Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Sociedad MIÉRCOLES 30 3 2005 ABC El Papa podría regresar al Gemelli la próxima semana b Su calendario de trabajo está por primera vez vacío, mientras el dolor por su incapacidad de hablar el pasado domingo siembra la inquietud por la falta de mejoría JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. Juan Pablo II podría regresar al hospital Gemelli la próxima semana para una serie de reconocimientos que no es posible hacer en el Vaticano, según informó ayer el Corriere della Sera que citaba un TAC de los pulmones entre los análisis que interesan a los médicos. El calendario de trabajo del Papa está, por primera vez, completamente vacío, mientras el dolor por su incapacidad de hablar el pasado Domingo de Ramos da paso a la inquietud por la falta de mejoría en su convalecencia. El Papa intentará asomarse a su ventana hoy a las once para saludar a los peregrinos. Pero es probable que la cita tenga que ser cancelada como sucedió el lunes. Las cámaras de la televisión vaticana estaban preparadas, pero recibieron la orden de retirarse media hora antes del rezo del Regina Coeli La escena de dolor e incapacidad del Papa el Domingo de Pascua, cuando no pudo pronunciar la bendición Urbi et Orbi propinó un mazazo al optimismo oficial del Vaticano, que no ha facilitado ninguna información sobre la salud del Papa desde el 13 de febrero, limitándose a filtraciones interesadas para dar sensación de normalidad. Para la maquinaria de la Curia, todo va siempre muy bien, y en esa línea, el anciano médico de cabecera del Papa, Renato Buzzonetti, de 81 años, manifestó a un diario romano que estamos razonablemente tranquilos sobre el desarrollo del postoperatorio Su valoración es contraria a la realidad visible pues el Santo Padre se encontraba a todas luces mejor el 13 de febrero, cuando salió del Gemelli, que en estos momentos. El científico, ayer, durante su intervención en la Universidad de Cambridge ABC Stephen Hawking: Yo lo he tenido más fácil que Don Quijote El científico inaugurará la entrega de los premios Príncipe de Asturias Hawking abrirá las celebraciones conmemorativas del 25 aniversario de los premios y presentará su nuevo libro de divulgación EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL CAMBRIDGE. ¿Un Quijote en perpetua lucha contra la adversidad? Stephen Hawking no se ve a sí mismo como el genio de la Mancha, en un continuado esfuerzo por superar los impedimentos que supone su esclerosis lateral amiotrófica, que obliga al célebre científico, una de las mentes más lúcidas de la física moderna, a permanecer inmóvil en su silla de ruedas con el tacto de un par de dedos como única comunicación con el mundo. Pienso que es exagerado, yo lo he tenido fácil asegura sorprendentemente, después de pasarse un cuarto de hora para escribir esa pequeña frase, eligiendo las palabras y expresiones que aparecen en la pantalla del ordenador acoplado a su silla, en respuesta a la pregunta de si cabe compararlo con Don Quijote. Ni un Quijote, ni un Einstein. Comprende que se le presente como un icono de la ciencia actual, porque hoy en día la sociedad necesita idolatrar ciertas figuras, pero advierte: Mi ambición ha sido entender el universo, no ser famoso. A causa de mi silla de ruedas, es imposible para mi viajar de incógnito. La gente quiere un héroe de la ciencia, como fue Einstein. Me cuadra el estereotipo de genio minusválido, claramente en lo que a minusvalía se b El próximo 12 de abril, Un honor volver a Oviedo Stephen Hawking abrirá con una conferencia el 12 de abril en Oviedo la celebración del 25 aniversario de los Premios Príncipe de Asturias. Al día siguiente presentará su nuevo libro, Brevísima historia del tiempo que aparece antes en castellano que en inglés, para coincidir con el jubileo de los Premios, que él mismo recibió en 1989. Fue un gran honor recibirlo, fue bueno para mi renombre mundial afirma el profesor, que valora el galardón porque representa mi deseo de ayudar a la gente normal a aprender algo de las actuales teorías más importantes sobre el cosmos El director de la Fundación Premios Príncipe de Asturias, Graciano García, le expresó el profundo agradecimiento e ilusión con que la entidad ha acogido la aceptación de Hawking pendencias que utiliza en el Departamento de Matemáticas Aplicadas y Física Teórica de Cambridge. En esta Universidad ocupa la cátedra Laucasiana, la misma que dirigió Isaac Newton. La deferencia responde al agradecimiento a España por la distinción de haber sido elegido para abrir el próximo 12 de abril en Oviedo las celebraciones del 25 aniversario de los Premios Príncipe de Asturias. Hawking tiene 63 años y lleva más de cuarenta con su enfermedad. En 1988 publicó su libro Historia del tiempo con su revolucionaria teoría sobre la emisión de calor- -la radiación Hawking- -de los agujeros negros. Ahora anda detrás de intentar formular una teoría global que explique todo el Universo, y viene a admitir que eso sí que tiene algo de quijotesco. Mejor equilibrio alimenticio Antes de Semana Santa, el jefe del equipo médico del Gemelli, Rodolfo Proietti, descartó un inminente regreso al hospital que, en cambio, podría tener lugar en los próximos días. Aparte del TAC pulmonar, los médicos tienen que lograr un mejor equilibrio alimenticio que compense la dificultad del Papa para deglutir. En las dos últimas semanas el Santo Padre ha sufrido anemia y reacciones negativas al suministro de hierro destinado a corregirla. Para mayor molestia, además de la cánula respiratoria en la tráquea, ha tenido que mantener la aguja en el dorso de su mano derecha para la alimentación y medicación por gotero. La teoría M Mucha gente, y yo mismo, habíamos confiado en que pronto encontaríamos una teoría última que nos capacitara predecir todo en el Universo. Ahora tenemos una firme candidata, que es la teoría M. Sin embargo, no es una única teoría, sino un conjunto de ellas que son diferentes aproximaciones. Puede que nunca lleguemos al final de nuestra búsqueda para una completa comprensión del Universo afirma. Lejos de verlo como una derrota, lo considera un continuo reto para el intelecto humano. Después de encontrar la teoría definitiva- -dice la voz del ordenador mientras Hawking sonríe- la ciencia sería aburrida, como subir montañas después de haber coronado el Everest refiere. Pero no soy un genio como Einstein fue Respuesta tan larga la da Hawking de corrido, accionando en su ordenador un texto que ha escrito previamente y que pronuncia una voz sintetizada. Así responde a una de las repuestas que periodistas españoles le hemos hecho llegar previamente, como anticipo del encuentro mantenido ayer en las de-