Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional VIERNES 1 4 2005 ABC Supresión con un precedente La supresión del fondo de ayuda por fallecimiento que pretende llevar a cabo el Ministerio de Defensa y que, según algunos perjudicados, podría afectar a unos tres mil jubilados del Ejército del Aire tiene un antecedente. La Asociación Mutua Benéfica del Aire (AMBA) también ha sido eliminada de un plumazo, revirtiendo a sus beneficiarios poco menos de 80.000 de las antiguas pesetas, en lugar de las 380.000 que habían sido pactadas. La supresión del fondo significa que en lugar de los 3.600 euros establecidos, los afectados sólo podrán recuperar parte del dinero aunque no se les dice cuánto. Defensa deja sin fondo de ayuda por muerte a los jubilados del Ejército del Aire Lo considera inviable después de más de 30 años pagando las cuotas JOSÉ L. GARCÍA SEVILLA. El Ministerio de Defensa ha decidido de manera unilateral, sin consultar con los afectados, acabar con el fondo que desde hace más de tres décadas sostienen los miembros del Ejército del Aire para que, en caso de fallecimiento, sus viudas puedan recibir la cantidad de 3.600 euros (600.000 pesetas) Los afectados han conocido la decisión a través de un escrito en el que se justifica la medida por haberse producido una disminución de ingresos y un considerable aumento del total anual que Defensa tiene que abonar a las familias de los fallecidos, lo que supone, según los responsables de la Dirección de Asistencia al Personal, una perspectiva de déficit anual que no se pue- de compensar de ninguna manera y que da lugar a su inviabilidad económica Según se recoge en el escrito, que reproduce punto por punto la disposición aparecida en el Boletín de Defensa, una de las causas de la eliminación de este fondo es que no se producen nuevas incorporaciones al mismo, por lo que el número de afiliados disminuye continuamente sin que se vea posibilidad alguna de cambio, ya que la media de edad de los afiliados está proxima a los 70 años. Asimismo, argumenta Defensa que el fondo es deficitario, ya que los ingresos anuales por cuotas cubren la tercera parte de lo que hay que abonar a las familias. Este déficit será mayor cada año- -dice el Ministerio- perspectiva que no tiene visos de cambiar, por lo que se llegará a la imposibilidad de pago de las cantidades establecidas Dado que el fondo tiene actualmente una reserva de 1.800.000 euros, la opción que los responsables del mismo plantean es repartir el dinero existente de forma proporcional a lo abonado a lo largo de los años una solución, argumentan, que permite que todos los afiliados reciban parte del dinero que han entregado Sin dar más alternativa que la presentación de alegaciones, el Ministerio de Defensa anuncia que el fondo quedará extinguido el próximo día 1 de julio. Pésima gestión La decisión de los responsables del Ejército del Aire ha causado un profundo malestar en los jubilados de esta Arma, que, en caso de fallecimiento, consideraban garantizado el pago de las 600.000 pesetas acordadas a sus viudas. Al margen de otras consideraciones sobre la legalidad o no de la decisión de Defensa, alguno de los afectados se ha apresurado a plantear las correspondientes alegaciones a la resolución. Es el caso de Niceto Rodríguez, capitán del Ejército del Aire residente en Sevilla, que tacha de política la decisión de Defensa, a cuyos responsables acusa de haber incurrido en una pésima gestión y en una no menor pésima previsión, además de una deslealtad y negación de los compromisos adquiridos con los cotizantes al fondo. El escrito agrega que se produce una clara situación de indefensión de los afectados, además de una discriminación por razón de edad, lo que vulneraría el artículo 14 de la Constitución, además del 31 de la misma Carta Magna, ya que la decisión tomada para eliminar el fondo existente contiene alcance confiscatorio Como responsable directo de los hechos, Niceto Rodríguez señala al responsable de Defensa, el ministro José Bono, cuya dimisión solicita, al igual que la del general jefe del Estado Mayor del Aire y el general jefe del Mando de Personal, para no dañar el buen nombre del Ejército del Aire, así como el de sus antecesores que crearon este Socorro