia de alumnos que no es que prefieran un sistema u otro, o las medidas que una ley u otra indroduce, sino los estudiantes que sencillamente no quieren aprender y les da igual lo que cambie. No son escolares bajo el sistema de la Logse, la LOCE o la LOE. Son objetores educativos La generación de las cuatro eles (Logse, Lopeg, LOCE y LOE) TEXTO: R. B. M. A. FOTO: DANIEL G. LÓPEZ MADRID. Fernando García está de acuerdo con las nuevas leyes Así, en general, con las futuras o con las que ya han ido llegando. A sus sólo 13 años intenta expresar su opinión sobre la reforma educativa. Se pone serio. Poco a poco va desgranando sus ideas sobre algunas de las medidas. ¿La repetición de curso? Le parece bien, una oportunidad para aprender de nuevo lo que no se ha conseguido. No es por tirarme flores- -explica con desparpajo- -pero se me dan bien los estudios y no he tenido que repetir, pero entiendo que otros compañeros con más dificultades para aprobar lo vean mal. Es fastidioso pero creo que es útil A pesar de que reconoce que los profesores no les suelen explicar nada, Fernando dice que está bastante informado de algunas cosas, sobre todo de las materias que va a tener que estudiar, que es lo que más nos afecta y nos puede preocupar No en vano, este pequeño cuenta con la suerte de que su madre, Carmen Guaita, fue maestra durante más de 25 años. Ella mantiene que las reformas afectan más a los profesores y que en el alumno se reflejan en sus resultados Como madre dice ser consciente de lo que cada reforma podría haber perjudicado a su hijo, pero aun así destaca la promoción automática, el gran error de la Logse que anuló la cultura del esfuerzo. Manuel Díez, un estudiante de 17 años del instituto madrileño Antonio López, asegura que la inestabilidad nunca es buena Ha vivido los cambios de las distintas reformas- -la LOE no le ha pillado por muy poco- -y considera que los políticos deberían tomárselo más en serio a la hora de poner en marcha una ley. Tendrían que buscar el consenso y evitar tantos cambios instituto sevillano Fernando de Herrera. No se ha visto nunca en la situación, pero sí tiene compañeros que suspenden y a los que, según ella, dejaría pasar de curso. Eso sí, si siguen suspendiendo y no recuperan en los exámenes extraordinarios, entonces que repitan De la reforma que propone el Gobierno le parece muy bien lo de la révalida Es decir, que se quite una prueba al final de Bachillerato, pero Fomentar la ignorancia La repetición de curso en 1 de Secundaria, que desterró la Logse, es una medida que Manuel nunca ha llegado a compartir. Se ha fomentado la ignorancia y un problema en el Bachillerato señala. Manuel no se ha beneficiado de la promoción automática porque nunca había suspendido hasta el pasado año- -una materia en 1 de Bachillerato, y ahora hay tres asignaturas que van por el mismo camino- La ESO es tan fácil que cuando llegas a una etapa en la que te exigen más todo se vuelve complicado. Entonces es cuando te das cuenta de las consencuencias de algunos de los cambios que introducen las reformas Si hay algo que María García tiene claro es que si no se repite, mejor. A sus trece años cursa 2 de ESO en el