Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 31 3 2005 Nacional 19 DIVISIÓN EN LA JUDICATURA JOSÉ ANTONIO MARTÍN PALLÍN Magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo No estamos valorando los criterios de mérito y capacidad Hace dos semanas, Martín Pallín, que aspiraba a la Presidencia de la Sala Penal del Supremo, denunciaba sentirse objeto de un intercambio de cromos en el CGPJ y alertaba de las dilaciones en los nombramientos de magistrados. Un día antes del Pleno renunció a su objetivo TEXTO: NATI VILLANUEVA José Antonio Martín Pallín -Las negociaciones y las conversaciones en los pasillos han existido siempre en el CGPJ, ¿por qué denuncia usted ahora los dimes y diretes como usted mismo los calificó? -Es cierto que es un problema que viene de atrás y que he denunciado en otras ocasiones en las que no he sido candidato. Creo que ahora tenía más legitimación para hacerlo. En definitiva, no se puede supeditar un nombramiento a la condición insuperable de que el sustituto tenga que ser necesariamente una persona o de signo contrario o que compense ese nombramiento, porque así no estamos valorando los criterios de mérito y capacidad. ¿Cómo valora la reforma de la Ley del Poder Judicial? -En cuestión de votaciones creo que es un llamamiento a la responsabilidad institucional de las personas que han sido elegidas al fin y al cabo con el voto de la soberanía popular. Si se carece de este sentido de responsabilidad institucional hay dos alternativas: o solventar la situación o dimitir. -Hay quien cree que renunció a presidir la Sala Penal con una pataleta porque sabía que no sería elegido... -Difícilmente voy a poder convencer a los que tengan un prejuicio establecido. Tanto mi petición como cualquier otra que se produzca en el Supremo se pueden aceptar o denegar, pero nunca condicionar a un intercambio con otras personas que no tiene nada que ver con la Presidencia, por ejemplo, de la Sala Segunda. -Parece que el escrito que presentó ante el CGPJ en el que denunciaba el intercambio de cromos en el CGPJ ha reabierto la brecha en el órgano de gobierno de los jueces... -Se ha llegado a una situación que no tiene ningún sentido ignorar y que sería suicida no corregir. Punto y final. ¿Qué medidas se pueden tomar? -El sentido de responsabilidad institucional de los miembros del CGPJ, la necesidad de transparencia que tienen todos los poderes respecto a los ciudadanos y la posibilidad de que las deliberaciones y discusiones se hagan motivada y públicamente puede ser un primer correctivo. Quizá haya otros, pero no es el momento de apuntarlos. ¿Cree que hay relación causa- efecto entre su escrito de denuncia y la inclusión en el orden del día de ayer de los nombramientos? -No lo sé. Eso habría que preguntárselo al presidente, que es el que tiene la facultad, según la ley, para incluir cuestiones en el orden del día. ¿Usted está de acuerdo con la mayoría de tres quintos? -Sí, por supuesto, la prueba es que antes se utilizó para nombrar a dos magistrados del Tribunal Constitucional y no ha habido ningún problema. ¿No le parece peligroso que esta mayoría pueda dar a la ciudadanía la imagen de que ningún candidato reúne el mérito suficiente? -Si tiene una cierta cercanía y un sentido de lo que deben ser las instituciones democráticas verá que el problema es más de quienes eligen que de los candidatos.