Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 31 3 2005 51 Cultura y espectáculos Israel se cuestiona la exhibición de la película El hundimiento sobre los últimos días de Hitler Ayuntamiento y Comunidad de Madrid comprarán la casa de Aleixandre si Cultura también paga El precio alcanzaría varios millones de euros y sería costeado a partes iguales por las tres instituciones b Mientras Carmen Calvo visitaba ayer en Segovia la casa museo de Machado, en Madrid, la propuesta socialista de recuperar la Casa de la Poesía de Aleixandre está ahora en el tejado de la ministra del PSOE SARA MEDIALDEA ANTONIO ASTORGA MADRID. El futuro de Velintonia, 3, la casa madrileña del poeta y premio Nobel Vicente Aleixandre, sigue en el aire. El Gobierno municipal no aprobó ayer la propuesta del PSOE para que se hiciera cargo, junto con la Comunidad de Madrid, de esta propiedad, la adquiriera y restaurara y convirtiera en sede de la Fundación dedicada al autor de La destrucción o el amor La concejal de las Artes, Alicia Moreno, propuso estudiar durante abril la medida y llevarla a cabo si las tres Administraciones se suman y corren con los gastos a partes iguales. Una solución que no convenció ni a la oposición ni a la Comisión de Amigos de Vicente Aleixandre. Es una vergüenza se escuchaba entre las filas socialistas, cuando Alicia Moreno se deshizo en elogios sobre el poeta y su obra para, a continuación, señalar que su casa de Velintonia, 3, no podría adquirirse por las interrogantes que se cernían sobre la operación. La concejal de Ruiz- Gallardón reconoció que aquella casa fue el hogar de la poesía por el que pasaron varias generaciones de poetas del siglo XX. Pero rechazó acordar con el Gobierno regional su adquisición porque tenía dudas sobre a quién correspondía la propiedad de la finca, si ésta tenía intención de venderla, en qué precio lo haría o si querría cederla, y qué opinaba del asunto Cultura. Carmen Calvo posa junto a la cama de Antonio Machado, durante la visita que realizó ayer a la casa- museo que Segovia dedicó al poeta sevillano, paisano por cierto de Vicente Aleixandre des futuras Rosa León emplazó al Gobierno municipal a estudiar la propuesta durante un mes, para volver a discutirla sin tanta premura a lo que Alicia Moreno asintió. EFE EL POETA (SÍ) SE ACUERDA DE SU VIDA JESÚS GARCÍA CALERO La heredera, dispuesta a dialogar ABC se puso en contacto en el Gobierno regional para saber si tenía intención de colaborar en la compra de la casa de Aleixandre. En este sentido, fuentes de la Comunidad de Madrid subrayaron a este periódico que la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, quiso comprar la casa de Velintonia, 3, para convertirla en centro de poesía cuando ella era ministra de Cultura en el Gobierno de Aznar, en torno al año 1998. Pero había un inquilino dentro y no se pudo culminar la operación explicaron. Las citadas fuentes aseguraron a ABC que la Comunidad va a crear en Getafe un gran centro de poesía española del siglo XX, pero eso no quita para que la Comunidad de Madrid colabore a tres bandas- -Ayuntamiento, Ministerio de Cultura y Comunidad- -en la compra de la casa de Vicente Aleixandre La principal heredera de Vicente Aleixandre, María Amaya Aleixandre de Artiñano, declaró a ABC que está dispuesta a dialogar si se formaliza el acuerdo tripartito: Aunque el compromiso no es firme, yo esperaba que nuestro alcalde se hubiera comprome- Aguirre quiere colaborar Dudas que le resolvió la concejal socialista Rosa León: Ustedes son del PP, como Esperanza Aguirre, que en 1995, cuando era concejal de Cultura, se comprometió a que el Ayuntamiento comprara la casa. Salvo que sean ustedes de otro PP Sobre el precio, apuntó: Puede hablar con la dueña de los tres quintos de la casa, está aquí Sobre la posibilidad de que la ceda, como sugirió el consejero regional de Cultura, Santiago Fisas hace unos días, León devolvió el ruego. ¿Por qué no cede él una casa de su propiedad para utilizarla como Centro de cultura catalana? Rosa León aseguró que Cultura no tiene ya competencias sobre fundaciones porque están transferidas a las comunidades autónomas, pero se han comprometido a facilitar 40.000 libros para la casa y a subvencionar las activida- erdonadme: he dormido. Y dormir no es vivir. Paz a los hombres Aún podría Aleixandre decirle estas palabras a nuestros políticos, por el olvido o la desidia que han mantenido en barbecho su casa y su memoria. Desde la sombra de algún paraíso, tantos años después, don Vicente podría increpar con esos versos a nuestras instituciones, para que cumplan su palabra y realicen el proyecto que la obra de nuestro Nobel merece: Vivir no es suspirar o presentir palabras que aún nos vivan. ¿Vivir en ellas? Las palabras mueren. Bellas son al sonar, mas nunca duran. Así esta noche clara. Ayer cuando la aurora o cuando el día cumplido estira el rayo final, ya en tu rostro acaso. Con tu pincel de luz cierra tus ojos. Duerme. La noche es larga, pero ya ha pasado Ojalá, don Vicente, haya pasado, ojalá. P tido más. Estoy dispuesta a pactar, pero me hubiera gustado ver más entusiasmo por parte de Ruiz- Gallardón. Esperaré hasta que me digan algo Alejandro Sanz, portavoz de la Comisión de Amigos de Vicente Aleixandre, -que enviará una carta a la Academia Nobel de Suecia para denunciar cómo se trata en Madrid a sus premiados -también salió decepcionado del debate sobre Aleixandre: Esperaba de este Ayuntamiento tres cosas: sensibilidad cultural, voluntad política e interés ¿Cómo valora que ahora la pelota esté en el tejado de la ministra Calvo? Parece ser, explica Sanz a ABC, que el Ministerio no puede adquirir ninguna casa, ya que esa competencia se transfirió a las Comunidades Autónomas, según le informó el director general del Libro, Rogelio Blanco, cuando la Comisión de Amigos de Aleixandre se dirigió a Cultura. Medios al alcance del Ministerio Lo que Rogelio Blanco no ha tenido en cuenta, según ha sabido ABC, es que el Ministerio de Cultura sí cuenta con medios a su alcance- -al margen del capítulo 6 de inversiones- -para poder participar en la operación de compra de la casa: bien a través de la Gerencia de Infraestructuras, bien a través de Hacienda y Patrimonio del Estado. Ambos pueden ponerse en marcha si existe voluntad política.