Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 31 3 2005 Sociedad 49 Comunicación Caffarel anuncia en el Congreso que TVE planea una serie sobre la Guerra Civil y la represión franquista La responsable de RTVE dice que es una apuesta decidida por evitar que se borre una memoria colectiva b Asegura que la crisis de audien- cia del Ente público no es alarmante y la justifica en la agresividad de la oferta de las privadas, estrenos de programas fallidos y errores de programación debidos a la transición en la cadena F. ÁLVAREZ MADRID. Televisión Española está dispuesta a poner su granito de arena en el proceso de interpretación del franquismo abierto por el Gobierno. La directora general de RTVE, Carmen Caffarel, anunció ayer en el Congreso que la cadena estatal tiene el deseo de ofrecer una serie de cinco capítulos sobre la Guerra Civil y la represión franquista durante la posguerra. El documental, todavía en fase de valoración, llevará el nombre de Memoria recobrada y estará coproducido por la propia TVE y la productora Argonauta. Así se escribe la Historia Julio Llamazares. Escritor leonés. Será el guionista y presentador del capítulo dedicado a los guerrilleros antifranquistas (el maquis) Juan Madrid. Licenciado en Historia y escritor de novela negra. Será el guionista y presentador del capítulo dedicado a la huida de la población civil de Málaga. Luis Pastor. Cantautor protesta. Su trabajo más reciente, de mediados de 2004, se titula Pásalo Será el guionista y presentador del capítulo dedicado a la posguerra en Extremadura. Manuel Rivas. Escritor gallego. Uno de los principales valedores de la plataforma Nunca Mais y de la plataforma de la Cultura Contra la Guerra. Será el guionista y presentador del capítulo dedicado a la posguerra en Galicia. Pedro Guerra. Cantautor canario. Será el guionista y presentador del capítulo dedicado a la posguerra en Canarias. dad de la oferta de las privadas, factores internos como el estreno de programas fallidos y errores de programación debidos a la transición en la dirección de la cadena. Por su parte, la diputada del PP Macarena Montesinos denunció la incompetencia de Carmen Caffarel, para alcanzar marcas insólitas de audiencia y fracasos consecutivos. En su réplica, Caffarel reiteró que su objetivo es situar a TVE en la mejor situación posible lo que significa articular una serie de medidas para posicionar a la Primera como cadena familiar que se pueda sintonizar a cualquier hora y día con contenidos agradables y limpios así como mejorar los resultados de La 2 Para las nuevas generaciones Aún reciente la polémica después de que se descabalgaran por sorpresa las estatuas de Franco, y en pleno debate sobre el futuro del Valle de los Caídos, Caffarel explicó que, con esta iniciativa y otras emisiones realizadas por Televisión Española desde que ocupa su Dirección General, se configura una apuesta decidida por evitar que se borre una memoria colectiva que deben conocer las nuevas generaciones La directora general respondió así a la pregunta de la diputada de Izquierda Verde (IU- ICV) Isaura Navarro, quien le pidió su opinión sobre el contenido de los capítulos emitidos a principios de marzo en la serie Memoria de España en los que se afirmaba que en los dos bandos existió idéntica represión Carmen Caffarel, ayer, durante su comparecencia parlamentaria riencia colectiva En la Comisión de control parlamentario también se preguntó a Caffarel por la crisis de audiencia que atraviesa la cadena pública y los motivos de su justificación. La directora general salió al paso argumen- EFE tando que la Primera y La 2 siguen siendo en su conjunto el operador de televisión más visto en España tres puntos por delante de Telecinco y cuatro respecto a Antena 3, y explicó la pérdida de audiencia en la agresivi- Desacuerdo con Memoria de España La responsable de RTVE reconoció que ha recibido numerosas muestras de desaprobación en esta dirección y aseguró que comprende personalmente su desacuerdo Sin embargo, dijo que cuando llegó a la cadena el proyecto de Memoria de España estaba en marcha y contaba con un equipo asesor de cuatro historiadores de prestigio junto con su coordinador, Fernando García de Cortázar. Y opté por no interferir en un trabajo con un alto nivel profesional, más allá de aquellos puntuales aspectos que pudieran ser discutibles aclaró. En cualquier caso, consideró que en Memoria de España se ha transmitido una visión claramente favorable a la democracia y a los valores constitucionales y se mostró partidaria de mantener y proteger la memoria histórica, la conciencia de nuestra expe- SIN AJUSTES DE CUENTAS FERNANDO GARCÍA DE CORTÁZAR Historiador y coordinador de la serie Memoria de España e sorprende la humildad de la directora general de RTVE, que en vez de felicitarse por el éxito de Memoria de España uno de los poquísimos programas que se ha salvado de la hecatombe del Ente, parezca dar razón a las críticas de la diputada de IU sobre la represión de la Guerra Civil. Para completar su información le puedo hacer llegar las críticas que la serie ha recibido de los franquistas, por si también quiere solidarizarse con ellos. Dejemos la historia a los historiadores que llevan ya más de treinta M años estudiando en libertad el franquismo y la Guerra Civil y salvémosla de la refriega política. Y no estaría mal mantener el espíritu de la Transición, que, como se ve, los socios del actual Gobierno quieren torpedear a toda costa. La manipulación de la historia se repite, y se olvida hoy que el odio reventó tanto en Badajoz como en Paracuellos y que los campos de España fueron removidos con la sangre de todos. El derecho a recordar no figura en el elenco de los derechos humanos, pero hoy más que nunca es necesario ponerlo en práctica ante las caceroladas que meten ruido pero no aportan rayo alguno de luz. La Guerra Civil es ya Historia y no debe ser interpretada en términos de condena anacrónica de quienes aún no habían nacido. Si en los años de la dictadura las generaciones crecieron pensando que la guerra de 1936 había sido la batalla de la moral contra el crimen, hoy los jóvenes escuchan que fue un combate entre buenos y malos. Adoctrinados por los mensajes políticos, muchos españoles siguen observando los estereotipos de la guerra a través del catalejo de Franco pero al revés. Hoy sabemos que una mayoría de la población se vio desbordada por el extremismo de aquellas dos Españas divididas y que en el bando republicano no todos eran, ni mucho menos, demócratas, ni defensores de la libertad. A Stalin el hecho de oponerse a los nazis no lo convirtió en demócrata. Los historiadores debemos seguir investigando no para que los vivos seamos ventrílocuos de los muertos, sino para deshacer las mitologías del pasado en las que suelen basarse algunas ideologías, para ser capaces de hablar con voces no condenadas al eco de la estupidez o del ajuste de cuentas.